Construyamos una vejez digna y un mejor futuro para nuestros hijos
menu-trigger
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Construyamos una vejez digna y un mejor futuro para nuestros hijos

COMPARTIR

···
menu-trigger

Construyamos una vejez digna y un mejor futuro para nuestros hijos

bulletA las nuevas generaciones, es imperativo que piensen desde ya en su futuro.

Opinión MTY tecnológico de monterrey Julio Puon
08/07/2019
Al registrarte estás aceptando el aviso de privacidad y protección de datos. Puedes desuscribirte en cualquier momento.
Julio Puon.
Julio Puon.Fuente: Cortesía

Recuerdo las lecciones de infancia de mi querido papá. “Hijo, acuérdate, si ganas un peso, no gastes más de eso, debes ahorrar siempre para tu vejez, si puedes, ahorra al menos 20 centavos”. Con mucho pesar escucho situaciones de amistades, o conocidos de ellos, “se casaron hace dos 2 años y todavía están pagando la boda con la tarjeta”, o el caso de alguien más que acumuló un adeudo de 300 mil pesos en la tarjeta por la boda (su segunda), un viaje con su nueva familia a esquiar a Colorado, la ropa necesaria para lucirse en la esquiada y los intereses sumando, ya que no podía abonar al principal.

Ahí empieza todo, debemos ordenar nuestras finanzas personales, tratar de generar más ingresos, optimizar nuestros gastos personales y tratar de generar más ahorro, no sólo el obligatorio para nuestro retiro, le anticipo, no le alcanzará.

Le comparto que hace días tuve una sorpresa agradable al tomar un Uber. El conductor me platicó que tiene un buen trabajo en una empresa multinacional, y que saliendo de su jornada laboral, éste le dedicaba dos horas entre semana a Uberear, eso sin considerar que también lo hacía por más horas los fines de semana. Me comentaba que el objetivo de eso era poder ahorrar más y así poder dar un enganche mayor para el enganche de un departamento.

Lo invito a revisar sus gastos personales y familiares. Muchas veces encontramos gastos duplicados o triplicados que cumplen la misma función como tener línea de teléfono fijo, cable, y celular. Creo que con el celular y el servicio de internet de la cablera o la telefónica tenemos. O, incluso tenemos no una, sino dos o hasta tres plataformas de video streaming.

Las dos ideas anteriores pueden contribuir en aumentar nuestra capacidad de ahorro.

Una vez ahorrando, ¿dónde invierto mi dinero? por el momento no nos rompamos la cabeza, contribuyamos a aumentar nuestra aportación, de manera voluntaria a nuestra AFORE.

Vamos a hacer un ejercicio, y a lo cual invito a los muy jóvenes ya que, a diferencia de los que estamos cercanos o arriba de los 40, tienen dos grandes ventajas: 1. Mayor cantidad de años disponibles para alcanzar la etapa del retiro, 2. Aunque sea proporcional, más no en términos absolutos los jóvenes gozan de mayor capacidad de ahorro en función de sus ingresos ya que tienen menores compromisos, y finalmente, 3. Mayor capacidad de asumir riesgos en sus inversiones, y por ende, siguiendo la teoría de inversiones, mayor rendimiento.

La SIEFORE Básica 2, la cual está orientada a personas entre 46 y 59 años que es para la cual existe información histórica en la CONSAR para un periodo superior a 10 años. El rendimiento promedio anual fue de 13.14 por ciento para el periodo 2003-2019. A partir de 2016, para el caso de este tipo de AFORE fue de 10.41 por ciento. Consideremos un uno por ciento anual que cobran de comisión las AFORES y quedamos 12.14 y 9.41 porciento, netos respectivamente.

Asumamos que en 2003 hubiéramos empezando nuestra vida laboral y que entre aportaciones voluntarias y obligatorias hubiéramos aportado 30 mil pesos anuales. A razón de dos mil 500 pesos al mes. Hoy tendríamos ahorrado un monto de un millón 298 mil 397 pesos. ¿Qué pasa si apretábamos un poco más y ahorrábamos cuatro mil pesos mensuales? Dos millones 77 mil pesos. En peras y manzanas, una vivienda de nivel residencial.

A los recién graduados, hagamos en el ejercicio con aportaciones mensuales de tres mil pesos, un rendimiento de 9.41 por ciento y una vida laboral de 40 años. Para su retiro tendrán alrededor de 13 millones 500 mil pesos. Imagínate si ahorras el doble.

Si alguien que tiene hoy 41 años decide enderezarse y empezar a aportar a su AFORE con una vida laboral remanente de 20 años. Un millón 928 mil pesos. tremenda diferencia.

A las nuevas generaciones, es imperativo que piensen desde ya en su futuro. Así como tienen a favor el tiempo y menores obligaciones, tienen en contra los agigantados cambios tecnológicos y su impacto disminuyendo la oferta laboral. También consideren que los avances en la medicina incrementan la esperanza de vida y en tanto la necesidad de prepararse para una vejez más larga.

Nunca es tarde para empezar para construir nuestro patrimonio. Lo invito a tener disciplina en las finanzas personales propias, así como fomentar la cultura del ahorro en nuestros hijos desde muy pequeños. Disciplina, educación financiera y visión a futuro.

¡Métale más a la aportación voluntaria!

El autor es profesor del Departamento Regional de Contabilidad y Finanzas.

Opine usted: juliopuon@itesm.mx