Monterrey

Roberto Mercado: Los últimos 5 años en el Sector Eléctrico en México

Para la mayoría de las empresas el suministro más competitivo al que podían acceder era el Autoabastecimiento.

En el 2016 arranca operaciones el Mercado Eléctrico Mayorista (MEM) en México, pero fue un año después que se empezaron a ver algunas ofertas de Suministro Calificado para la industria. En ese entonces las empresas tenían las siguientes opciones de suministro: CFE Suministrador de Servicios Básicos, el esquema de Autoabastecimiento, generación eléctrica en sitio y finalmente el nuevo esquema, el Suministro Calificado.

Sin duda, para la mayoría de las empresas el suministro más competitivo al que podían acceder era el Autoabastecimiento. El Suministro Calificado apenas estaba agarrando forma.

En diciembre 2017 se aplica la nueva metodología de cálculo de las tarifas finales del Suministro Básico, es decir, para CFE Suministrador de Servicios Básicos (CFE SSB). El objetivo de esta nueva metodología es transparentar al usuario final todos los costos relacionados al suministro de energía eléctrica, como la generación, transmisión, distribución, operación del CENACE, etc.

En enero 2018 vimos que las tarifas de CFE SSB se fueron por los suelos, algo que a la mayoría de la industria vio con muy buenos ojos, dado que sus costos por el suministro de energía eléctrica presentaban una baja importante.

Mientras las tarifas de CFE SSB se mantenían bajas, algunas empresas con contratos bajo el esquema de Autoabastecimiento se vieron beneficiadas y otras perjudicadas, esto dependía totalmente del tipo tarifa que tenían bajo este esquema. En enero del 2018 se presentó la tarifa más baja y a partir de febrero de ese año las tarifas comenzaron a subir poco a poco y continuaron con esa tendencia hasta septiembre 2018.

El mes de agosto presentó la tarifa más alta en los últimos 10 años y septiembre la más alta sin precedentes. Con los precios tan altos de las tarifas de CFE SSB, los ahorros obtenidos por las empresas a principios del 2018 ya los habían perdido y no se veía para cuando la tarifa volvería a bajar.

CFE había presentado pérdidas durante los dos primeros trimestres, que fue cuando las tarifas estaban bajas. En el tercer trimestre de ese año, los estados financieros de CFE presentaron una utilidad de operación, apenas del 0.8 por ciento, pero todavía acumulaban unas pérdidas de 37,806 millones de pesos.

Durante la primera mitad del 2018 se veía complicado que alguna empresa quisiera dejar CFE SSB para irse al esquema de Autoabastecimiento o al esquema del Suministro Calificado, debido a los precios tan bajos de sus tarifas. Incluso, los proyectos de generación eléctrica en sitio se detuvieron, ya no eran rentables contra las tarifas de CFE SSB. E

n la segunda mitad del ese año, fue que ya vimos un incremento importante en las tarifas que hizo que se volvieran a reactivar los proyectos de compra de energía eléctrica y de generación en sitio.

En ese mismo año las empresas empezaban a voltear a ver el Suministro Calificado, sin embargo, las ofertas bajo este esquema no eran atractivas y los pocos suministradores que había traspasaban todo el riesgo al usuario final. Por otro lado, el esquema del Autoabastecimiento iba ganando terreno ofreciendo tarifas bastante atractivas a corto, mediano y largo plazo. No solo el precio era atractivo, sino que también la oferta venía de energías renovables. Entonces era muy atractivo para las empresas reducir sus costos de electricidad y sus emisiones de efecto invernadero, con un retorno de inversión bastante bajo.

Durante 2018 y 2019, realizábamos para las empresas licitaciones de suministro de energía eléctrica tanto en Autoabastecimiento como en Suministro Calificado. El Autoabastecimiento, en la mayoría si no es que, en todas las licitaciones, resultaba ganador sobre el Suministro Calificado.

En el 2019, los Suministradores Calificados empezaron a presentar ofertas más atractivas y ya absorbían parte del riesgo del mercado, haciendo ofertas más interesantes para la industria.

A partir del 2019 la Comisión Reguladora de Energía dejó de dar respuesta a todas las solicitudes permisos de generación y a las solicitudes de modificación a permisos de generación. Esto originó un bloqueo administrativo para la contratación bajo el esquema de Autoabastecimiento. Mientras tanto el Mercado Eléctrico Mayorista (MEM) continúo madurando.

En los siguientes años hasta hoy, hemos visto como ante más competencia, los Suministradores Calificados han presentado mejores ofertas de suministro a los usuarios. Esto ha incentivado a que más empresas analicen las diferentes opciones de suministro de energía eléctrica. Por otro lado, del 2019 a la fecha ha habido mucho ruido en el sector eléctrico generando incertidumbre, la cual ha detenido este tipo de proyectos en la industria. Esto se debe básicamente a los cambios en la regulación propuestos que se han aprobado y los que no se aprobaron.

En el 2021 tuvimos dos propuestas de reformas, la Reforma a la Ley de la Industria Eléctrica (LIE) y la Reforma Energética. La Reforma a la LIE fue aprobada, sin embargo, debido a la serie de amparos que interpusieron muchas empresas, esta se encuentra con suspensión de carácter general. La Reforma Energética fue rechazada en abril de este año, disminuyendo considerablemente la incertidumbre en la industria por buscar opciones de suministro más competitivas.

Además de la búsqueda de menor precio por la electricidad, las empresas han estado buscando cada vez más, pasar sus consumos a energías limpias. Esto lo hemos observado con mayor fuerza desde el 2021.

Finalmente, otro punto que hemos observado es que cada vez son más las empresas que se dan cuenta que requieren de apoyo de expertos para saber que suministradores pueden ofrecer las mejores condiciones de acuerdo con los requerimientos y características de cada empresa, analizar las ofertas de suministro y poder compararlas, así como para la negociación del contrato.

Mucho de esto se debe a que las empresas han visto que analizar las tarifas y compararlas no es una tarea sencilla, ya que implica más que calcular un precio dependiendo de lo que diga una fórmula. De igual manera, han tomado más conciencia sobre el valor de los contratos de electricidad, por ejemplo, una empresa que paga mensualmente 5 millones de pesos, al negociar un contrato a 3 años, está negociando un contrato de 180 millones de pesos.

Considerando que es un contrato muy técnico y que tiene que cubrir el marco regulatorio del sector eléctrico, se requiere de expertos que tengan un conocimiento profundo de la regulación y gran experiencia en la negociación de contratos de suministro de electricidad.

Este mes cumplimos 5 años apoyando a la industria a obtener las tarifas más competitivas y a reducir su impacto al ambiente. Continuamos analizando en licitaciones recientes, opciones de suministro que ofrecen un ahorro entre el 10 y 30 por ciento contra las tarifas de CFE SSB. Los invitamos a que nos contacten para ayudarlos a desarrollar su estrategia de suministro de electricidad y brindarles las herramientas que requieren para la toma de decisiones estratégicas.

Roberto Mercado

Roberto Mercado

Socio Consultor y Director Comercial de EPSCON, empresa especializada en asesoría a grandes y medianas empresas en compra de energía eléctrica y negociación de contratos de suministro de energía.

COLUMNAS ANTERIORES

Jonathan Quimbar: La armonía con la inteligencia artificial en la industria inmobiliaria
Entre Líneas 22/04/2024

Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad de quien firma esta columna de opinión y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.