Criptomonedas, un activo virtual de su negocio
menu-trigger
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Criptomonedas, un activo virtual de su negocio

COMPARTIR

···
menu-trigger

Criptomonedas, un activo virtual de su negocio

bulletSurgieron desde el 2009 como un medio digital de pago o intercambio basado en códigos encriptados con cadena de bloques (a través de tecnología blockchain).

Opinión MTY factor clave Aldo E. Juárez Luna
22/01/2019
Al registrarte estás aceptando el aviso de privacidad y protección de datos. Puedes desuscribirte en cualquier momento.
Placeholder block
Aldo Eliud Juárez LunaFuente: Cortesía

Estimado lector, seguramente ya has escuchado sobre las criptomonedas: Bitcoin, Ethereum, Litecoin, Ripple, etc., y cada día será más común realizar operaciones con criptomonedas, ya sea como medio de pago o medio de inversión. Por ello hay que conocer las implicaciones contables del uso de criptomonedas, dado que todavía no hay normatividad al respecto y en esta sección te pondremos al tanto.

Las criptomonedas surgieron desde el 2009 como un medio digital de pago o intercambio basado en códigos encriptados con cadena de bloques (a través de tecnología blockchain). El Banco de México considera que no son monedas, por lo que las ha bautizado como “Activos Virtuales”. Como características se puede distinguir que no tienen respaldo del Banco Central, del Gobierno o de Entidades Financieras, son especulativas con alta volatilidad, en la mayoría de los casos no existe mercado activo; no obstante, son aceptadas por el público.

El pasado 19 de diciembre en Monterrey, Nuevo León, se llevó a cabo el Evento Magno de las Normas de Información Financiera (NIF) 2019, con personalidades del Consejo Mexicano de Normas de Información Financiera, A. C. (CINIF) como C.P.C. Felipe Pérez Cervantes, C.P.C. Wiliam Allan Biese Decker, C.P.C. Elsa Beatriz García Bojorges y C.P.C. Juan Mauricio Gras Gas, quienes tocaron el tema de suma relevancia contable de las criptomonedas.

A las conclusiones que han llegado en la fase de investigación son las siguientes:

1.- Las criptomonedas no son un instrumento financiero (NIF C-2) ya que no está sustentado en un contrato, no hay contraparte obligada a su liquidación.

2.- No son un activo intangible para su uso (NIF C-8).

3.- No son un inventario (NIF C-4), a pesar de sí ser un activo para su venta, pero no como parte de las actividades primarias.

4.- Sí son un activo intangible para su venta; por lo tanto, se requiere un nuevo rubro en los Estados Financieros y una Nueva Norma de Información Financiera para Activos Virtuales.

Recientemente un empresario me comentaba que iban a realizar aportaciones de capital en Bitcoin, y cuestionaba las implicaciones legales y contables de dicha operación. Legalmente ya existe la ley FINTECH (Financial Technology) para regular a las Instituciones de Tecnología Financiera y autorizar los Activos Virtuales con los que podrán operar; y contablemente para su reconocimiento se debe cumplir con los siguientes criterios:

Es necesario demonstrar tener el control sobre el Activo Virtual; como por ejemplo: tener llave de acceso electrónico.

Debe ser identificable, lo cual solo es posible mediante la compra.

Debe ser cuantificable confiablemente a través del costo de adquisición.

Debe haber probabilidad de obtener los beneficios económicos del Activo Virtual, demostrando que existe mercado activo, ya que si no hay mercado se considera poco probable su recuperación.

Amigo empresario, para marzo de 2019 se prevé esté lista la Normatividad Contable, por lo cual si realizas operaciones con criptomonedas hay que estar al tanto de las reglas para su reconocimiento en los Informes Financieros y obtener el mayor beneficio de estos nuevos Activos Virtuales.

El autor es Contador Público y Licenciado en Derecho. También es Socio de Innovación y Rentabilidad del Despacho Elizondo Cantú.

Opine usted: ajuarez@elizondocantu.com

Esta es una columna de opinión. Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad únicamente de quien la firma y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.