“Pega” a mujeres violencia en el bolsillo
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

“Pega” a mujeres violencia en el bolsillo

COMPARTIR

···

“Pega” a mujeres violencia en el bolsillo

Al año, cada mujer perdió 12 días de trabajo remunerado y 41 no remunerado.

Arturo Bárcenas
26/11/2018
Cantidad. Alrededor de 582 mil mujeres en Nuevo León fueron víctimas de algún tipo de violencia durante el año de análisis.
Al registrarte estás aceptando elaviso de privacidad y protección de datos. Puedes desuscribirte en cualquier momento.

Durante el año comprendido de octubre del 2015 al mismo mes del 2016, el costo estimado por los días de trabajo perdidos por las mujeres debido a la violencia de que fueron víctimas ascendió a 134 millones de pesos.

Se estima que anualmente cada mujer perdió 12 días de trabajo remunerado y 41 días de trabajo no remunerado a causa de la violencia por parte de su pareja.

De acuerdo al reporte de la Encuesta Nacional sobre la Dinámica de las Relaciones en los Hogares (ENDIREH) 2016 dado a conocer por el Instituto Nacional de Estadística, Geografía e Informática (Inegi), durante el periodo de análisis, un total de 582 mil mujeres sufrieron violencia por parte de esposo o novio.

Detalló que de esta cantidad, el 55.6 por ciento de las mujeres fueron víctimas de violencia severa y muy severa.

Actualmente en Nuevo León un millón 806 mil 918 mujeres tienen o han tenido una relación de pareja (esposo, pareja o novio) y de ellas, 1.3 millones sostienen una relación de pareja, ya sea de cohabitación, casadas o unidas o de noviazgo sin cohabitar, solteras con novio o pareja.

Las agresiones más experimentadas por las mujeres son las de carácter emocional. El 28.2 por ciento ha vivido –al menos una vez a lo largo de su relación- insultos, amenazas, humillaciones y otras ofensas de tipo psicológico o emocional. A éstas les siguen las de tipo económico, tales como el control o el chantaje, mientras que las agresiones corporales y sexuales se ubican por debajo de aquellas.

Sin duda la violencia de pareja está más extendida entre las mujeres separadas, divorciadas o viudas, 48.5 por ciento de ellas declaró que a lo largo de su última unión o matrimonio fueron agredidas de diferentes formas. De ellas, el 9.9 por ciento reconoció haber sido abusada sexualmente por su expareja o exesposo.

En Nuevo León, 34.5 por ciento de las mujeres que han enfrentado violencia, reportaron consecuencias psico-emocionales directas, particularmente tristeza, aflicción o depresión con 26.3 por ciento; angustia o miedo con el 13 por ciento; insomnio 10.5 por ciento y problemas de alimentación con el 10.5 por ciento