Monterrey

Antonio Cordero: En silencio, el SAT confiesa a los contribuyentes

Esquemas Reportables al SAT.

Estimado lector, me da mucho gusto saludarte y traer a la mesa este interesante tema que ha pasado desapercibido a muchos contribuyentes, sí, me refiero a la nueva obligación "Esquemas Reportables al SAT" el cuál se encuentra en el Código Fiscal de la Federación (CFF) y otras disposiciones fiscales, la cual consiste en catorce postulados que han establecido que prácticamente cualquier conjunto de actos y hechos que haga un contribuyente (aún como parte de su negocio) y que generen un beneficio fiscal, deba ser reportado al Servicio de Administración Tributaria (SAT).

Así es, si ahora hace uso de algún esquema que esté en la ley, o sea el resultado de recomendaciones de especialistas en materia fiscal, debe ser informado al SAT a su inicio, dándole a conocer los detalles, fundamentos, razones de negocio, beneficio fiscal, etc., esto a través de una nueva Declaración Informativa que dará mucha información a la autoridad.

Como es costumbre, si omites reportarlo las consecuencias económicas son graves, ya que en caso de tener una revisión del SAT en la que se concluya que no reportaste alguna operación, tendrás severas sanciones que incluyen multas, y entre el 50% y 75% del beneficio fiscal generado. Esto no es un juego, esta obligación y sanciones también alcanzan al asesor fiscal y a cualquier persona involucrada en el diseño, comercialización, organización, implementación o administración del esquema.

Tengamos presente que por disposición transitoria del CFF, el primer reporte debe hacerse este próximo Jueves 18 de febrero del 2021 por los esquemas que generaron un beneficio fiscal en el 2020 (incluidos los implementados en años previos). Conforme las definiciones y montos mínimos recién publicados, deben informarse todos los Esquemas Reportables Generalizados, todos los Personalizados de la Fr. I del Artículo 199 del CFF, y los demás Esquemas Personalizados que en su conjunto generaron beneficios fiscales por más de cien millones de pesos.

Te recomendamos platicar del tema con tu asesor fiscal, pedir su asesoría y orientación, ya que cada vez que pretendas implementar, implementes o modifiques un esquema, tienes 30 días hábiles para reportarlo al SAT; así bien, si deseas dormir tranquilo y sin preocupaciones recuerda conservar y actualizar el archivo soporte, esperamos vernos en la próxima entrega y que te haya sido de ayuda esta información.

Autor: C.P. y MA Antonio Cordero Romero Consultor Fiscal y Financiero, Colaborador Externo del Despacho Elizondo Cantú, SC.

Opine usted: editorial@elizondocantu.mx

Esta es una columna de opinión. Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad únicamente de quien la firma y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.