Crece empleo y baja ingreso en el sexenio de EPN
menu-trigger
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Crece empleo y baja ingreso en el sexenio de EPN

COMPARTIR

···
menu-trigger

Crece empleo y baja ingreso en el sexenio de EPN

bulletLa población ocupada creció 10.7 por ciento en el periodo en cuestión, pasando de 51.3 millones en el último trimestre de 2012 a 55.9 millones en el tercer trimestre de 2018.

Opinión MTY UANL Césareo Gámez
16/11/2018
Al registrarte estás aceptando el aviso de privacidad y protección de datos. Puedes desuscribirte en cualquier momento.
Placeholder block
Cesáreo Gámez Fuente: Cortesía

Durante el sexenio de Enrique Peña Nieto se incrementó la ocupación y bajó el desempleo, pero el ingreso de los trabajadores mexicanos experimentó una reducción en términos reales, de acuerdo con la Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo (ENOE), elaborada por el INEGI.

De acuerdo con la ENOE, la población económicamente activa (PEA); esto es, la población mayor de 15 años que está dispuesta a trabajar en las condiciones de mercado existentes, pasó de 51 millones 319 mil personas en el cuarto trimestre de 2012, cuando tomó posesión Enrique Peña Nieto, a 55 millones 962 mil personas en el tercer trimestre de 2018, el último trimestre completo del Presidente actual. Esto representa un crecimiento de 9.6 por ciento.

La población ocupada creció 10.7 por ciento en el periodo en cuestión, pasando de 51.3 millones en el último trimestre de 2012 a 55.9 millones en el tercer trimestre de 2018.

En cambio, la población desocupada en el país disminuyó en 22.5 por ciento en el lapso mencionado, ubicándose en un millón 934 mil mexicanos y mexicanas en el tercer trimestre del presente año.

Como resultado, la tasa de desocupación bajó de 4.9 a 3.5 por ciento de la población económicamente activa en el periodo mencionado.

Sin embargo, el ingreso de la población ocupada disminuyó en términos reales durante el sexenio de Peña Nieto. De acuerdo con la ENOE, la población ocupada en México durante el tercer trimestre de 2018 trabajó 43.3 horas a la semana, con un ingreso promedio de 36.6 pesos por hora.

Lo anterior da como resultado un ingreso semanal cercano a mil 600 pesos, equivalente aproximadamente a 5 mil 300 pesos mensuales. Esta cifra es superior en 19.6 por ciento al ingreso mensual existente en el último trimestre de 2012 (5 mil 320 pesos). Sin embargo, como la inflación acumulada en el periodo considerado es de 25.3 por ciento, el ingreso real registró una disminución de 22.6 por ciento en el sexenio de EPN.

Dentro del crecimiento en el empleo, destaca el incremento de los trabajadores por cuenta propia, que se incrementaron 22.1 por ciento en el periodo y, algo relacionados con estos, el empleo informal, que se incrementó 9.3 por ciento en el sexenio, llegando a 14.8 millones de personas en el tercer trimestre de 2018, lo que constituye el 27.5 por ciento de la población ocupada.

En cuanto a la ocupación por sectores productivos, el sector más dinámico fue la industria de la construcción, que vio incrementada en 25.0 por ciento su planta laboral, seguida de los restaurantes y hoteles (20.3 por ciento) y los servicios profesionales, donde el empleo se incrementó en 20.4 puntos porcentuales.

En Nuevo León, el mercado laboral presentó un panorama similar al nacional durante el sexenio que está por terminar. La población ocupada en la entidad se incrementó en 10.3 por ciento, mientras que los desempleados se redujeron en 24.9 puntos porcentuales.

El ingreso promedio de los trabajadores nuevoleoneses pasó de 6 mil 596 pesos mensuales a 8 mil 246 pesos, lo que significa un incremento de 25 por ciento, prácticamente igual al incremento en los precios, por lo que el ingreso real permaneció constante.

Sigue creciendo la confianza

En las últimas semanas, el presidente electo y algunos de sus colaboradores tomaron decisiones, anuncios, planes y otro tipo de medidas que pusieron nerviosos a los mercados financieros nacionales e internacionales.

Lo anterior se ha reflejado en el comportamiento del índice bursátil, el tipo de cambio y las opiniones y calificaciones a de analistas internacionales.

Sin embargo, al parecer, estos anuncios no han hecho mella en la confianza de los consumidores mexicanos, que ha seguido creciendo aceleradamente, desde al mes de las elecciones.

En noviembre, el Índice de Confianza del Consumidor (ICC) se incrementó a una tasa anual de 16,5 por ciento. El ICC mostró crecimiento en todos sus subíndices, destacando la expectativa sobre la situación del país dentro de doce meses en relación a la actual, que se incrementó en 43.2 puntos porcentuales.

La confianza de los consumidores mexicanos representa un fuerte capital político para el gobierno que entrará en vigor el próximo 1 de diciembre. Esperemos que los tomadores de decisiones lo tengan en cuenta y hagan buen uso de él.

El autor es economista de la UANL, con Doctorado en la Escuela de Graduados de Administración y Dirección de Empresas (EGADE) del ITESM. Es profesor de la Facultad de Economía de la UANL y miembro del SNI-Conacyt.