Monterrey

‘Carga’ Scania camiones a base de gas natural

La empresa sueca introduce por primera vez en México sus unidades pesadas que funcionan con gas natural comprimido, en sustitución del diésel, cuyo valor es desde un millón 800 mil pesos.

Ofreciendo una nueva alternativa para el sector transporte de carga en México en rendimiento de combustible, Scania ha iniciado la comercialización de sus primeros camiones que funcionan con gas natural comprimido (GNC).

En entrevista con El Financiero, Miguel Guerrero, responsable de Comunicación, informó que esta tecnología es muy atractiva ya que para el transportista le significa un ahorro mayor al 30 por ciento del gasto que realizan en comparación con el diésel.

Además, el uso de este combustible tiene un gran beneficio de casi cero emisiones, lo que lo hace 'amigable' con el medio ambiente y que puedan cumplir con la NOM 044 de emisiones.

"La semana pasada tuvimos la llegada de cuatro camiones a gas natural comprimido para México. Ya están comprometidas dos a venta para la ruta León-México, para un cliente que se llama Tracusa, una empresa muy importante del Bajío, quienes también están comprometidos con la sustentabilidad en el transporte", dijo Guerrero en entrevista exclusiva.

Explicó que otra unidad se encuentra en pruebas con un cliente de Aguascalientes, y una más estará está siendo utilizada para efectuar pruebas de ingeniería de campo, verificar temas de consumo, las emisiones, el impacto ambiental y especialmente el rendimiento que ofrecen a los clientes transportistas.

De acuerdo con Guerrero, la llegada de estas unidades a base de gas natural permitirá al transportista mexicano cumplir con las nuevas normativas en emisiones de gases que entrarán en vigor próximamente, las cuales buscan mitigar los impactos ambientales que infieren en la salud pública.

Indicó que la apuesta de Scania por el gas natural comprimido será fuerte en México a tal grado de buscar contar con un 10 por ciento de mercado para el 2023, lo que representará la ambiciosa meta de vender unas tres mil 300 unidades.

El vocero adelantó que buscarán colocar estas unidades en empresas transportistas que ofrecen sus servicios en el centro del país y en el Bajío, principalmente. También en Nuevo León, uno de los estados con el mayor parque vehicular de camiones pesados.

Estas zonas son ideales para los camiones de gas en las rutas: México-San Luis-Monterrey, México-Aguascalientes, México-Veracruz, México-León-Guadalajara, México-Puebla y Monterrey-Puebla, por citar algunos, especialmente por la existencia de estaciones de despacho de gas natural.

La venta de estas unidades, agregó Guerrero, se harán directamente con Scania, y los transportistas contarán con facilidades para la compra de dichos vehículos, entre ellas no requerir de un enganche para la adquisición del camión y diversos planes de financiamiento y arrendamiento.

En México, la empresa está presente desde 1994, y cuenta con más de 700 colaboradores, 48 puntos de servicio, 11 sucursales (Cancún, Culiacán, Guadalajara, Hermosillo, México Norte, Monterrey, Puebla, Querétaro, San Luis Potosí, Torreón y Veracruz) y una refaccionaria (México Norte).