Monterrey

Hugo René Ortiz: Girl Math y los impuestos

Descubriendo la historia que nos contamos para justificar nuestros gastos.

En esta ocasión abordaremos un término que recientemente se volvió viral entre los jóvenes, me refiero a “Girl Math” (GM) (matemáticas femeninas). Este término surgió en un programa de radio de Nueva Zelanda, resulta que la productora del show, Carwen, necesitaba ir al salón de belleza para arreglarse el pelo, lo cual representaba un costo  elevado. Hayley, una de las conductoras, intervino y mencionó razones que justificaban el corte de cabello, reduciendo prácticamente su costo a cero.

Los otros dos conductores del programa se quedaron atónitos ante semejante justificación. La cual no necesariamente hacía sentido desde el punto de vista financiero. Sin embargo, para Carwen significaba tener no solo su corte de cabello sino también paz mental.

Permítame narrarle otro ejemplo de los múltiples que han “resuelto” en el mencionado programa. Una radioescucha compró una bolsa de marca cuyo costo fue de $1,000.00 dólares. Habló al programa para que le ayudaran a justificar la compra. Hayley, inmediatamente interviene y menciona que al ser una bolsa de buena calidad, dura al menos 5 años, por lo que el costo es de $200.00 dólares por año, menos de $1 dólar al día.

Además de lo anterior al considerar los diferentes usos que puede tener la bolsa, por ejemplo: bolsa de supermercado, bolsa de mano, bolsa de viaje, bolsa para festivales. Resulta que tienen 4 bolsas en una, representando un costo de $250.00 dólares por bolsa. Concluyen que de usar la bolsa todos los días, la bolsa prácticamente es gratis.

En términos coloquiales, GM es la historia que cada uno se cuenta para justificar un desembolso de dinero. De tal forma que tengamos una explicación que nos de tranquilidad y a la vez tengamos ese sentimiento de satisfacción de haber realizado una buena compra que representa una inversión en nuestra persona.

¿Qué le parece si aplicamos GM al cumplimiento de obligaciones fiscales? Empezando con una simple. Al cumplir con las obligaciones en tiempo y forma nos evitamos multas, por lo que bajo la lógica de GM estamos ahorrando dinero y evitando preocupaciones.

El tener la información de los movimientos de sus cuentas bancarias al día, permite controlar los flujos del negocio y así decidir que pagos realizar. Bajo el principio de GM al tener el control de los dineros puede calcular el punto óptimo que le permita minimizar el pago de Impuesto al Valor Agregado al SAT. Es decir, balancear los cobros provenientes de clientes y los pagos realizados a proveedores.

En el caso de las nóminas, al timbrarlas en tiempo y forma al momento de presentar la declaración mensual, le aparecerá la información precargada, esto no solo le facilitará la presentación de la misma; sino que le evitará que en un futuro reciba de parte de la autoridad invitaciones para que revise sus nóminas porque no tendrá discrepancias en los diferentes cruces de información que realiza la autoridad. En términos de GM, no solo está ahorrándose tiempo sino evitándose mortificaciones en el futuro.

En caso de que usted sea una persona física que presenta su declaración anual también puede utilizar GM. Al consultar en la página del SAT el visor de las deducciones personales, esto le permitirá validar que no falte ninguna. También puede consultar el visor de nóminas así verifica que su empleador este timbrando los recibos de nómina correspondientes.

En ese mismo apartado podrá asegurarse que no tenga recibos de nómina timbrados por personas ajenas a las que tuvo relación laboral en el periodo consultado. Lo anterior en términos de GM significa que se ahorrará tiempo al momento de preparar y presentar su declaración anual; así como en el proceso de devolución de saldo a favor, en caso de que resulte.

Estimado lector, esta analogía del GM con el cumplimiento de obligaciones en materia fiscal es con la finalidad de ver con otros ojos las obligaciones que sabemos tenemos que cumplir. En el caso de las nuevas generaciones que quizás tienen poco de comenzar a cumplir con sus obligaciones fiscales, hacerles entender que cumplirlas de forma voluntaria y en modo proactivo siempre será mejor que esperar a recibir un “jalón de orejas” de parte de la autoridad que en el mejor de los casos queda ahí, en una invitación o llamada de atención; pero que en el peor, puede concluir con multas con un efecto directo a su bolsillo y ahí si dudo que GM le ayude a justificar ese desembolso.

Si usted conoce a algún joven que utilice #girlmath compártale esta columna para que conozca GM de nivel “profesional”.

Contacto: huorsa@ortizgarza.com.mx

COLUMNAS ANTERIORES

Rafael Chapa: Comisario de Sociedades Mercantiles
Invertirá Gruma 792 mdp en nueva planta en Puebla

Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad de quien firma esta columna de opinión y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.