Alejandro Zertuche: ¿Eres consciente de que el violador eres tú?
menu-trigger
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Alejandro Zertuche: ¿Eres consciente de que el violador eres tú?

COMPARTIR

···
menu-trigger

Alejandro Zertuche: ¿Eres consciente de que el violador eres tú?

bulletEl grito de cada uno de los grupos sociales es un grito de todos.

Opinión MTY Observador Convergente Alejandro Zertuche
06/12/2019
Al registrarte estás aceptando el aviso de privacidad y protección de datos. Puedes desuscribirte en cualquier momento.
Alejandro Zertuche Fuentes.
Alejandro Zertuche Fuentes.Fuente: Cortesía

La intervención que se realizó el 25 de noviembre el “Día Internacional de la Eliminación de la violencia contra la mujer” por parte del grupo “Las Tesis”, nos ha sorprendido con un video viralizado a partir de una performance desarrollada en las calles de Santiago de Chile, que hoy se ha multiplicado en versiones locales por diferentes partes del mundo.

Este grupo colectivo organizó la intervención llamada “Un violador en tu camino”, en el que cientos de mujeres con los ojos vendados bailaron y cantaron una consigna extraordinaria contra la violencia machista y patriarcal, que nos permite interrogar los orígenes de la violencia en la cuestión contemporánea de occidente.

Los movimientos sociales actuales, que encabezan los colectivos de mujeres contra la violencia de género, tienen entre una de sus motivaciones, evitar el abuso que se comete sistemáticamente contra las mujeres, incluso hasta su muerte, lo que lo convierte en una cuestión decisiva y delicada. ¿Hasta dónde podremos integrar esto para cultivar un cambio consciente que permita una transformación de la sociedad?

Es momento de preguntarnos en autorreferencia ¿Cómo estoy integrando esto que sucede en lo individual? ¿Qué puedo hacer para sumarme a una verdadera transformación desde una postura centrada? ¿Qué tipo de transformación nos permite avanzar con estos temas clave que enfrentamos hoy? Para entonces proyectar la posibilidad del avance sobre esas conquistas sociales, económicas y políticas, que no será por la vía de la guerra de los sexos. Defender un objetivo no supone necesariamente la creación de un enemigo, sino el reclamo y la conquista de lo buscado.

Si observamos bien el tema del grupo “Las Tesis”, tiene un enfoque político y no pierde de vista que lo que se está discutiendo es precisamente la constitución patriarcal del poder de ese estado violador; violador de los derechos humanos y de las garantías constitucionales de las que las mujeres han sido históricamente de las mas castigadas.

Es interesante observar como desde la forma en que hemos atendido este movimiento y todos aquellos que han librado las mujeres generan una polarización hacia el feminismo. Aún y que se requiere polarizar para llamar la atención, la solución no se dará desde esa postura. Lo que sigue es una invitación desde el centro para que como sociedad, vayamos integrando una nueva consciencia no solo de los derechos de la mujer, sino de los derechos humanos universales.

No podemos negar que la performance de “Un violador en tu camino” se siente profundamente en las entrañas de cada uno que lo ha visto. También las reacciones han sido distintas de acuerdo a la cultura, paradigmas y miedos que cada uno ha integrado en su vida. Vimos reacciones de todo tipo ante esta expresión social y sembró una nueva etapa en la que mujeres y hombres juntos debemos enfrentar y resolver. El objetivo es hacerlo sin polarizarnos.

Mas allá de culpar a instituciones, personas y la misma historia, es momento de hacernos todos responsables por lo que estamos viviendo en todo el mundo. El grito de cada uno de los grupos sociales es un grito de todos. Lo primero que debemos de asumir es que la violencia la estamos creando entre todos y por lo tanto todos somos parte de lo que se vive actualmente. De nada nos servirá seguir culpando si como sociedad solo apuntamos y no hacemos consciencia de que cada acto individual suma en lo colectivo.

Quedarnos solo con una gran performance y un grito de guerra no permitirá una verdadera transformación. Si observamos detenidamente, ya se ha logrado la integración de mujeres líderes en puestos del estado y aunque han creado nuevas leyes, en la mayoría de los casos se “mimetizan” a los roles de poder masculino haciéndolo desde su polo feminista. Por lo tanto, no solo se trata de que las mujeres conquisten espacios para trascender, sino de que todos como sociedad hagamos consciencia de que los derechos son universales y que mientras continuemos sumando, desde nuestro ego individual los deseos del poder, esta polarización continuará creándose colectivamente.

La gran respuesta al escenario que plantea “Un violador en tu camino” es la de asumir desde lo individual que todos estamos siendo parte de esta violación de forma pasiva, simplemente con el hecho de quedarnos en el grito social sin hacer nada. Esperemos que esta temporada navideña y de fin de año no apague la mecha que se ha encendido. Que cada familia, grupo de amigos y posadas de empresa impulse una nueva consciencia para construir una mejor sociedad donde todos seamos incluidos por igual.

Las posibilidades para la transformación se suman desde como respondemos cada uno la pregunta ¿Estoy consciente y asumo la responsabilidad de que soy un violador pasivo y requiero actuar en lo individual para cambiarlo, o prefiero enfocarme en las posadas y dejar esto como un hermoso mensaje feminista?

Esta es una columna de opinión. Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad únicamente de quien la firma y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.