Monterrey

Analiza UDEM lecciones de la pandemia

Guillermo Fernández-Maldonado Castro, representante en México de la Oficina de la Alta Comisionada de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos, participa en el Tercer Coloquio sobre Derechos Humanos y Responsabilidad Empresarial de esta universidad.

Para explorar el impacto que tienen las empresas en la vida de las personas y las responsabilidades que deben asumir, el Instituto de Derechos Humanos y Empresas de la Universidad de Monterrey organizó el 24 y 25 de marzo el Tercer Coloquio sobre Derechos Humanos y Responsabilidad Empresarial, en colaboración con la Fundación Konrad-Adenauer.

"Para la UDEM, la centralidad del ser humano en la sociedad es esencial, esto incluye la importancia de que el ser humano, al igual que el medio ambiente, sean considerados elementos fundamentales en la toma de decisiones y de los procesos y actividades de distintos actores. Estamos plenamente convencidos de la importancia del papel de la academia como un ente articulador entre los diferentes actores sociales y los animo a que explore la problemática sobre responsabilidad empresarial y derechos humanos y encuentren nuevas reflexiones en este sentido", expresó a manera de bienvenida Mario Páez, rector de la UDEM.

El directivo estuvo acompañado por Carlos García, vicerrector de Educación Superior; Arturo Azuara, director de la Escuela de Derecho y Ciencias Sociales; Guillermo Fernández-Maldonado Castro, representante en México de la Oficina de la Alta Comisionada de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos; y Humberto Cantú, director del Instituto de Derechos Humanos y Empresas de la UDEM, quien expuso la necesidad de resaltar esta temática en la actualidad.

"Los Principios Rectores de la ONU sobre las Empresas y los Derechos Humanos cumplen 10 años y es un momento de pausar y reflexionar sobre los logros y retos para planear cómo abordar la próxima décadas, esto es una necesidad de todos los actores. A los gobiernos conviene revisar cómo debe regularse la actividad de las empresas y sus impactos en los derechos humanos, las medidas que debe tomar a nivel de regulación, legislación y políticas públicas… como punto de partida para predicar con el ejemplo.

"No se trata de regular por regular, sino de hacerlo desde un enfoque basado en derechos humanos y eso implica nociones de equidad, de no discriminación y de conocimiento especializado sobre la interacción e interrelación de todos los derechos ", comentó el profesor Cantú, para después cederle la palabra a Fernández-Maldonado, a cargo de la conferencia magistral.

El doctor en Derecho indicó que la pandemia del Covid-19 ha tenido impactos significativos en todos los aspectos de la vida de las personas, pero también ha dejado en evidencia las debilidades de la sociedad y los gobiernos.

"Debemos reflexionar sobre el escenario post pandemia: ¿cómo construimos un futuro mejor que garantice que los derechos humanos sean el centro y la vía de la acción del Estado y del sector empresarial?", señaló.

Indicó que la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL) ha llamado a reconstruir las economías dejando de lado el modelo de desarrollo que han causado estas desigualdades "que calificó como ineficientes para la economía de los países, las empresas y las personas".

"Es por esto que la reconstrucción después de la crisis de la pandemia del coronavirus puede ser una ventana de oportunidad para no regresar a lo mismo, sino para sumar esfuerzos y avanzar hacia un modelo mejor: más inclusivo, sostenible, que tenga un enfoque de derechos humanos y género, y -retomando el principio de la agenda 2030 de Desarrollo Sostenible- sin dejar a nadie atrás", aseguró Fernández-Madonado.