Monterrey

Rolando Noriega: Retos y Perspectivas de las Relaciones Laborales

Iniciamos el 2023 con grandes retos y perspectivas para las relaciones laborales entre los sindicatos y las empresas.

La reforma a la Ley Federal del Trabajo de 2019 fue una reforma amplia, histórica y profunda que se centra en los siguientes temas: libertad y democracia sindical. Garantizar el derecho de libre afiliación, la autonomía de los sindicatos y la prohibición de todo acto de injerencia en su vida interna.

Iniciamos el 2023 con grandes retos y perspectivas para las relaciones laborales entre los sindicatos y las empresas, como lo son el incremento de salario mínimo de un 20% y el incremento de 6 a 12 días de vacaciones durante el primer año de trabajo.

El tiempo pasa volando, y ya estamos en abril, a escasos días de que uno de los principales objetivos de la reforma laboral hablando de temas colectivos llegue a su fin, la desaparición de los contratos colectivos de protección, o contratos sin vida sindical, como recordarán con la reforma a la legislación laboral, todos los contratos colectivos de trabajo existentes serán revisados al menos una vez y los mismos tendrán que ser legitimados por los sindicatos por única ocasión antes de mayo del 2023.

La legitimación consiste en una consulta donde los trabajadores emiten su voto personal, libre, directo y secreto para definir si conocen o no el contenido del contrato colectivo que rige las relaciones laborales en su centro de trabajo.

El procedimiento de legitimación debe ser verificado por un inspector del trabajo o, en su caso por un notario a fin de que, durante el procedimiento de consulta, se garantice el respeto del derecho de los trabajadores.

Hay que recordar que es un proceso sindical y que la empresa se debe de abstener de cualquier tipo de injerencia en el mismo, aunque deberá otorgar las facilidades necesarias para que se realice la consulta, así como entregar a sus trabajadores un ejemplar impreso del contrato colectivo de trabajo, por lo menos tres días hábiles antes de la fecha de la consulta.

Si la mayoría de los trabajadores vota a favor del contrato colectivo de trabajo, el Centro Federal de Conciliación y Registro Laboral expedirá la constancia de legitimación.

Si bien es cierto que se habla de una prórroga, la misma consiste en que las consultas de legitimación que se registren antes del 1 de mayo de este año se podrán llevar a cabo hasta el 31 de julio de 2023, es decir, la fecha límite para que los sindicatos registren su petición para legitimar sus contratos colectivos de trabajo es el 1 de mayo.

Las autoridades laborales redujeron drásticamente el número de contratos colectivos en el país, cuando al principio se hablaba de más de 550 mil contratos, después de una depuración, ahora solo existen 139 mil con registro vigente.

Hoy en día, según datos de la plataforma del Centro Federal de Conciliación y Registro Laboral, se han legitimado 14,363 contratos colectivos.

Habrá que ver cuál es el desenlace de todos los contratos colectivos de trabajo que no se llegasen a legitimar o más bien que pasa con los derechos de todos los trabajadores que salvaguardaban estos contratos colectivos, aunque fuera en papel y que en muchos de los casos los mismos trabajadores no conocían, aunque el deber ser es que se respeten las prestaciones y beneficios con los que cuentan.

Con esto se da un gran paso en la implementación de la Reforma Laboral en temas colectivos y la pauta para continuar con este nuevo modelo laboral en donde lo que si llegó para quedarse ese el proceso de votación personal, libre, directo y secreto por parte de los trabajadores, como por ejemplo, en las revisiones integrales de contratos colectivos de trabajo en donde cada dos años, los trabajadores tendrán que votar si están de acuerdo con la negociación del convenio integral celebrado entre la empresa y el sindicato.

Veamos con que más retos y perspectivas nos enfrentamos en lo que resta de este 2023 y los años venideros con diversas iniciativas de reformas de ley que por ahí andan circulando, por mencionar algunas: reducción de la jornada de trabajo, contratación de adultos mayores, etc.

Lo que si les puedo garantizar es que no nos vamos a aburrir y tanto empresas como sindicatos debemos de trabajar de la mano, garantizando las mejores condiciones de trabajo para nuestros trabajadores y cuidando nuestras fuentes de empleos ante la llegada de nuevas inversiones y competidores.

Tenemos que ser muy creativos y pensar fuera de la caja para evitar y combatir la rotación de personal, así como ir socializando con los negocios los impactos que las reformas de ley que se llegasen a promulgar.

Por Rolando Noriega, subdirector del comité laboral de Index Nuevo León.

COLUMNAS ANTERIORES

Norberto Maldonado: La productividad laboral y el poder transformador de la tecnología
Fidencio Pérez: Correos electrónicos del SAT

Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad de quien firma esta columna de opinión y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.