Monterrey

Prevén posible recesión económica de México en 2025

Estiman que la economía del país crecerá entre 2.5 y 3 por ciento este año.

Como consecuencia de la incertidumbre que provocarán las elecciones presidenciales en México este año, aunado a una serie de diversos factores, la economía mexicana podría entrar en un escenario de recesión en el 2025, señaló Gabriela Siller, directora de análisis de Banco Base.

“Grupo Financiero BASE estima que la economía de México crecerá entre 2.5 y 3 por ciento en el 2024, y para el 2025 se estima una moderación en el ritmo de crecimiento. De hecho, es posible el escenario de una recesión en 2025, tomando en cuenta que la incertidumbre generada por el cambio de gobierno a nivel federal podría propiciar cautela en el gasto de los consumidores y se espera una disminución del gasto público, particularmente en inversión física”, indicó.

“Históricamente, cada sexenio suele comenzar con muy poco dinamismo económico. De los siete sexenios transcurridos desde Miguel de la Madrid, cuatro han mostrado contracciones en el PIB en el primer año y en seis de los siete, la tasa de crecimiento en el primer año del sexenio ha sido menor a la del año anterior”, destacó.

Comentó que además de lo ya mencionado, destacan otros factores de riesgo para el crecimiento económico de México, entre los que están el alto déficit presupuestario para 2024, presionando al alza a la inflación y motivando que la tasa de interés se mantenga en niveles restrictivos por más tiempo.

Otro factor sería el panel de solución de controversias en el marco del T-MEC sobre la disputa respecto al uso de maíz transgénico, que podría fallar en contra de México y resultar en sanciones comerciales.

Aunado a lo anterior, la posibilidad de que la otra disputa comercial en contra de México, la de materia energética, también se lleve a fase de panel, también pondría en riesgo el crecimiento de la economía mexicana.

Otro factor sería la incertidumbre provocada por las elecciones presidenciales y de Congresos, tanto en México como en Estados Unidos, que suele ocasionar mayor volatilidad en el tipo de cambio y freno en proyectos de inversión.

La incertidumbre respecto a la política económica interna y posible deterioro de la gobernabilidad, especialmente bajo el contexto de una nueva administración y Congreso, la posibilidad de que la falta de infraestructura en la distribución y transmisión de energía eléctrica y disponibilidad de agua frenen el crecimiento de la inversión fija y caídas en el sector construcción no residencial y en la inversión fija, debido a la falta de espacio fiscal en el presupuesto de egresos para nuevas obras de infraestructura, también constituyen posibles obstáculos para la economía nacional.

Otros factores en contra son la posibilidad que la economía de Estados Unidos se desacelere más de lo esperado o que caiga en recesión, lo cual se vería reflejado en las exportaciones, remesas e inversión extranjera directa que llega a México y la posible imposición de estímulos en Estados Unidos para que las empresas regresen las fábricas a ese país, lo que quitaría a México, en parte, la oportunidad del nearshoring.

Para este año y el siguiente, Grupo Financiero BASE estima que la economía mexicana seguirá creciendo durante el 2024, pero a un ritmo menor al que lo hizo en el 2023. Tras el crecimiento de 3.10 por ciento en el 2023, se espera que el crecimiento se desacelere a una tasa de 2.5 por ciento bajo un escenario base.

“Con un crecimiento de 2.5 por ciento en el 2024, BASE estima que el PIB per cápita finalice el año en un nivel 0.12 por ciento menor al del 2018. Sin embargo, dependiendo de los eventos que se vayan desenvolviendo en el transcurso del año, así como los riesgos previamente mencionados que puedan materializarse, BASE estima un rango en el que el crecimiento podría ser de entre 1.5 a 3.0 por ciento”, indicó Siller.

El escenario pesimista se basa principalmente en una desaceleración económica en Estados Unidos, lo que ocasionaría una reducción en la demanda de bienes mexicanos de exportación. Asimismo, para el 2025 se contempla una fuerte reducción en el gasto de gobierno, particularmente en el rubro de inversión física, ya que el gobierno entrante enfrentará los retos comunes de la transición, así como un espacio fiscal limitado.

Además, se prevé que para el 2025 se materialice el estancamiento económico en Estados Unidos, o incluso una recesión. Bajo estos supuestos, se estima que la economía de México crecería entre 0.8 y 1.0 por ciento en el 2025.

COLUMNAS ANTERIORES

¿Cuáles son las vialidades cerradas por inundación en NL?
Avanza llenado de presas en NL

Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad de quien firma esta columna de opinión y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.