Monterrey

Karla Nava: Nearshoring y la proveeduría nacional en el sector de autopartes en Nuevo León

No todo es color de rosa.

De acuerdo con datos de la Asociación Mexicana de la Industria Automotriz (AMIA), en los últimos 5 años, 20 de cada 100 dólares de Inversión Extranjera Directa (IED) han sido atraídos por esta industria.

Durante el primer trimestre del 2023, el estado de Nuevo León atrajo una IED de 2,332 mdd, marcando un incremento significativo del 111% en comparación con el mismo periodo del 2022, y que representan el 13% de la IED total nacional.

Según datos del Gobierno de Nuevo León, el estado se ha consolidado como una de las entidades con mayor atractividad para invertir. Esto no sería posible explicarlo sin tomar en cuenta una dinámica que toma auge en México, y en especial en Nuevo León a partir de la pandemia, el nearshoring.

El nearshoring es la relocalización y el acercamiento de las cadenas de producción a los consumidores, y que además es una de las principales apuestas de la Asociación Latinoamericana de Integración (ALADI) para aumentar el comercio entre las naciones de la región. Los factores de nearshoring más frecuentes son los cambios en los costos laborales, digitalización y automatización de la fabricación y la importancia de la velocidad de la comercialización (Mesquita et al., 2022).

Esta tendencia global juega un papel relevante en el fortalecimiento de la creación de cadenas regionales de valor, pues se ha convertido en una nueva apuesta de las empresas en países desarrollados en la búsqueda de eficiencia y bajo costo (OMAAHU, 2023).

El nearshoring ha mostrado buenos resultados en México, ya que en el 2022 hubo un crecimiento del 12% en la IED, llegaron 100 empresas nuevas y el 50% de ellas arribaron a Nuevo León, aparte de que el intercambio comercial entre México y Estados Unidos rompió el récord con 779,000 mdd (Castañeda, 2023).

Lo anterior se ha dado por los movimientos en la política global en países del Occidente, Rusia y China, así como por los cambios de actitud electorales hacia la globalización en naciones como Estados Unidos con la llegada de Trump en el 2017, el Brexit, la modernización del TLCAN ahora TMEC y claro, la pandemia del COVID-19.

Dicho esto, el nearshoring ofrece seguridad en el comercio internacional sobre una cadena de suministro más efectiva, una logística menos compleja y costos más bajos (Durán, 2023). Si bien, el concepto de relocalización de industrias no es nuevo, y no es posible definir cuales inversiones son producto estrictamente del nearshoring, este término se ha convertido en un tema muy taquillero.

En los últimos años, las proveedoras mexicanas han destacado como protagonistas dentro de la nueva forma de organización en la industria automotriz nacional. Actualmente, las empresas proveedoras de autopartes representan el 90% del personal ocupado en la industria automotriz nacional, con 882,000 personas (Arciniega, 2022; INA, 2023).

Además, dentro de Nuevo León se encuentran operando 5 fabricantes de equipos originales (OEMs) respaldados por una red de proveedores del sector de autopartes, que incluyen 25 proveedores de nivel 1, 53 proveedores de nivel 2 y 8 proveedores de nivel 3 (Gobierno de Nuevo León, 2023).

Por lo anterior, en una reciente investigación elaborada en coautoría con egresadas de la Universidad de Monterrey se analizó el nearshoring como estrategia para el desarrollo de la proveeduría en el sector de autopartes de Nuevo León.

En dicho estudio se analizó la importancia de la IED, se describió la dinámica del nearshoring y se exploró el comportamiento de la proveeduría en el sector de autopartes de Nuevo León en un periodo de 5 años, específicamente del 2018 al 2023. Con dichos resultados, se realizó un análisis del fenómeno del nearshoring dentro del sector de autopartes, para así conocer los cambios, beneficios y posibles impactos a las proveedoras del estado en cuestión.

Los hallazgos más sobresalientes destacan: creación de empleos formales, cadenas de suministro más eficientes, reducción de tiempo de entrega, costos logísticos y distancias y la incorporación de proveeduría nacional. Así mismo, resaltan los factores para invertir en Nuevo León como el capital humano, infraestructura y cercanía geográfica con nuestro principal socio comercial.

Se destaca el margen de maniobra de la proveeduría con valor de contenido regional dentro del marco establecido en el TMEC, aproximadamente al 75% con una proveeduría sólida y madura aunque con desafíos. En el estudio se sugieren algunas estrategias para aprovechar las ventajas del nearshoring para las empresas de auto partes nivel 2 (Tier 2), por ejemplo: certificaciones (IATF16946), invertir en innovación y tecnología (IoT y optimización de proceso, digitalización (SAP).

Si bien, todo parece ser un rosa pastel, también hay desafíos. Por ejemplo, que la demanda supere la oferta, que la inversión desaliente la innovación, la falta de espacios físicos o de infraestructura en parques industriales y por supuesto la escasez de recursos naturales como el agua e incluso otro como la energía.

Los hallazgos finalmente coinciden con lo discutido en el pasado XXIX Congreso del Comercio Exterior Mexicano del COMCE, donde los expertos indicaron que para navegar en el nearshoring y las compañías tomen sus decisiones de inversión algunos factores clave hoy en día son: mercado laboral (especialización mano de obra, rol de la universidades, desocupación, informalidad), insumos básicos (energía eléctrica y agua), infraestructura (transporte público, vivienda) y Estado de derecho (garantía y seguridad en el país).

Por lo visto, del nearshoring al friendshoring, todavía hay un largo camino por recorrer y enfrentar, no todo es color de rosa.

La autora es Directora de la Licenciatura en Negocios Globales y Profesora Investigadora de la Escuela de Negocios de la UDEM. Es Doctora en Ciencias Administrativas, PNPC CONAHCYT. Global MBA por el Tec de Monterrey-Thunderbird, y Licenciada en Estudios Internacionales por la UDEM.

COLUMNAS ANTERIORES

Suben 13% ventas y 22% Ebitda de Kof en II-2024
Jorge Manjarrez: In memoriam

Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad de quien firma esta columna de opinión y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.