Cesáreo Gámez: Se acerca lo peor
menu-trigger
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Cesáreo Gámez: Se acerca lo peor

COMPARTIR

···
menu-trigger

Cesáreo Gámez: Se acerca lo peor

bulletLa economía empeorará en los próximos seis meses debido a los efectos devastadores de la pandemia.

Opinión MTY UANL CESÁREO GÁMEZ
15/05/2020
Al registrarte estás aceptando el aviso de privacidad y protección de datos. Puedes desuscribirte en cualquier momento.
Cesáreo Gámez.
Cesáreo Gámez.Fuente: Cortesía

El producto interno bruto (PIB) de México registrará una caída histórica de 14.1 por ciento durante el segundo trimestre de 2020, de acuerdo con la última Encuesta sobre las Expectativas de los Especialistas en Economía del Sector Privado, levantada por el Banco de México entre 38 grupos de análisis y consultoría económica, entre el 23 y 29 de abril del año en curso.

Para el tercer y cuarto trimestre del año también se anticipan tasas negativas, de 7.6 y 4.5 por ciento, respectivamente, para terminar el año con una reducción del PIB de 7.27 puntos porcentuales.

La racha negativa continuará hasta el primer trimestre de 2021, donde se espera una reducción de 1.95 por ciento. A partir de ahí, los analistas entrevistados por Banxico anticipan una recuperación gradual, que llevará a la economía a un crecimiento de 2.52 por ciento el año próximo.

En el mercado laboral, las cosas no pintan mejor. La última encuesta levantada por el Banco de México pronostica una reducción de 693 mil plazas en los trabajadores incorporados al IMSS en el año, sin contar los efectos en los trabajadores por su cuenta y los que laboran en el mercado informal.

En cuanto a las perspectivas de corto plazo, el 94 por ciento de los entrevistados considera que la economía empeorará en los próximos seis meses, mientras que todos (100 por ciento) consideran que el actual es un mal momento para invertir en México.

A pesar de los efectos devastadores de la pandemia en la actividad económica, los analistas privados no esperan efectos significativos en las variables financieras. Así, vemos que la inflación esperada es de 2.83 por ciento, con tasas de interés de referencia cerrando el año en 4.82 por ciento y el tipo de cambio en $23.36 pesos por dólar a fines de 2021.

La caída en las perspectivas de crecimiento afectó también la confianza de los agentes económicos.

La confianza empresarial sufrió un auténtico desplome en abril de 2020. De acuerdo a los Indicadores de Confianza Empresarial (ICE) que elabora el INEGI. Los ICE de los sectores manufacturero, construcción, comercio y servicios no financieros registraron disminuciones de 15.2, 11.5, 15.2 y 18.5, respectivamente en el cuarto mes del año.

El aspecto más afectado fue la opinión de los empresarios que si el momento actual es adecuado para invertir, que se redujo en 29.1, 19.9, 27.0 y 33.1 en los cuatro sectores durante el mes en cuestión.

El derrumbe de la actividad económica y la persistencia de los problemas de inseguridad son los principales desafíos que enfrenta la administración de Andrés Manuel López Obrador.

Esto le está costando una disminución de su capital político hasta el momento. La forma en que enfrente esos problemas definirá en buena parte el futuro de la presente administración.

Cae industria en marzo

La producción industrial registró una caída de 5.0 por ciento en marzo de 2020, de acuerdo a cifras proporcionadas por el INEGI.

La construcción disminuyó 7.5 por ciento en el mes de referencia, encabezada por la construcción de obras de ingeniería civil, que incluyen las obras públicas, que se desplomaron 17.8 por ciento.

La producción de la industria manufacturera se desplomó en 6.1 puntos porcentuales, destacando la caída de 20.3 por ciento en equipo de transporte y de 13.7 por ciento en la fabricación de maquinaria y equipo.

Las cifras correspondientes a marzo solo reflejan los efectos iniciales de la pandemia de Covid-19, por lo que son de esperarse caídas superiores en los meses siguientes.

El autor es economista de la UANL, con Doctorado en la Escuela de Graduados de Administración y Dirección de Empresas (EGADE) del ITESM. Es profesor de la Facultad de Economía de la UANL y miembro del SNI-Conacy.

Esta es una columna de opinión. Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad únicamente de quien la firma y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.