Monterrey

Jorge O. Moreno: La cultura de la evaluación ciudadana

Identificar, medir, diseñar y actuar.

Esta semana inicia en el estado de Nuevo León la sexta entrega del estudio de evaluación y percepción ciudadana “Así Vamos Nuevo León” (AVNL2022) desarrollado por la plataforma Cómo Vamos, Nuevo León en coordinación con el Centro de Investigaciones Económicas de la Facultad de Economía de la Universidad Autónoma de Nuevo León.

El estudio de campo que se realiza anualmente desde 2016 (con excepción de 2020, por motivos de la contingencia sanitaria y la enorme incertidumbre de su alcance durante ese año) es un esfuerzo de la sociedad civil organizada y la academia para realizar un ejercicio de evaluación ciudadana a los distintos problemas que enfrenta ésta en su entorno urbano inmediato. Al mismo tiempo, en esta investigación el ciudadano califica el desempeño de sus gobernantes en los ámbitos municipal y estatal, e identifica las prioridades de acción de política pública en materia de bienestar, mientras que a través de las diversas secciones de su cuestionario, es posible conocer algunas características de su bienestar social como acceso a educación y salud.

Durante estos más de 6 años de trabajo, los resultados de la encuesta en cada uno de sus levantamientos han permitido conocer las condiciones de vida autopercibidas por los ciudadanos nuevoleoneses, sus prioridades de política pública, y profundizar en materia de los diversos problemas urbanos como lo son la movilidad y el transporte, el desarrollo ambiental del entorno urbano, la discriminación, la inseguridad e impartición de justicia. Así también, el estudio permite conocer la visión y reflexiones sobre problemas coyunturales de actualidad como lo fueron la preservación del parque natural en el Río Santa Catarina, la contingencia por COVID-19, o el racionamiento y uso del agua, entre otros.

Realizar este trabajo de campo ha requerido la coordinación de diversos participantes de la sociedad civil organizada, así como de investigadores especializados en el diseño estadístico, de evaluación de impacto, y en desarrollo económico y urano, en coordinación con investigadores en campo para llegar a cada uno de los más de 4,000 hogares seleccionados en la muestra. Estos hogares seleccionados son identificados a partir del Censo de Población y Vivienda del INEGI (2020) para representar el pensamiento de la ciudadanía en distintos estratos incluyendo la representatividad a nivel de sexo del entrevistado, a nivel municipal, estatal, y para toda la Zona Amplia Metropolitana de Monterrey, añadiendo gradualmente los municipios distantes que poco a poco se consolidaron como parte fundamental de la dinámica económica y social de la región como Santiago, Caderyta y Pesquería.

El profesionalismo con el que el estudio “Así Vamos” se ha realizado en todo este tiempo ha sido distinguido a nivel nacional por el CONEVAL con el Premio a las Mejores Prácticas de Monitoreo y Evaluación (2019), posicionándolo como un referente en materia de evaluación social ciudadana. Este reconocimiento va de la mano con la consistencia y evolución en sus respuestas, la persistencia en la preocupación ciudadana sobre temas de atención prioritaria como la seguridad y la movilidad, así como los distintos trabajos académicos (incluyendo libros, capítulos de libro, artículos y documentos de trabajo) y proyectos de política pública que se han derivado y sustentado en las distintas etapas del estudio.

El cambio de administración (y en algunos casos de partido político) en el Gobierno en el Estado y en varios Municipios de la ZAMM, de la mano con las distintas contingencias que la ciudadanía ha vivido simultáneamente en muy corto tiempo (la sanitaria por COVID-19, la de seguridad pública, la de movilidad en transporte urbano y la de escasez de agua acontecida este año) dan cuenta de la importancia de estudios como AV2022, en particular para la identificación y el diseño de políticas públicas por parte de las incipientes autoridades gubernamentales en su primer año de ejercicio en funciones.

En una era en donde a pesar del acceso ilimitado a medios digitales la desinformación y noticias falsas se difunden con rapidez a través de las redes sociales, y desafortunadamente muchas de éstas se confunden con la realidad objetiva basada en la evidencia, es fundamental contar con una adecuada cultura de la evaluación que permita conocer de manera directa el pensamiento de la ciudadanía sobre su entorno y realidad inmediata. De esta forma, al dar cuenta de la importancia de la percepción de la problemática económica y social de la comunidad, es posible construir alternativas de política pública basadas en las prioridades de la agenda de las necesidades ciudadanas y fundamentadas en la realidad de proyectos concretos que integren diseño, monitoreo y evaluación de impacto como parte de su implementación. En conclusión, la participación de todos en este esfuerzo es muy importante ya que como expresaría William Thomson (Lord Kelvin): “lo que no se puede medir, no se puede mejorar”.

COLUMNAS ANTERIORES

Reporta Alpek caída de 31% en ventas y 71% en flujo del IV-2023
Bajan 13% ventas y 19% flujo de Alfa en IV-2023

Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad de quien firma esta columna de opinión y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.