Monterrey

Defienden OSC´s e IP a organismos autónomos

El exhorto fue realizado por dirigentes de 22 organismos de la sociedad civil y de Cámaras empresariales, así como por 52 ciudadanos a título personal.

Organizaciones de la sociedad civil, ciudadanos a título personal y Cámaras empresariales de la entidad, manifestaron su rechazo a la intención de eliminar los órganos autónomos y regresar sus funciones a las Secretarías del Gobierno Federal.

"Los órganos constitucionalmente autónomos juegan un papel fundamental para la democracia, al ser un contrapeso a la acción de los poderes públicos", señalaron las organizaciones de la sociedad civil de Nuevo León.

Entre estas se encuentran el Consejo Cívico, la Cámara de la Industria de la Transformación de Nuevo León, la Cámara de Comercio de Monterrey, Coparmex NL y la Barra Mexicana Colegio de Abogados Capítulo Nuevo León.

Exhortaron al Congreso de la Unión, a diputados federales y senadores, a rechazar la propuesta de eliminación de los órganos autónomos, y al presidente de la República, a privilegiar la vía del análisis orientado a reformas y mejoras, sin restarle autonomía a estos contrapesos.

El exhorto fue realizado por dirigentes de 22 organismos de la sociedad civil y de Cámaras empresariales, así como por 52 ciudadanos a título personal.

En lugar de desaparecer estos organismos, solicitaron auditar y evitar excesos y abusos de esta autonomía.

"Es necesario siempre auditar y vigilar el buen funcionamiento de los organismos autónomos para evitar irregularidades, parcialidades o malos manejos. La ciudadanía no debe permitir excesos y abusos de esta autonomía, sino exigir resultados y que siempre refrenden el valor que aportan a nuestra democracia".

Afirmaron que la solución más sencilla para corregir errores nunca será la eliminación de estos órganos, ya que las cosas serían mucho peor de no contar con ellos.

A lo largo de los últimos 30 años, y fruto de un reclamo de la sociedad civil mexicana, se fueron creando órganos autónomos en México, para atender temas en los cuales el gobierno no podía seguir siendo juez y parte.

El ejemplo emblemático de esta transformación fue la creación del IFE, ahora INE, para gestionar las elecciones en México.

"La experiencia vivida en México por 70 años nos ha demostrado de sobra que las elecciones no pueden ser manejadas por el Gobierno en turno", argumentaron, en defensa del Instituto Nacional Electoral (INE).