Construcción de Nuevo León, mal y de malas
menu-trigger
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Construcción de Nuevo León, mal y de malas

COMPARTIR

···
menu-trigger

Construcción de Nuevo León, mal y de malas

bulletA noviembre del 2018, el valor total sumó 37 mil 596 millones de pesos.

Arturo Bárcenas
24/01/2019
Visión. José Francisco Gutiérrez Cantú, Presidente de CMIC NL, dijo que junto a los tres niveles de gobierno seguirán trabajando para que lleguen recuersos a NL.
Al registrarte estás aceptando el aviso de privacidad y protección de datos. Puedes desuscribirte en cualquier momento.

Durante el pasado mes de noviembre, el valor de la producción de las empresas constructoras de Nuevo León registró una reducción de 1.7 por ciento respecto al mes previo, al sumar tres mil 635.8 millones de pesos.

El reporte de Indicadores de Empresas Constructoras del Inegi indicó que como consecuencia de esta baja en la actividad del sector, el número de empleados en el mismo sumó 73 mil 627, lo que representó una baja de tres mil 226, respecto a los 76 mil 853 reportados al cierre de octubre.

La caída registrada en el mes en cuestión se explica principalmente por una contracción del sector privado, pues el sector público mantuvo el valor de su producción en el total estatal.

Así, el valor del sector privado ascendió a dos mil 954.8 millones de pesos, es decir, 2.08 por ciento menos que los reportado en octubre, en tanto el valor del sector público sumó 680.9 millones de pesos, prácticamente el mismo nivel de octubre,

José Francisco Gutiérrez Cantú, Presidente de CMIC NL, señaló que “históricamente, después del periodo electoral y del cambio de Gobierno, el país vive un periodo de transición que detiene el avance de los proyectos tanto en obra pública, como los privados, sin embargo después de algunos meses el sector tiende a estabilizarse”.

Agregó que existe un compromiso entre las autoridades de los tres órdenes de Gobierno y la CMIC de seguir trabajando para que los recursos destinados a Nuevo León lleguen en el primer trimestre y pueden ser ejercidos durante la primera mitad del año.

“Es imperante contar con estos recursos para que el sector de la construcción pueda seguir siendo un generador intensivo de empleo para la población más vulnerable y que puede fungir como un motor de desarrollo para el país, que impulsa el 80 por ciento de las ramas de la economía”, indicó.