Monterrey

Pablo de la Peña: Desaceleración a la vista

La economía mexicana tendrá una desaceleración importante en este 2023.

En días pasados el Fondo Monetario Internacional publicó su documento sobre las perspectivas económicas 2023 (World Economic Outlook 2023) en donde ajustó el crecimiento esperado para México en este año y publicó estimaciones de crecimiento para la economía mundial para el 2023 y 2024.

Podríamos pensar que el ajuste del FMI de 1.8 a 1.6 por ciento de crecimiento para México en este 2023 no hacen mucha diferencia. Sin embargo, si comparamos con el pronóstico oficial de la SHCP en el documento de Criterios Generales de Política Económica para el 2023, sí creo que es importante resaltar la diferencia.

El pronóstico oficial de crecimiento para este 2023 es de 3 por ciento, con este pronóstico se hicieron las estimaciones de ingresos federales y en función de eso se hizo el presupuesto de egresos para este año. Sin embargo, el FMI en lugar de ajustar hacia arriba el pronóstico de crecimiento para México, lo hizo hacia abajo, es decir, no sólo el pronóstico del FMI era ya significativamente menor al pronóstico oficial, 1.8 vs 3.0, sino que además lo bajó a 1.6 por ciento; prácticamente podemos decir que el FMI estima que la economía de México crecerá a la mitad de lo estimado por las fuentes oficiales.

Los ciegos seguidores del gobierno federal podrán pensar que el FMI no es una organización de confianza porque responde a intereses hegemónicos neoliberales, etc, etc. Sin embargo, en la encuesta del mes de marzo que recientemente publicó el Banco de México a especialistas en economía del sector privado, también coinciden en que el crecimiento de la economía mexicana será prácticamente la mitad de lo estimado oficialmente, esto es al 1.43 por ciento. Todo parece indicar que la economía mexicana tendrá una desaceleración importante en este 2023, pues recordemos que en el 2022 cerramos con un crecimiento prácticamente del 3 por ciento.

Ahora bien, México no será el único país que sufrirá una desaceleración en este 2023, de acuerdo con estimaciones del FMI la economía mundial tendrá un crecimiento en este año del 2.80 por ciento, viniendo de un crecimiento en el año previo del 3.40 por ciento. La economía de los Estados Unidos igualmente espera un crecimiento menor al del año pasado, ahora del 1.60 por ciento. Pero lo destacable es que tanto Alemania como el Reino Unido esperan tener un crecimiento negativo del -0.1 y -0.3 por ciento respectivamente. ¿Qué está pasando? ¿por qué esta desaceleración a nivel mundial?

Recordemos que los bancos centrales de la mayoría de los países han tomado medidas restrictivas para controlar el crecimiento de la inflación, esto ha llevado a las tasas de interés de referencia a niveles significativamente altos históricamente. Si bien podemos ver ya una reducción en la inflación en algunos de nuestros países, aún los pronósticos de cierre para este 2023 son relativamente altos. El mismo FMI estima que la inflación mundial cierre en 7 por ciento, menor al 8.7 del 2022, pero todavía alta. En México, los especialistas en economía del sector privado estiman que la inflación cierre por arriba del 5 por ciento.

Este crecimiento en las tasas de interés no solamente contribuye a la reducción en la presión de los precios originado por un incremento en la demanda de consumo, sino que el lado negativo de este incremento en la tasa de interés es el impacto que puede tener al frenar la inversión productiva y ésta a su vez tiene un impacto negativo en el crecimiento económico. Es decir, altas tasas de interés desincentivan la inversión productiva.

Por esto y por factores que aún no se han resuelto en su totalidad como los originados por la guerra entre Rusia y Ucrania y el desequilibrio en la cadena de suministro a nivel mundial, se espera que la economía tenga una desaceleración a mediados de este año; de tal manera que el resultado final para este 2023 es un crecimiento menor comparado con el año anterior.

Adicionalmente a estos factores externos a la economía de México, es importante resaltar que, de acuerdo con los resultados de la encuesta a especialistas en economía del sector privado del Banco de México, hay razones internas de preocupación que pueden frenar el crecimiento de la economía mexicana. Dentro de dichos factores, principalmente se destaca el tema de la inseguridad, el débil estado de derecho, la presión inflacionaria, la incertidumbre de la política interna y la falta de cambios estructurales. Y si a estos factores le sumamos el tema de la corrupción y la impunidad, se destaca que los temas relacionados a la gobernanza del país concentran el 49 por ciento de las menciones en dicha encuesta, sobre los tres principales factores que los especialistas consideran que podrían obstaculizar el crecimiento de México en este 2023. En concreto, se visualiza una desaceleración hacia mitad de este año, y los factores que podrían limitar aún más el crecimiento económico del país tienen que ver con la capacidad de este gobierno federal de mantener la estabilidad y el equilibrio económico y social.

COLUMNAS ANTERIORES

Apoyará CMIC reinserción de ex reos a la vida productiva
Fomenta UANL reducción de residuos a través del reciclaje

Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad de quien firma esta columna de opinión y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.