Monterrey

Martha Corrales: Co-creación como Estrategia de Innovación Abierta y Colaborativa

La mejor manera de anticipar el futuro es crearlo y aún mejor co-crearlo

¿Por qué las empresas pueden interesarse en la co-creación? Porque la mejor manera de anticipar el futuro es crearlo y aún mejor co-crearlo.

Durante la última década, los consumidores se han involucrado más con los productos y servicios que compran, creando una polinización y sinergias en esta co-creación y desarrollo colaborativo de nuevo valor a partir de la incorporación de nuevas perspectivas, tendencias y enfoques. La co-creación es una forma de innovación colaborativa ya que las ideas se comparten y mejoran significativamente.

Los consumidores adquieren una enorme cantidad de experiencia e información durante su interacción con la marca. En esta ruta pueden validar qué interacción desean con los productos y servicios y cómo mejorarla de manera focalizada. La co-creación permite aprovechar ese conocimiento y utilizarlo de una forma muy eficiente, con el apoyo de una plataforma digital basada en redes sociales de colaboración.

La estrategia de co-creación funciona en tres niveles diferentes: (1) La retroalimentación de clientes en los foros online, donde se pueden encontrar recomendaciones, comentarios e incluso soluciones específicas para ciertos productos; (2) Encuestas, en todas las plataformas sociales “online” y “offline”, que proporcionan información precisa sobre las necesidades y opiniones sobre una propuesta, prototipo u oferta específica; y (3) Los clientes pueden participar directamente en el proceso de desarrollo y ayudar a co-crear nuevos productos, siendo parte de talleres, competencias de ideación o experimentos que documentan la experiencia del usuario.

¿Cómo la co-creación apoya la innovación en las empresas?

La co-creación convierte a la innovación en un proceso abierto. Por ello se le conoce también como “innovación abierta” o “co-innovación”. Tiene algunas ventajas muy claras: Se pueden identificar las ideas y expectativas del cliente en tiempo real, con lo que se crean sinergias a partir del conocimiento colectivo en aspectos específicos.

La respuesta directa a las ideas de producto permite al desarrollador identificar errores en una fase temprana del desarrollo o de la campaña, evitando así fallas y aumentando la calidad del producto final, además de reforzar la imagen de la marca que presta atención a las necesidades de sus clientes, poniéndolos realmente en el centro.

Tres de las empresas más creativas a nivel global presentan testimonios del valor de la co-creación:

1. IKEA, el “retailer” sueco de muebles y artículos para el hogar, lanzó en 2018 una plataforma digital que alienta a los clientes y seguidores a desarrollar nuevos productos. La plataforma de co-creación de IKEA se centra en cuatro áreas específicas: (1) Solicitar a los clientes sugerencias sobre ideas de productos; (2) Lanzar Bootcamps de IKEA para trabajar con emprendedores; (3) Colaborar con estudiantes universitarios en soluciones de productos; y (4) Conectar con laboratorios de innovación de todo el mundo y colaborar con estos colegas.

2. LEGO lanzó en 2004 una plataforma, de desarrollo de productos de código abierto, llamada LEGO Ideas. Desde entonces, la plataforma de crowdsourcing ha recibido sugerencias de más de 1 millón de personas, y los seguidores votaron las ideas más populares. La iniciativa LEGO Ideas también ha generado mucha cobertura en los medios y ha fortalecido la lealtad de los clientes.

3. BMW anunció en 2010 su primer concurso abierto de innovación: “Servicios de movilidad urbana del mañana”. Lanzado dentro del Laboratorio de Co-creación de BMW, el concurso fue una oportunidad para que los seguidores y clientes compartieran sus ideas y opiniones sobre productos con BMW. Este concurso brindó a los consumidores la oportunidad de involucrarse íntimamente en el proceso de diseño, de principio a fin, y creó un verdadero incentivo para que sus seguidores más leales contribuyeran con sus ideas.

En México también hay corporativos y universidades que han lanzado exitosamente plataformas de colaboración. En el caso de las universidades involucran a profesores, empresarios y emprendedores; y a corporativos que involucran empleados, clientes y startups de emprendedores, enfocadas en innovar procesos o tecnologías emergentes, o desarrollo de nuevos productos o servicios. Algunasde estas empresas son: FEMSA, CEMEX, ALESTRA, ARCA CONTINENTAL, BIMBO, PROEZA, y CINÉPOLIS. Las estrategias de co-creación que las empresas mexicanas han lanzado para interactuar y crear sinergias con sus “stakeholders” son diversas: “hubs” de innovación, plataformas de colaboración digital, retos, hackatones, así como convocatorias para startups y emprendedores, principalmente.

Porque para diseñar el mejor futuro como sociedad, debemos construirlo juntos.

La Dra. Martha Corrales Estrada es investigadora del Sistema Nacional de Investigadores y profesora de Innovación Empresarial y Emprendimiento en EGADE Business School.

mcorrales@tec.mx


COLUMNAS ANTERIORES

Financiamiento al sector privado y gobierno es inferior al PIB
Conoce la nueva app e-UANL Campus Digital

Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad de quien firma esta columna de opinión y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.