Monterrey

Iván Ventre: Planeación estratégica, un proceso clave en la competitividad de las MyPymes

El INEGI estima que existen más de 4 millones de MiPyMes en México, de los cuales 97.6% son microempresas, el 2% corresponde a pequeñas empresas y el 0.4% restante corresponde a las medianas empresas.

Desde hace varios años, se ha reconocido a la planeación estratégica como un pilar fundamental que ayuda a toda organización a diseñar su vision comercial a futuro. Esta herramienta clave en la gestion, nos ayuda en estudiar, definir y ejecutar el camino que debe seguir una empresa para llegar a sus objetivos estratégicos.

A través de los años, las MiPyMes se han consolidado como un elemento importante en el desempeño económico de un país, sin embargo, es justo en estas organizaciones en donde se encuentra la mayor brecha en temas de planeación estratégica, generando áreas de oportunidad en temas de dirección y desempeño de una empresa. La ausencia de esta herramienta de gestión ha sido uno de losprincipales factores por el que las MiPyMes han tenido que dejar sus actividades comerciales en los respectivos mercados en los que participan.

Si bien es cierto, las MipyMes son un factor clave en las actividades económicas del país, de hecho, un gran porcentaje de estas empresas terminan saliendo del mercado en un periodo menor a un año. Según los datos del INEGI, en México, el 33% de las nuevas empresas fracasan en el primer año y solo un 35% sigue funcionando luego de 5 años.

De igual forma, el INEGI estima que existen más de 4 millones de MiPyMes en México, de los cuales 97.6% son microempresas, el 2% corresponde a pequeñas empresas y el 0.4% restante corresponde a las medianas empresas. Este conjunto de empresas genera, aproximadamente, el 52% del producto interno bruto en México.

De acuerdo con los datos del INEGI, la tasa de abandono de las MiPyMes es elevado, siendo los factores internos las causas principales que obligan a las empresas a salir del mercado. Dentro de las principales causas que no permiten el crecimeinto y que obligan a las empresas a salir del mercado se encuentran:

  • Ausencia de planeación estratégica
  • Ausencia de Customer Centricity
  • Falta de capacitación continua
  • Planes de trabajo poco estructurados
  • Falta de atracción y retención de talento
  • No contar con una planificación financiera
  • No adaptarse a las nuevas tendencias.
  • Poca asesoría legal

Si bien, la pandemia aceleró la salida de un gran número de MiPyMes, debido a los obstáculos y cambios comerciales que tenían que implementarse, el factor clave fue la ausencia de una planeación estratégica. Debido a esto y a otros elementos más, muchas organizaciones se fueron a la banca rota, al no poder ser competitivas en un mundo que se volvió omnicanal.

Según los datos del Banco Mundial, se espera que el 57% de las empresas mexicanas logren una recuperación en el 2022. No obstante, consultores internacionales destacan que, para lograr resultados positivos, será necesario: tiempo, talento correcto, capacitación, innovación, experiencia y acompañamiento.

Se ha identificado que un alto porcentaje de las MiPyMes tiene un origen familiar, en donde las posiciones de las áreas son integradas por miembros del mismo núcleo familiar que, en muchas ocasiones, no cuentan con el perfil para desempeñar los requerimientos necesarios para diseñar una estrategia que les permita crecer o, en su caso, subsistir en un mercado altamente competitivo. Una de las fortalezas que poseen muchas de estas organizaciones es que pueden satisfacer las necesidades de los consumidores en un corto plazo, atendiendo nichos de mercados poco satisfechos por las grandes organizaciones, sin embargo, al comenzar a crecer y no tener una estructura ni estrategia clara, terminan por perder la dirección empresarial, provocando deficiencias en la productividad, inestabilidad financiera y una deficiente estructura comercial que, al final, las orillan a salir del mercado, declarándose en banca rota.

Algunas recomendaciones que podemos brindar a los empresarios dueños de MiPyMes para comenzar a planear un futuro basado en la planeación estratégica son:

1. Definir la visión de la empresa

2. Evaluar el estado actual de la empresa

3. Determinar prioridades y objetivos.

4. Definir responsabilidades.

5. Medir y evaluar resultados.

Otros aspectos importantes para considerar pueden ser, la comunicación, el trabajo en equipo y la toma de decisiones basada en información del mercado.

Sin lugar a duda, la planeación estratégica ayudará a las MiPyMes a diseñar una estrategia a corto, mediano y largo plazo, que ayude a conseguir sus objetivos empresariales, permitiéndoles ser competitivos y permanecer en el mercado por mucho más tiempo.

El autor es Doctor en Mercadotecnia, por la Universidad de Valencia en España, asimismo, cuenta con un MBA y una Maestría en Mercadotecnia por el Tecnológico de Monterrey. Cuenta con experiencia en empresas nacionales y trasnacionales, en posiciones locales y regionales en diversas industrias. Tiene un enfoque en Mercadotecnia Estratégica y Mercadotecnia Omnicanal. El autor es profesor del Tecnológico de Monterrey y de EGADE Business School.

COLUMNAS ANTERIORES

Suben 13% ventas y 22% Ebitda de Kof en II-2024
Jorge Manjarrez: In memoriam

Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad de quien firma esta columna de opinión y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.