Monterrey

José Gerardo Cantú: Tres de cada 10 personas prefieren comprar casa usada para remodelar

Las ventajas de comprar una casa usada, puede llegar a ser el precio, ya que suele ser relativamente menor que el de las nuevas.

Antes que nada, quiero agradecer la oportunidad que nos brinda el Financiero Bloomberg de poder escribir de temas relacionados con el sector Inmobiliario, en esta ocasión hablaremos de la compra de casas usadas para renovar tres de cada 10 personas que por primera vez adquieren un inmueble para vivir busca una casa habitación para remodelarla.

La diferencia de una vivienda usada o nueva radica en su precio. En un estudio realizado por la StarUp Doorvel las edades promedio para adquirir un inmueble, en esta época, son de los 30 a los 40 años, el rango de los 50 buscan cambiar de casa en un 30 por ciento de ellos.

El tema de la renta de los inmuebles es importante para el sector, pero la venta ha venido creciendo en aquellas entidades con mayor poder adquisitivo, tales como Ciudad de México, Nuevo León, Jalisco, Quintana Roo, Baja California, Querétaro, entre otras”, comentan los analistas de la plataforma tecnológica.

El mercado de la vivienda ha cambiado, el porcentaje de renta es de un 60 por ciento mientras que el de venta se sitúa en un 40 por ciento, esto debido a que la nueva generación de personas activamente productivas, de 20 a 30 años, están enfocados en buscar trabajo, viajar y disfrutar sus tiempos libres.

Las nuevas generaciones lo que buscan es viajar, vivir nuevas experiencias, trabajar a distancia y no les gusta contraer compromisos que los amarre por temporadas largas, pero después de los 30 hay un porcentaje que va en crecimiento que desea estabilizarse, es ahí cuando buscan adquirir una vivienda permanente para vivir.

En la elección de una vivienda nueva o usada, los factores más importantes que toman en cuenta los potenciales compradores son la seguridad en la zona, que sea una construcción segura, que sea en apego a su estilo de vida y que de preferencia les quede cerca de su lugar de trabajo, incluso si están bajo un esquema laboral hibrido.

Pero también es el precio de la vivienda, el factor del costo impacta no solo a corto plazo si no a largo plazo ya que el tiempo para finiquitar el inmueble puede ser de hasta 25 años según sea las políticas del banco.

La tarea es investigar si te conviene adquirir un inmueble nuevo o usado, es cierto que cada vivienda tiene sus encantos, pero antes de comprometerte a pagar una u otra contrasta tus gustos contra tus necesidades, estilo de vida y presupuesto. Recomendamos comparar los siguientes rubros entre una vivienda nueva o usada: costo; reparaciones contra mantenimiento; ubicación contra espacio y seguridad contra legalidad; plusvalía, entre otras.

Las ventajas de comprar una casa usada, puede llegar a ser el precio, ya que suele ser relativamente menor que el de las nuevas y las casas ya construidas pueden llegar a tener más espacio para la familia.

Por otro lado, las desventajas de comprar una casa usada es que puede ser posible que se tengan que realizar gastos de remodelación por deterioro de la propiedad y el tiempo de remodelación podría ser mayor al esperado si los daños son grandes. Incluso vicios ocultos que no son identificados a primera vista o al menos al momento de la compra, sino ya después de un tiempo de habitarla.

Las ventajas de comprar una casa nueva es que este tipo de propiedades no requerirá cambios inmediatos; desde la compra existe la posibilidad de hacer la casa a la medida, ajustada al gustos y necesidades con respecto a los materiales y acabados.

Por su parte, las desventajas de comprar una casa nueva, son que, al ser el primer dueño, el desembolso de dinero puede llegar a ser mayor y actualmente, los gastos adicionales de constructores o desarrolladores son aproximadamente del 1.75 por ciento del precio de venta.

Y finalmente si eres de las personas que planea adquirir un crédito hipotecario se debe saber que puedes comprar una casa usada con el crédito del Infonavit.

El trámite para comprar es exactamente el mismo que si compras una casa nueva. La única diferencia serán las características que deberá tener la construcción en el avalúo que se te solicitará.

El autor es Co-Founder y titular del IT Leader en la proptech.

Correo: media@doorvel.com

(www.doorvel.com)

COLUMNAS ANTERIORES

Arranca GIM proyecto comercial en Escobedo; invertirá 1,150 mdd
Invierte Ryder en Laredo por nearshoring

Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad de quien firma esta columna de opinión y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.