Monterrey

Rogelio Segovia: ¿Quién debe gestionar la implementación de IA en una empresa?

Al hablar de inteligencia artificial hablamos de innovación.

¿Por qué en una columna enfocada a temas de talento, cultura y recursos humanos abordamos aspectos de inteligencia artificial, en apariencia una cuestión tecnológica? Porque estamos hablando de estructura organizacional, estrategia e implementación de culturas de innovación.

Por antonomasia, al hablar de inteligencia artificial hablamos de innovación. Una empresa que esté implementando procesos de inteligencia artificial está potenciando (o desarrollando si es que no la tenía) una cultura de innovación. Y para que esto suceda, se debe tener estructura y personas adecuadas

Hoy en día la transformación digital se ha convertido en un término general en donde las empresas exitosas no solo usan lo digital, se vuelven digitales; y al hablar de transformación digital de lo que estamos hablando es de transformaciones de inteligencia artificial.

Y la pregunta, hasta cierto punto incómoda e intrusiva, que muchos consultores en estos menesteres hacen es ¿estás preparado para ganar?

Pero antes de intentar siquiera responder esa pregunta (que es un tanto motivacional y por ende bastante insulsa), tratemos de clarificar algo verdaderamente relevante, ¿quién debe gestionar los esfuerzos de implementación de la inteligencia artificial en una empresa?

Precisamente es en esta mesa de decisión en donde debe de estar sentado Recursos Humanos, y junto a la dirección general, co-diseñar la estructura organizacional que soporte la estrategia de la empresa, en este caso, de la gestión, implementación y adopción de la inteligencia artificial.

De acuerdo al Wall Street Journal (The Big Question for Managers on AI: Who Gets the Job of Figuring It Out?, julio 15, 2023), permitir que demasiados departamentos experimenten con IA generativa (Recursos Humanos, Mercadotecnia, etc.) puede exponer a una empresa a riesgos o problemas de privacidad de datos, pero; restringirlo (a Tecnologías de Información) puede sofocar la innovación y las posibles mejoras de productividad.

La respuesta natural sería que la responsabilidad debe de estar en el área de Tecnologías de Información, por su experiencia y antecedentes técnicos; pero también encontramos que otras organizaciones están creando posiciones específicas, como lo sería un director / vicepresidente de IA generativa, o incluso, formando comités para abordar esta tecnología.

De acuerdo al propio WSJ, empresas como VMware, DocuSign y otras han reunido a pequeños grupos de empleados de varios departamentos para reunirse regularmente y analizar los esfuerzos de IA . Estos grupos de trabajo de IA, generalmente compuestos por una docena de personas, se están volviendo más comunes.

Pero ya sea que la definición de quien deba ser el gestor de todo esto sea un área en específico (cualquiera que esta sea) o un comité, la responsabilidad final recae en el director general, quien debe participar activamente en este proceso de quien sea nombrado como encargado y, por lo tanto, garantizar el éxito su gestión. La responsabilidad de Recursos Humanos es ayudar en el diseño de la estructura idónea para utilizar, de manera efectiva y segura, la IA en toda la empresa.

Finalmente, la adopción de la inteligencia artificial generativa resulta crucial para que las empresas no solo compitan y consigan sus objetivos organizacionales, sino para que también sobrevivan. Si los líderes no tienen una comprensión clara de qué es la inteligencia artificial, el responsable(s) de su gestión, los beneficios que puede aportar a la empresa y cómo alinearla con la organización, esto implica que el departamento de Recursos Humanos no está cumpliendo del todo bien su trabajo.

Epílogo.— La escasez de talento especializado que tenemos en México, y en específico en Nuevo León, no se debe exclusivamente a la avalancha de empresas que están arribando por efecto del nearshoring (principalmente maquiladoras, que requieren mano de obra intensiva), también es a la disminución de la población joven. La tasa demográfica está cambiando rápidamente a nivel mundial. Para el 2050, casi el 40 % de la población del este de Asia y Europa serán personas mayores de 65 años (tan solo china tendrá 200 millones menos personas en edad de trabajar).

México aún tiene un bono demográfico por los siguientes 30 años. De acuerdo con los resultados de la Encuesta Nacional de Ingresos y Gastos de los Hogares del INEGI, los hogares mexicanos cuentan cada vez con menos niños y más adultos mayores; el número de integrantes menores de 15 años a nivel nacional disminuyó de 1 a 0.81 en el mismo periodo, mientras que el de mayores de 65 años aumentó de 0.29 a 0.34.

El autor es Doctor en Filosofía, fundador de Human Leader, Socio-Director de Think Talent, y Profesor de Cátedra del ITESM.

Contacto: rogelio.segovia@thinktalent.mx

COLUMNAS ANTERIORES

Impulsará entidad su desarrollo por sus industrias: Actinver
‘Agrieta’ proyectos alza de materiales triturados

Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad de quien firma esta columna de opinión y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.