Capacitan a migrantes refugiados legales
menu-trigger
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Capacitan a migrantes refugiados legales

COMPARTIR

···
menu-trigger

Capacitan a migrantes refugiados legales

bulletCrean programa para que extranjeros puedan instruirse en un oficio e integrarse a la vida laboral.

Redacción
18/05/2020
Al registrarte estás aceptando el aviso de privacidad y protección de datos. Puedes desuscribirte en cualquier momento.

Integrarse a la actividad laboral de una ciudad es el sueño de quienes migran de su lugar de origen en busca de una mejor calidad de vida.

El programa de capacitación laboral a refugiados, creado por la Secretaría General de Gobierno, tiene el objetivo de instruir en un oficio a personas que salieron de su país y que encontraron refugio en nuestro estado.

A través de esta capacitación y con su estancia legal en el país, un grupo de hombres y mujeres podrá buscar trabajo en alguna empresa local y contar con un ingreso económico.

En el proyecto piloto participan también Casa Monarca, el Centro de Capacitación para el Trabajo Industrial (CECATI) y el Alto Comisionado de las Naciones Unidad para las Personas Refugiadas, (ACNUR).

Gabriel Deschamps, Subsecretario de Gobierno, dijo que el proyecto es una muestra del Ejecutivo estatal de sumar voluntades para que todos los grupos vulnerables de la sociedad, incluidos los migrantes, cuenten con un trabajo digno.

“El trabajo dignifica al ser humano y por otro lado también dejan de ser un pasivo social”, manifestó. “Cuando eres un migrante tienen que llevar a cabo un esfuerzo doble para obtener reconocimiento y aceptación, y aquí tenemos un gran ejemplo de gente con toda la buena voluntad y la buena intención que pueden integrarse a vivir en un nuevo país”.

Yesenia y Kevin, jóvenes en calidad de refugiados provenientes de Honduras y El Salvador hicieron entrega del donativo de cubre bocas a Norma Leticia Platas, Comisaria de Fuerza Civil.

La capacitación se realizó en las instalaciones y con personal docente del CECATI 102, ubicado en el municipio de Apodaca en donde aprendieron sobre diseño y confección de ropa industrial.

Tuvo una duración de tres semanas en su primera etapa con una participación de 13 mujeres y 6 hombres, y está dirigido a migrantes en calidad de refugiados provenientes de diversos países de Centroamérica.

Para apoyar esta contingencia y a manera de práctica en las máquinas de costura industrial, decidieron confeccionar dos mil 300 cubre bocas que fueron donados a elementos de Fuerza Civil con los que podrán realizar mejor su labor de vigilancia durante la contingencia sanitaria.

Como parte del proyecto productivo también crearon 100 bolsas ecológicas que serán donadas a supermercados.