Alberto Rodríguez: La cadena de suministro y la comunicación entre los eslabones que la integran
menu-trigger
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Alberto Rodríguez: La cadena de suministro y la comunicación entre los eslabones que la integran

COMPARTIR

···
menu-trigger

Alberto Rodríguez: La cadena de suministro y la comunicación entre los eslabones que la integran

bulletCuando una organización se embarga en nuevos proyectos, sus integrantes deben de entender los objetivos que se desean lograr y las estrategias que se van a seguir.

Opinión MTY EGADE ALBERTO RODRÍGUEZ BENITO
01/01/2020
Al registrarte estás aceptando el aviso de privacidad y protección de datos. Puedes desuscribirte en cualquier momento.
Alberto Rodríguez
Alberto RodríguezFuente: Cortesía

En el pasado se decía que la competencia se daba entre empresas. Últimamente se dice que la competencia se da entre cadenas de suministro (CS) porque en realidad cada empresa conlleva a sus clientes, mayoristas, detallistas y proveedores en ella misma. En un escrito anterior hacia énfasis que un requisito fundamental para que una CS funcione es la confianza total entre los integrantes que la conformen. Aunado a esto, se requieren otras condiciones adicionales como la apertura y compromiso de colaborar positivamente y por el bien de todos. En esta ocasión, quiero enfocarme en la comunicación entre los integrantes de la cadena.

Cuando una organización se embarca en proyectos de innovación, desarrollo de nuevos productos o reducción de costos, por mencionar algunos, quedaría muy limitada si no lo comunica y hace partícipes a los integrantes de su CS ya que la apropiada comunicación ayudaría a todos a entender los objetivos que se buscan y la estrategia que se sigue y, con un poco de suerte, se podrían recibir ideas nuevas o, incluso, diferentes alternativas que mejorarían los logros.

Como miembro de la facultad de EGADE Business School, he tenido la oportunidad y el privilegio de participar, como instructor, en diversos programas de educación ejecutiva y, particularmente, quiero mencionar el que realizamos para una importante compañía, el cual se ha ofrecido por muchos años y se convoca a clientes, proveedores y colaboradores de la empresa. Durante los diferentes módulos se convive, se reflexiona y se intercambian ideas por parte de los representantes de las partes involucradas. El módulo con el que he colaborado se enfoca en Operaciones y calidad, sin embargo, en los últimos años incluimos una sección asociada con la Industria 4.0 (I4.0).

Particularmente, me siento muy orgulloso de participar en esta iniciativa y deseo hacer un especial reconocimiento a esta organización por reunir a los integrantes de su CS. De este programa se seleccionaban algunas empresas a las cuales se les da apoyo de consultoría buscando mejorar su contribución en la cadena y el desempeño particular de ellas mismas.

Considerando que tener información sobre el nivel de conocimiento respecto a conceptos y facilitadores de la I4.0 así como sobre el uso de redes sociales, decidí diseñar un cuestionario muy simple y aplicárselo a todos los participantes, incluyendo colaboradores, proveedores y clientes. Aclaro que la intención de este estudio no es obtener conclusiones estadísticamente válidas sino sólo hacer una exploración inicial que pudiera dar un poco de luz sobre estos aspectos.

Dentro de los principales hallazgos puedo mencionar que, en general, el 100 por ciento de los participantes estaban algo o muy familiarizados con el uso de redes sociales en los años 2018 y 2019 en que se aplicó.

En la encuesta del 2018 encontramos que, entre los proveedores, cerca del 25 por ciento de los participantes estaba familiarizado con los conceptos de la I4.0. Por otro lado, el 60.9 por ciento de los proveedores y un 75 por ciento de los clientes no estaban enterados de las iniciativas de la organización que los convoca relacionadas con la I4.0, pero un alto porcentaje consideró que estas iniciativas tendrían un impacto positivo en su relación con la empresa, siendo un 95.5 por ciento para los proveedores y un 96.9 por ciento para los clientes. Se descubrió también que sólo un bajo porcentaje de clientes y proveedores se consideraba muy preparado para iniciar proyectos de I4.0 y digitalización, siendo un 33 por ciento para proveedores y 9.4 por ciento para los clientes. En general estos números mejoraron en la encuesta del año 2019 aunque falta trabajo por hacer.

Concluyendo, la mayoría de los participantes no estaban enterados de las iniciativas de la empresa en la I4.0 pero ven posibles impactos positivos.

Como recomendación, sugerimos una mejor campaña de comunicación de la empresa, sobre sus iniciativas de I4.0, dirigida a sus clientes y proveedores así como seguir desarrollando programas de apoyo para ayudarlos en su transformación digital para agilizar procesos, reducir la incertidumbre y los costos.

El autor es Profesor Emérito de EGADE Business School, Tecnológico de Monterrey

Esta es una columna de opinión. Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad únicamente de quien la firma y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.