Cuadrando el círculo del presupuesto federal 2019
menu-trigger
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Cuadrando el círculo del presupuesto federal 2019

COMPARTIR

···
menu-trigger

Cuadrando el círculo del presupuesto federal 2019

bulletDurante 2018 se le asignaron a CFE 50 mil millones de pesos para compensar los subsidios a las tarifas eléctricas, mientras que para el próximo año no se identifica el subsidio correspondiente, situación que podría dificultar más cuadrar el gasto con el ingreso.

Opinión MTY COMENTARIO ECONÓMICO Marco A. Pérez Valtier
26/12/2018
Al registrarte estás aceptando el aviso de privacidad y protección de datos. Puedes desuscribirte en cualquier momento.
Placeholder block
Marco Pérez ValtierFuente: Félix Vásquez

En mi artículo de la semana pasada, comentaba que en este primer año del sexenio de López Obrador, el endeudamiento neto que se solicitó al Congreso de la Unión, (y que ya se autorizó) fue incluso superior al del último año de gobierno de Peña Nieto, ya que el gasto presupuestal propuesto es superior al autorizado para este año 2018, en más de 534 mil millones de pesos.

También había escrito anteriormente, que la metodología de presentación de las finanzas públicas, presentaba vicios que dificultaban el análisis pormenorizado del Gobierno Federal, ya que sus finanzas se presentan “Consolidadas” con las del sector paraestatal y las empresas productivas del Estado, y que peor aún, los datos de éstas últimas se presentan con metodologías diferentes, lo que dificulta más el análisis, al grado de que incluso las cifras presupuestales no “empatan” con las que proporcionan las mismas empresas en sus portales.

Esto nos lleva a situaciones difíciles de explicar, como el hecho de que los ingresos de las empresas productivas del estado (Pemex y CFE) que se consignan en Ley de Ingresos, sean de 942.5 miles de millones de pesos, y los Gastos Netos contenidos en el PEF sean de mil 54.1 miles de millones de pesos, es decir, presentan un “Déficit” de 111.6 miles de millones de pesos, mientras que sus ingresos por financiamientos “sólo” son de 59.5 miles de millones de pesos, situación a todas luces incongruente.

También, el famoso “Superávit Primario” de uno por ciento del PIB, no encuentra sustento con los datos presentados, ya que del PEF se desprende que el Ramo 24 (Deuda del Gobierno Federal) incluye para 2019 un monto de 543 mil millones de pesos, que sumados al servicio de la deuda de Pemex y CFE, por 154.8 miles de millones de pesos, el servicio de la deuda total presupuestal suma la cantidad de 697.8 miles de millones de pesos.

Si se tiene un superávit primario de un punto del PIB (unos 235.5 miles de millones de pesos) esto implica que para pagar los intereses de la deuda, (697.8 mmdp) “sólo” se tendrían que pedir prestados unos 462.3 miles de millones de pesos, y no los 731 mil millones de pesos que totalizan las autorizaciones para contratar más deuda que se detallan en el artículo 2 de la Ley de Ingresos para 2019.

Es decir, el superávit primario de uno por ciento del PIB, es sólo un juego de números donde se utilizan los Ingresos por financiamiento que consigna el artículo 1 de la Ley de Ingresos, (503 mmdp excluyendo “Adefas”) en lugar de los 731 mil millones de pesos que son en REALIDAD los ingresos que les autorizan a contratar como MAS DEUDA pública presupuestal para 2019.

Preocupa también que el Congreso se haya (literalmente) sacado de la “manga” 23 mil 768 millones de pesos más de ingresos impositivos para 2019, para incrementar el Presupuesto de Egresos, y poder así dar respuesta y solución a algunos “reclamos” de sectores afectados, como las Universidades, que según esto, fueron producto de “errores de dedo”.

En particular, las estimaciones del IEPS Federal a las gasolinas es sumamente preocupante, ya que considerando las estimaciones de cierre de este año, resulta que este impuesto deberá aportar casi 90 mil millones de pesos MÁS a lo recaudado en 2018, cuando se tiene la promesa de que el precio al público solo crecerá en lo que se incremente la inflación al consumidor (3.4 por ciento estimado).

Preocupa también que el precio del petróleo que se estima para 2019 sea de 55 dólares por barril, cuando en este año se estima un cierre sobre los 62.5 dólares, (menos 12 por ciento) y la plataforma de extracción se mantenga, pero no por Pemex, sino por la posible producción de nuevos contratos (que NO pagan Derechos) por lo que aunado a los 20 pesos por dólar que se prevé para el tipo de cambio, simplemente no hay manera de que se validen las estimaciones de ingresos petroleros.

Por otro lado, durante 2018 se le asignaron a CFE 50 mil millones de pesos para compensar los subsidios a las tarifas eléctricas, mientras que para 2019 no se identifica el subsidio correspondiente, situación que podría dificultar más cuadrar el gasto con el ingreso.

Finalmente, se señala que las estimaciones de ingresos ya incluyen el impacto negativo de los menores impuestos que se aplicarán en la zona fronteriza, sin embargo, esta merma la estiman es sólo 42 mmdp, lo que seguramente presionará aún más los resultados presupuestales.

El autor es especialista en estudios económicos y de finanzas públicas. Actualmente ocupa el cargo de Socio de Economía en Pérez Góngora y Asociados.

Opine usted: mperezv@perezgongora.com

Esta es una columna de opinión. Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad únicamente de quien la firma y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.