Alejandro Zertuche: ¿La pandemia nos separa?
menu-trigger
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Alejandro Zertuche: ¿La pandemia nos separa?

COMPARTIR

···
menu-trigger

Alejandro Zertuche: ¿La pandemia nos separa?

bulletTenemos que enfrentar el virus y enfocarnos a cambiar el rumbo de la humanidad.

Opinión MTY OBSERVADOR CONVERGENTE Alejandro Zertuche Fuentes
13/03/2020
Al registrarte estás aceptando el aviso de privacidad y protección de datos. Puedes desuscribirte en cualquier momento.
Alejandro Zertuche Fuentes
Alejandro Zertuche FuentesFuente: Cortesía

Hoy el miedo se ha apoderado del mundo frente a una pandemia que nos muestra una sociedad que no funciona desde el valor humano.

Se podría decir que la situación en China y en los países donde el virus se ha expandido de forma exponencial nos están separando. Todo lo que en su momento se pensó como globalización hoy esta mostrando sus fallas más profundas.

La ambición por hacer mas baratas las cosas y sin importar el trato y mal pago de los empleados en China, hizo que muchas empresas internacionales establecieran sus fábricas en ese país, sumando también un gran problema de contaminación y destrucción del medio ambiente ¿Ves algo en común en todo esto? Se llama des-humanización. Esto en algún momento tendría que fallar.

Hoy las bolsas de valores en todo el mundo nos muestran como estas fallas generan miedo alrededor de lo que menos debe de importar ahora, el dinero. No podemos dejar que se hundan las bolsas ya que así se construyeron, pero si podemos empezar a observar con más consciencia que esto no está bien. Es momento de darnos cuenta que no hemos construido nuestras vidas desde el valor humano con el fin de sostenerse y colaborar para seguir evolucionando. Todo lo contrario.

Si pensábamos que la globalización era estar únicamente conectados desde el mercado de dinero, la tecnología, los procesos y productos; hoy lo que pasa en el mundo nos muestra que esto es lo que nos separa.

Lo he mencionado antes, la nueva generación que se encuentra ahora en el espectro educativo del K-9 (Kinder, primaria y secundaria) será a la que le toque decidir la mayoría de los cambios que no se podrán hacer desde la conformación de la economía y sociedad actual. Ellos presionarán “el botón rojo” para darle un “reset” a lo que hoy se conoce como forma de vida en el planeta. La tarea es dejarles una sociedad más despierta para que no haya necesidad de que sea por medio de un aprendizaje más fuerte del que hoy enfrentamos.

¿Estamos conscientes de que todo lo que está pasando lo hemos creado nosotros? No importa como haya surgido el virus, hoy ya está en la calle. Hay que enfrentarlo y enfocarnos a cambiar el rumbo de la humanidad. Si alguien plantó el coronavirus, nos muestra las emociones de enojo, miedo, deseo y dolor de forma colectiva. Todo esto porque creímos, en algún momento de la historia, que había que competir y ser mejor que el otro.

Vivimos en la época de la desvalorización del ser humano como una oportunidad de observarlo en autorreferencia y despertar la consciencia individual y colectiva ¿Cómo resolverlo mejor entre todos? ¿Cómo nos vamos a ayudar unos a otros mientras pasa la pandemia? ¿Estamos conscientes de que hay una mayoría en México que no tienen soporte económico para dejar de trabajar dos o tres semanas? ¿Qué vamos a hacer como sociedad? ¿Saldrán nuevos liderazgos a enfrentar esto con coraje humano?

Tenemos una agenda de la cual hay que tomar cuidado. Inclusive no podemos dejar a un lado el reclamo del 8M y 9M que han puesto las mujeres en la mesa. Este también es un tema de valorización por parte del hombre y de revalorización por parte de la mujer. No está separado de lo que hoy sucede en el mundo y que nos polariza. Todo esto nos muestra las fallas de construcción de la sociedad en la que vivimos.

Es momento de enfrentar todo esto sin miedo. Sabemos que la pandemia ya empezó su crecimiento en México con los casos en las ciudades importantes como Monterrey. En donde con un solo caso declarado se dispararon las compras de pánico.

Este será un fin de semana largo en el país. Podemos verlo como un regalo para estar en casa y meditar acerca de lo que podemos hacer para que nos sumemos a una transformación del ser humano. No existe un “no pasa nada” cuando la realidad es otra. Sabemos que no es un tema de altas posibilidades de muerte por la enfermedad, sin embargo si puede ser un tema de muerto en vida por el miedo. El reto es hacer consciencia, asumiendo que todos estamos siendo parte de lo que hoy sucede y que de eso dependerá el tiempo en que podamos revolver la agenda humana que tenemos pendiente. Tú ¿Cómo vas a vivir la pandemia?

Esta es una columna de opinión. Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad únicamente de quien la firma y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.