Monterrey

Jorge O. Moreno: Las recepción de remesas en México - en niveles históricos

México desplazó a China como el segundo mayor receptor global de remesas en 2021, solo después de India

México sigue reportando niveles sin precedentes en la recepción de remesas provenientes de Estados Unidos. Hemos de recordar que éstas primeras constituyen el envío de dinero de aquellas personas que radican en otra nación, Estados Unidos en este caso, a su país de origen.

En el caso de nuestro país, uno con una larga tradición migratoria y con un amplio número de comunidades establecidas en los Estados Unidos, resulta interesante cómo dicha integración y vínculos con el vecino país han fortalecido el envío de recursos de los migrantes hacia sus vínculos (mayormente familiares) con el nuestro.

Al respecto, de acuerdo con el Banco Mundial, México desplazó a China como el segundo mayor receptor global de remesas en 2021, solo después de India. De hecho, durante ese año el país se colocó como el primer destino de los llamados “migradolares” dirigidos a la región de América Latina, según la misma institución. De acuerdo a cálculos de los expertos del Banco Mundial, los receptores en México captaron 54,100 millones de dólares en remesas, de los que una proporción cercana al 25%, es explicada por envíos a los migrantes en tránsito hacia Estados Unidos que permanecieron en México. Según la información contenida en ese mismo reporte, India captó 89,000 millones de dólares en envíos durante el año 2021. Al hacer un acercamiento regional, Guatemala quedó como el segundo receptor de remesas en América Latina y el Cribe, al recibir 15,400 millones de dólares.

De acuerdo con datos más recientes, en abril del presente año México alcanzó un nuevo récord en remesas al captar 4,718 millones de dólares únicamente durante ese mes. Banco de México informó de que los envíos de dinero de mexicanos en el extranjero al país sumaron 17,240 millones de dólares en el primer cuatrimestre de 2022. Hemos de destacar que dichos incrementos se dan en plena incertidumbre por una inflación creciente, sin aparente tendencia a ceder en el corto plazo, y con pronósticos de crecimiento económico a la baja. Por lo anterior, las remesas de los mexicanos residentes en el extranjero siguen constituyendo un seguro y en muchos casos el único sustento ante las distintas contingencias para la economía de muchas familias mexicanas, de acuerdo con los datos dados a conocer por el Banco de México. En el acumulado de enero a abril de 2022, el país reportó una captación que aumentó un 17.6% en comparación al mismo periodo del 2021. Con este aumento interanual, las remesas suman 24 meses de crecimientos consecutivos.

También cabe destacar que de acuerdo con los datos del Banco de México, el envío promedio de remesas en abril fue de 391 dólares, lo que también resultó mayor al promedio registrado en el mismo mes de 2021 cuando el promedio de envío fue de 375 dólares. Durante el cuarto mes de este año se reportaron 12.1 millones de transacciones, según los datos del propio banco central.

Las entidades captadoras de estos recursos son también los estados que contribuyen con más migrantes hacia Estados Unidos, destacando Jalisco, Michoacán y Guanajuato como los principales receptores de las remesas. Además, de los 4,718 millones de dólares enviados solo en abril, unos 4,667 millones se recibieron vía transferencias electrónicas, mientras que 38.4 millones fueron en efectivo y especie, y 12.5 millones mediante ordenes de pago (money orders). Esto da cuenta de la importancia en la modernización de los medios de pago y su uso por una parte importante de la población del país y de corresponsales en el extranjero.

Entre los estudios que han tratado de explicar el envío de remesas destacan algunos que usando datos macroeconómicos han llegado, sin consenso, a identificar como efectos importantes el ingreso del estado receptor, el tipo de cambio real, los diferenciales en las tasas de interés entre Estados Unidos y México, y naturalmente, el nivel de ingreso del migrante.

Para concluir este tema, hemos de recordar que las remesas no constituyen resultado de ningún tipo de política pública sino del esfuerzo de millones de migrantes que buscan una mejor calidad de vida fuera del país, para también mejorar las condiciones de vida de sus familiares que viven aún en el nuestro. Tratar de adjudicarse estos niveles extraordinarios de remesas observados como un éxito resultante de la política pública gubernamental es, cuando menos, un error.

Notas al pie

Mientras tanto, la Reserva Federal incrementó en 75 puntos base su tasa de interés de referencia buscando frenar la amenaza inflacionaria que también enfrentan en Estados Unidos. Por otra parte, el Banco de México recortó por segunda ocasión su pronóstico de crecimiento para la economía en 2022. La institución señaló que el rango de previsión del Producto Interior Bruto (PIB) pasa de 2.4% a 2.2% de crecimiento. El banco central ha reforzado este ajuste negativo ante el temor de una persistencia de una elevada inflación subyacente, de las presiones inflacionarias externas asociadas a la evolución de la pandemia, y de mayores tensiones sobre los precios de productos agropecuarios y energéticos como resultado del conflicto entre Rusia y Ucrania.

COLUMNAS ANTERIORES

Reporta Alpek caída de 31% en ventas y 71% en flujo del IV-2023
Bajan 13% ventas y 19% flujo de Alfa en IV-2023

Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad de quien firma esta columna de opinión y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.