Monterrey

Norma Canales: Estrategia de Inversión con Perspectiva a Largo Plazo

Land Banking.

En el mundo de las inversiones, la diversificación y la visión a largo plazo son elementos clave para el éxito financiero. Una estrategia que ha ganado relevancia en los últimos años es el “land banking” o inversión en terrenos, una práctica que implica adquirir parcelas de tierra con la expectativa de que su valor aumentará significativamente en el futuro.

¿Qué es el Land Banking?

El land banking es una estrategia de inversión en la que los inversionistas adquieren terrenos con el propósito de mantenerlos sin desarrollar durante un período prolongado. La idea central es capitalizar el aumento del valor de la tierra debido al crecimiento demográfico, desarrollo urbano, o cambios en las regulaciones que permitan un uso más lucrativo del suelo.

Un ejemplo emblemático de éxito en land banking es el caso de ciertas áreas en las afueras de ciudades que han experimentado un crecimiento demográfico sostenido. Imagine adquirir terrenos en las periferias de ciudades mexicanas que, con el tiempo, se han convertido en zonas urbanizadas de alta demanda. Inversionistas astutos han logrado generar rendimientos significativos al vender estos terrenos a desarrolladores inmobiliarios una vez que la demanda ha aumentado.

Atractivos Lugares para Land Banking en México

1. Zonas de Desarrollo Turístico: Lugares como la Riviera Maya y la Riviera Nayarit, con su creciente popularidad entre turistas internacionales, ofrecen oportunidades para el land banking. La demanda de terrenos para hoteles, resorts y desarrollos residenciales ha impulsado el valor de la tierra en estas regiones.

2. Ciudades en Expansión: Áreas en las afueras de ciudades en crecimiento, como Querétaro, Monterrey y Saltillo, presentan oportunidades para el land banking. A medida que la población y la actividad económica se expanden, la demanda de terrenos para proyectos de vivienda y comerciales también aumenta.

3. Corredor Industrial: Con el auge de la manufactura y la logística, invertir en terrenos cerca de corredores industriales estratégicos puede ser una decisión acertada. La demanda de terrenos para instalaciones industriales y almacenes ha experimentado un aumento considerable en diversas partes del país. En México, existen varios corredores industriales estratégicos que juegan un papel crucial en el desarrollo económico y la actividad manufacturera del país. Algunos de los corredores industriales más importantes son:

a. Bajío: Ubicado en el centro de México, el Corredor Industrial del Bajío engloba ciudades como Querétaro, León, Aguascalientes, Silao, y San Luis Potosí. Es reconocido por su infraestructura logística, conectividad con Estados Unidos y el Puerto de Altamira, así como por albergar numerosas plantas automotrices y empresas de manufactura.

b. Nuevo León-Tamaulipas: La región noreste de México, que incluye Monterrey en Nuevo León y ciudades en Tamaulipas, es otro importante corredor industrial. Con una sólida base manufacturera y una ubicación estratégica cerca de la frontera con Estados Unidos, esta zona es conocida por su industria siderúrgica, automotriz y de electrodomésticos.

c. Occidente: El Corredor Industrial del Occidente abarca Guadalajara y sus alrededores. Esta región ha experimentado un crecimiento importante en la industria electrónica, farmacéutica y de tecnología, convirtiéndose en un polo de desarrollo para empresas de alta tecnología.

d. Golfo: El Golfo de México también es hogar de un corredor industrial, con el Puerto de Altamira en Tamaulipas destacando como uno de los puertos más importantes del país. Esta región es estratégica para la industria petrolera y petroquímica.

Consideraciones y Riesgos

Aunque el land banking puede ofrecer rendimientos significativos, no está exento de riesgos. Factores como cambios en regulaciones, fluctuaciones económicas o una planificación urbana desfavorable pueden afectar la rentabilidad. Es esencial realizar un análisis exhaustivo del mercado y tener una visión a largo plazo.

Para mitigar riesgos, es esencial llevar a cabo una planificación estratégica sólida al ingresar al land banking. Esto implica comprender las proyecciones de desarrollo urbano, estudios de mercado detallados y evaluar la estabilidad económica de la región. Además, es crucial estar al tanto de cualquier cambio en las regulaciones locales que puedan impactar el valor del terreno.

La diversificación geográfica también puede ser clave, considerando la variedad de oportunidades que ofrece México en términos de climas, destinos turísticos y centros económicos. La inversión en terrenos requiere paciencia y una visión de inversión a largo plazo, pero con la debida diligencia, puede convertirse en una herramienta efectiva para construir riqueza y diversificar carteras de inversión.

En conclusión, el land banking representa una estrategia de inversión que puede ofrecer frutos a aquellos dispuestos a esperar. Al elegir ubicaciones estratégicas en México y entender las tendencias del mercado, los inversionistas pueden aprovechar las oportunidades que ofrece esta fascinante forma de inversión en tierras.

COLUMNAS ANTERIORES

Emiliano Peña: Efectos del incremento de aranceles e imposibilidad de esquemas de exención como el de Regla Octava
Rosa Nelly Trevinyo: Under Armour, Back to the Basics

Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad de quien firma esta columna de opinión y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.