¿Cuánto oxígeno le queda a México?
menu-trigger
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

¿Cuánto oxígeno le queda a México?

COMPARTIR

···
menu-trigger

¿Cuánto oxígeno le queda a México?

bulletEn el país, alrededor de 18.4 millones de ciudadanos padecen depresión y desde 2017, siete mil trabajadores fueron incapacitados por esta causa, según datos del IMSS.

Opinión MTY OBSERVADOR CONVERGENTE Alejandro Zertuche
17/07/2019
Actualización 17/07/2019 - 11:14
Al registrarte estás aceptando el aviso de privacidad y protección de datos. Puedes desuscribirte en cualquier momento.
Alejandro Zertuche Fuente
Alejandro Zertuche FuenteFuente: Cortesía

Los estudios dicen que cuando un 15 por ciento de una población cambia a un nuevo paradigma se convierte en una bola de nieve para iniciar una expansión mayor ¿Estamos viendo claramente el impacto que puede tener un México en depresión expansiva?

La Organización Mundial de la Salud (OMS) señala que en 2020 la depresión será la segunda causa de incapacidad en el mundo y la primera en países en vías de desarrollo como el nuestro. En México, alrededor de 18.4 millones de ciudadanos padecen depresión y desde 2017, siete mil trabajadores fueron incapacitados por esta causa, según datos del IMSS.

El estrés laboral y social están logrando que tengamos una sociedad ansiosa que solo alimenta el ego. Una cultura de distracción que cada día crece con la misma polarización que vivimos. No estamos observando nada a nuestro alrededor. Nos estamos alejando como sociedad y eso está cobrando poco a poco lo que en unos años se puede convertir en un problema muy grave para todos.

Ante esto, los mexicanos tenemos frente a nosotros el reto de poder hacernos conscientes de lo que está sucediendo. Las nuevas generaciones están recibiendo un impacto del resultado de la distracción de los que hemos participado en el desarrollo de nuestro país en las últimas décadas. Nos hemos olvidado de darle Oxígeno a México más allá de pensar en la política y la economía. Nos hemos saltado lo que más importa, los seres humanos.

Estamos a tiempo de iniciar un cambio hacia un propósito integral para México que puede ser la unidad como el centro de nuestra evolución consciente. Si no estamos alertas a lo que les está sucediendo a las personas, en pocos años estaremos viviendo un quiebre que no solo no nos permita crecer, sino que inicie un proceso de descomposición que nos lleve a situaciones más graves que fueron creadas por esta ceguera colectiva.

La OMS ha compartido que la depresión y la ansiedad en las personas elevan un 30 por ciento las pérdidas económicas y la economía ¿Qué están haciendo los empresarios, políticos y distintos líderes acerca de esto?

Tenemos ejemplos valiosos como el Tec de Monterrey que tiene un programa de atención psicológica más allá de una línea telefónica. Está en constante desarrollo de una red de estudiantes que se entrenan y participan activamente como observadores día a día para detectar comportamientos o estados de ánimo en los alumnos y con ello acercarlos al servicio de ayuda, ya que uno de los retos en este proceso es el de lograr que los alumnos puedan pedir ayuda. Esto es un ejemplo claro de cómo podemos participar en sociedad de forma integral.

Las empresas deben de integrar este tipo de programas de ayuda como una estrategia sostenible asumiendo la importancia de su capital humano. Los gobiernos pueden apoyar con programas de concientización para que los ciudadanos aprendamos a observarnos y detectar en nosotros y con la gente que convivimos, si existe alguna forma de alteración que nos muestre que estamos en depresión o nos esté llevando a ella.

Los ciudadanos debemos hacernos conscientes de que si esta situación sigue creciendo, terminará en nuestra contra. Es momento de ayudar, participar y proponer nuevas soluciones utilizando la tecnología. Tenemos una gran oportunidad frente a nosotros y todo empieza por ver más allá de nuestra existencia individual, sabiendo que de alguna forma estamos todos conectados. Es ahora que podemos asumir nuestra realidad de forma centrada para observar todas las posibilidades que tenemos.

El oxígeno de México crece cuando actuamos en unidad. Entre más separados estemos, menos oxigeno tendremos para compartir. Si continuamos haciendo lo mismo, nuestra polarización ganará la batalla para construir inconscientemente el futuro de México que no queremos. Te has preguntado ¿Cuánto oxígeno le quitas a México cada vez que te polarizas?

El autor es emprendedor por más de 20 años en la industria de la consultoría y servicios. Hoy es asesor de Liderazgos públicos y privados dónde implementa el modelo y tecnología propia llamado Liderazgo Convergente. Influencer en temas de consciente e inconsciente.

Opine usted: alejandro@convergent.mx

Esta es una columna de opinión. Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad únicamente de quien la firma y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.