Monterrey

Jesús Garza: Incertidumbre económica

El factor más relevante es el incremento en la tasa de interés que está encareciendo el crédito.

El panorama económico se está complicando a nivel global como resultado del aumento de las tasas de interés y por ende de la restricción monetaria. El primer semestre del año fue favorable, sobre todo en los Estados Unidos, donde la economía continuó creciendo y el sector laboral mantuvo resiliencia aún con el aumento de las tasas de interés. Asimismo, la tasa de desempleo permanece en niveles muy bajos.

Aunado a eso, la tasa de inflación mantuvo una tendencia descendente. Sin embargo, el segundo semestre del año ya muestra signos de una desaceleración económica por varios factores.

El factor más relevante es el incremento en la tasa de interés que está encareciendo el crédito. Este efecto tiene un impacto desfavorable en la economía real, en el sector financiero y en las finanzas públicas. En la economía real ya se observa una disminución relevante en el consumo privado y en la inversión productiva. Los indicadores adelantados así lo muestran en EUA.

Por otro lado, las bolsas globales están cayendo por un reacomodo de portafolios de renta variable a renta fija. Las expectativas de mayores aumentos en la tasa de interés en EUA están perjudicando aún más la valorización de los activos financieros. Por último, el aumento en las tasas de interés está perjudicando las finanzas públicas elevando el costo del endeudamiento en muchos países.

Otro factor importante que está complicando el panorama económico global son las recientes presiones inflacionarias provocadas por el recorte en la producción de crudo en los países miembros de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP).

Como consecuencia varios analistas financieros están pronosticando precios del crudo por encima de los 100 dólares por barril. Incluso algunos analistas avizoran precios del petróleo de hasta 150 dólares por barril.

Lo anterior está complicando el panorama de política monetaria en EUA ya que la Reserva Federal ha mencionado que la subida de tasas de interés no ha terminado. Ahora, algunos miembros esperan al menos un incremento adicional de la tasa de interés. Como consecuencia los pronósticos de una recesión económica se han elevado de nuevo. El Fondo Monetario Internacional (FMI) redujo las expectativas de crecimiento a nivel global para 2024 como consecuencia.

Así, el segundo semestre del año está cargado de incertidumbre económica. Si bien en México se espera un crecimiento elevado anual de alrededor de 3 por ciento anual, la incertidumbre económica global está impactando en las expectativas de crecimiento para 2024.

El autor es director general de Soluciones Financieras GAMMA y profesor de Economía y Finanzas de EGADE Business School. Tiene un doctorado en Finanzas y maestría en Economía Financiera, ambas por la Universidad de Essex en el Reino Unido. Fue el economista en jefe para México de Itau BBA, director general adjunto de Organismos Financieros Internacionales en la SHCP e investigador en el Banco de México.

COLUMNAS ANTERIORES

Pablo Pérez: El sistema financiero mexicano y su impacto en el sistema de pensiones
Jorge O. Moreno: El agua en Nuevo León

Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad de quien firma esta columna de opinión y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.