Monterrey

Marco Pérez: ¿Pensión digna ahorrando el 1.125% del salario?

La estela destructora de todo lo que toca el ejecutivo federal, acecha ahora al sistema de pensiones de las AFORES, el cual es el último amenazado por el inquilino de palacio nacional, argumentando que las pensiones que otorgan las AFORES son “injustas e inhumanas” ya que si bien les va, equivalen a la mitad del salario.

El problema, señor presidente, es que en economía, “NO HAY LONCHES GRATIS” y absolutamente todo tiene un “COSTO ALTERNATIVO”, premisas que inexorablemente aplican a esta y a todas sus acciones en materia económica.

Precisamente hubo la necesidad de reformar el sistema pensionario de la Ley del IMSS, porque gobernantes populistas anteriores, fueron incrementando los beneficios de las pensiones, sin que se aumentaran las contribuciones, y un sistema de por sí ya deficitario, lo hicieron aún más, hasta que quebró irremediablemente, y todo el pasivo pensionario del IMSS, tuvo que ser asumido por el Gobierno Federal, pasivo que sigue gravitando pesadamente en las finanzas gubernamentales.

De tal suerte, el esquema actual, de las AFORES, vino a solucionar el problema del pasivo pensionario del IMSS, (el cual asumió el Gobierno Federal) y se introdujo un nuevo esquema donde la pensión a recibir la determina la cantidad ahorrada por el trabajador, eliminando el beneficio definido que contenía la vieja Ley.

De esta manera, una baja pensión al jubilarse, bajo el esquema actual, es solo el reflejo de una baja contribución y por ende, de un reducido saldo ahorrado, por lo que los calificativos de pensiones “injustas e inhumanas”, además de sensacionalistas, solo reflejan un profundo desconocimiento del sistema de pensiones.

Por otro lado parece que usted, señor presidente, ignora que en 2021, entró en vigor una reforma para precisamente incrementar las aportaciones tripartitas a las AFORES, que se traducirán en un mayor ahorro y en mayores pensiones al retiro, lo cual, sin embargo, no opera de manera inmediata, y toma tiempo incrementar los saldos ahorrados.

Con esa reforma, las aportaciones a las AFORES están aumentando de 6.5% hasta alcanzar paulatinamente el 15% del salario de cotización, un aumento del 131%!!!! con cargo exclusivo al patrón, sin que aumentara en lo absoluto la aportación del trabajador, la cual se mantiene en un ridículo 1.125% de su salario base de cotización.

Es simplemente absurdo que ahorrando el trabajador solo un 1.125% de su salario, aspire a recibir una pensión remuneradora, ah, pero imposible tocar a los trabajadores, (no se vayan a enojar) y decretar un aumento en sus aportaciones al retiro, porque ganan poco dinero, argumento que ya es toda una falacia, porque el salario mínimo lo han aumentado en más de 100%, pero las aportaciones a la AFORES 0%.

Creen ustedes, amables lectores, que después de un aumento de más del 100% al salario mínimo, no puedan aumentar unos puntitos la aportación de los trabajadores a su ahorro para el retiro? Así, o más populistas?

No nos dejemos engañar con propuestas populistas e irresponsables, que de aprobarse, implicarían una enorme carga adicional a las finanzas públicas, ya que sin duda, el costo de otorgarles a los trabajadores una pensión por arriba de lo ahorrado, correría por cuenta del Gobierno Federal, pero no de manera inmediata, sino hasta que se agotaran los recursos de las AFOREs, pateando el bote a futuro, como de costumbre.

Nos pasaría como el que se está cayendo de un edificio de 100 pisos, y pasando por el piso 98 dice, bueno, hasta ahorita nada malo me ha pasado.

Por otro lado, también externó el presidente que esta medida la propondría hasta septiembre de este año, ya que como pretende una reforma constitucional, estima que en el nuevo congreso sí tendrá mayoría calificada para aprobarla, cosa que con esta legislatura es imposible.

Bueno, pues esta es solo una pequeña muestra representativa de los graves riesgos que correría el País, si en las próximas elecciones Morena logra una mayoría calificada en el Congreso, ya que podrían cambiar la Constitución sin contrapeso alguno, tal y como pasa ahora con las Leyes, porque tienen mayoría simple, y podrían legislar cualquier reforma sin importar el costo y las consecuencias, las cuales, desafortunadamente, no se pagan por competo de manera inmediata, y pueden engañar fácilmente a la población.

Por lo pronto, se debe exigir que la eventual propuesta de reforma que vayan a hacer al Congreso, sea avalada por la sociedad y se presente un estudio económico independiente y profesional, que cuantifique los costos de la misma e identifique las fuentes de financiamiento, evitando que su costo gravite en las ya endebles finanzas públicas, que en un evento inédito, tuvieron que contratar casi el 100% de su techo financiero externo para 2024, en el primer día hábil del año!!

¿Así de mal cerraron las finanzas públicas el 2023?

Marco Pérez

Marco Pérez

Economista especialista en finanzas públicas, Socio Director de Econometría Aplicada SC, Conferencista y Catedrático a nivel doctorado.

COLUMNAS ANTERIORES

Confirman calificaciones de deuda de Periférico y Autopista Monterrey-Cadereyta
Entre Líneas 04/15/2024

Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad de quien firma esta columna de opinión y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.