Monterrey

José Luis Aguilar: ¿Empleador fomenta la cultura del ahorro entre los trabajadores?

Lo que viví, leí y oí de lo laboral y Sindical.

La cultura del ahorro entre los Trabajadores no está muy arraigada, algunas compañías bien organizadas tienen establecida la prestación de fondo de ahorro, en la que la que el trabajador aporta un % de su salario y el empleador aporta otro % igual. Esta prestación provoca que el trabajador genere un ahorro, el cual, lo recibe cada seis meses o al año, según las políticas internas de la empresa.

Originalmente este tipo de prestaciones como los apoyos para gastos escolares, transporte, recreación, entre otros, los empresarios las establecieron con la finalidad de exención. El gobierno de Miguel de La Madrid aplico impuestos a estos ingresos adicionales al salario y se acabo el encanto de las prestaciones en especie.

Si bien es cierto que los incrementos al salario mínimo por parte de los gobiernos han sido buenos, sería mejor un ajuste a la tabla de impuestos de los ingresos del trabajador que les dé la posibilidad de generar ahorro. Fomentar la cultura del ahorro debe ser tarea de todos, los gobiernos a través de ajustes fiscales que lo incentiven, las empresas buscando beneficios reales no solo de exentar gastos, pero sobre todo los trabajadores al ser los más desprotegidos con los cambios al sistema de pensiones generado en Julio de 1997.

Como he comentado anteriormente tengo participando en el ramo laboral-sindical aproximadamente desde 1985, a través de todos estos años en constante comunicación con la base trabajadora he observado ciertos patrones. Muchas personas al entrar al mercado laboral buscan hacerse de bienes para sus hogares, lo cual no es anormal, desafortunadamente sus niveles de ingresos provocan la necesidad de obtenerlos a través de créditos, con sobreprecios muy altos generado por los costos financieros. Lo anterior provoca en muchas ocasiones problemas de incumplimiento de pago y la pérdida del bien. Esto podría cambiar si las personas antes de adquirir dichos bienes generaran un ahorro para comprar de contado beneficiándose al no incurrir en gastos adicionales como el costo financiero.

Incontable veces ha sucedido que la falta de programación de gastos, como la fiesta de quince años de la hija, la boda de los hijos, una defunción, gastos que provocan incurrir en deudas onerosas que asfixian a las familias generando círculos viciosos de los cuales tardan mucho en salir.

Algunos trabajadores consientes de la importancia de ahorrar aumentan los montos de su aportación en su empresa (si se los permite su tope legal) para obtener mayores beneficios, otros recurren a las cajas de ahorro y así acceden a montos mayores de crédito dado que para muchos de ellos es difícil recurrir a los préstamos bancarios. Desafortunadamente no es la mayoría de las personas que tienen esa conciencia del ahorro, por eso es importante que alguien haga la tarea de concientizar para beneficio de todos.

COLUMNAS ANTERIORES

Jonathan Quimbar: La armonía con la inteligencia artificial en la industria inmobiliaria
Entre Líneas 22/04/2024

Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad de quien firma esta columna de opinión y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.