Alejandro Zertuche: México ante la realidad ¿coherente o incoherente?
menu-trigger
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Alejandro Zertuche: México ante la realidad ¿coherente o incoherente?

COMPARTIR

···
menu-trigger

Alejandro Zertuche: México ante la realidad ¿coherente o incoherente?

bulletPodemos sumar en lo personal un esfuerzo para crear un mejor futuro para todos.

Opinión MTY OBSERVADOR CONVERGENTE Alejandro Zertuche Fuentes
01/07/2020
Al registrarte estás aceptando el aviso de privacidad y protección de datos. Puedes desuscribirte en cualquier momento.
Alejandro Zertuche Fuentes.
Alejandro Zertuche Fuentes.Fuente: Cortesía

Hoy se percibe que nuestro país está en su peor momento respecto a la crisis sanitaria. La realidad de la crisis sanitaria no solo es que hay más casos de Coronavirus en México; es que entre más pruebas se realicen y más gente esté en la calle, más crece el numero de infectados confirmados y desconocidos.

Al habernos enfocado en solo observar a los infectados o los decesos por Covid-19, pasamos por alto la realidad de lo que estábamos viviendo. ¿Por qué no pusimos atención desde un inicio cuando se declaraba que se iba a infectar entre un 50 y 70 por ciento de la población? ¿Por qué no registramos la estadística cuando se dijo que era una proporción real de ocho casos más existentes por cada uno nuevo que se conoce? ¿Acaso no quisimos verlo por miedo o rechazo a la realidad?

En Nuevo León y Jalisco, que fueron de los primeros estados en atender el confinamiento, se arrancó con una delantera que le precisó mayor tranquilidad a la población al verse lejos de los punteros nacionales de casos verificados. Con el tiempo y el crecimiento de las pruebas se ha podido descubrir que la estadística no estaba equivocada. Se abrieron algunos comercios, la gente empezó a salir, se realizan hoy más del triple de pruebas diarias y por supuesto el resultado final es que cada día crece el número de contagiados.

¿Por qué generar notas de pánico si es lo que se esperaba? ¿Acaso es la única forma en que entendamos los mexicanos para cuidarnos? Hoy estamos enfrentándonos a nuestra cultura sin darnos cuenta de ello. Una cultura que ha sido creada desde el miedo, la individualidad y por lo tanto al día a día de la supervivencia. Códigos que nos hacen sentirnos mexicanos cuando ganamos en el fútbol y no cuando hay que cuidar de nuestro país.

La incoherencia está generalizada en nuestros gobiernos y en los ciudadanos. Desde el gobierno nos ordenan lineamientos de confinamiento y no se permiten actuar con el ejemplo. Los ciudadanos decidimos ser empáticos con la situación y reaccionamos con ataques a médicos, pequeñas fiestas o valemadrismo social. Por supuesto, la ausencia de educación en la sociedad hace crecer las posibilidades de que suceda lo contrario a lo que realmente queremos, que es ralentizar el proceso del virus y reducir la pérdida de vidas.

Nos creemos que tenemos un gran discurso de lucha contra al Covid-19 y no nos damos cuenta de que nuestros actos son los que generan la realidad. Podemos observar en autorreferencia como es que en conjunto autoridades y sociedad estamos construyendo inconscientemente la realidad incoherente que hoy vivimos. Esto nos lleva a no estar conscientes y poder anticipar que lo que viene mañana será mas fuerte.

Esta crisis también ha despertado a una parte coherente de la sociedad que si está atendiendo la situación desde la interpretación de unidad en México. Organizaciones, empresas o personas que han estado trabajando en paralelo para mejorar la situación de algunas familias a quienes este proceso se ha convertido en algo caótico.

Las autoridades tienen frente a ellos la oportunidad de crear una nueva cultura colectiva mas allá de asustar a la gente. Aunque pudiera parecer funcional utilizar el miedo en el corto plazo hoy observamos que los ciudadanos, al no tener información clara por parte de los diferentes niveles de gobierno, está cayendo en el juego de seguir los lineamientos solo por cumplir y no por aprender esta nueva forma de vida con Covid.

Por otro lado, los ciudadanos tenemos la oportunidad de crear consciencia de la realidad que estamos viviendo. Dejar de rechazarla y entender que podemos sumar en lo personal un esfuerzo para crear un mejor futuro para todos. Pasar del individualismo que vienen de la mente a la unidad que proviene del corazón. Esto no se resuelve solo intencionado o filosofando de lo que sucede, es momento de accionar planes que incluyan a más personas para ir creciendo la ola que permita entrar en una nueva construcción del futuro.

Es claro que la realidad la tenemos frente a nosotros y no la queremos ver. Al final todo terminará sucediendo desacuerdo a como estemos actuando ¿Decides hacerlo en la coherencia o en la incoherencia?

Esta es una columna de opinión. Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad únicamente de quien la firma y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.