Monterrey

Rogelio Segovia: Recursos Humanos

Agenda 2023.

Desde el momento en que hablamos de las tendencias que marcarán el camino y que dejarán huella en un año determinado corremos dos riesgos: primero, olvidar que se trata de un vistazo general y a gran altura de determinados temas en alguna industria o mercado, en donde obviar esto es tanto como definir el rumbo de una organización a partir de una lotería. Y en segundo lugar, y quizá aún más importante, podemos incurrir en el sesgo de Ilusión de validez, es decir, sobreestimar nuestra capacidad de interpretar y predecir acertadamente el futuro basándonos en el análisis de un conjunto de datos.

Hace unos días, como ejemplo, el periódico The Wall Street Journal resaltó cómo muchos analistas financieros y el propio banco central de los EE.UU. fracasaron al tratar de predecir el año que recién terminó (Wall Street and Fed Flopped in Trying to Predict 2022) cuando todas las tendencias apuntaban a un año regular. Es por esto que muchas veces me he cuestionado si una lista de tendencias es un cliché, o es una especie de faro en el camino que nos ayuda a tomar mejores decisiones. Personalmente, y dependiendo de cómo utilicemos la información, me inclino por lo segundo.

Dicho lo anterior, analicemos qué podemos esperar en México en 2023 en temas de Recursos Humanos:

1. Legal laboral. Este año las empresas enfrentarán retos que impactarán los costos de nómina y la operación de la empresa, entre estos cambios están: Incremento de días de vacaciones (de 6 a 12 el primer año), incremento de aportaciones patronales para la pensión de los trabajadores (de entre 3.15 y 4.24% del salario base), e incremento de salario mínimo (20%).

Además, desde octubre ya opera a plenitud el nuevo sistema de justicia laboral, el cual incentiva la etapa de conciliación antes de iniciar un juicio; en diciembre entró en vigor la NOM-037 que establece las medidas para promover el equilibrio vida-trabajo de los colaboradores en modalidad de teletrabajo; y, el próximo primero de mayo termina el plazo para legitimar contratos colectivos de trabajo.

2. Retención y atracción de colaboradores. De acuerdo a Gallup, la principal preocupación de los CEO´s del mundo, incluyendo México, tiene que ver con la retención y atracción de colaboradores. Para ver la relevancia de este tema consideremos que tan solo Nuevo León tiene una rotación anual estimada del 66%, y si además consideramos que en México la tasa de desempleo se situó en 3.0%, pero con una tasa de Informalidad Laboral del 55.2 % de la población ocupada, podemos dimensionar el tamaño del reto para atraer nuevos empleados.

3. Retos Estratégicos. Además de los desafíos mencionados anteriormente, debemos considerar los que mencionamos en este mismo espacio (EL FINANCIERO, 5 retos estratégicos para RH en 2023, noviembre 04, 2022) y que tienen que ver con el perfil del líder, el rol de RRHH, competencias organizacionales, el futuro de las personas (bienestar, ética, diversidad e inclusión); y, el definir cómo será el lugar de trabajo en los siguientes años.

Como podemos ver, el reto de líderes y organizaciones en temas de recursos humanos y gestión de personas es aún más complicado y desafiante que los de años anteriores. Esto porque en adición a los retos que platicamos, enfrentamos turbulencias económicas, sociales y políticas, además de que tenemos colaboradores que están en búsqueda de una mayor seguridad psicológica, propósito laboral, capacitación y progreso económico. Ya iremos conversando de todo esto.

Epílogo.- Los líderes de RRHH no podemos definir nuestra estrategia a partir de un listado de tendencias de nuestro país o sector, pero definitivamente los faros resultan importantes porqué nos permiten saber en qué lugar nos encontramos. ¡Bienvenido, 2023!

El autor es Doctor en Filosofía, fundador de Human Leader, Socio-Director de Think Talent, y Profesor de Cátedra del ITESM.

COLUMNAS ANTERIORES

Estima Alfa alza de 1% en ventas y 9% en flujo del 2024
Proyecta Alpek baja de 18% en flujo y 28% en capex para 2024

Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad de quien firma esta columna de opinión y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.