Monterrey

Roberto Mercado: La Reforma Eléctrica y sus implicaciones en la industria

En caso de ser aprobada esta Iniciativa de Reforma la afectación no es solo para la industria dentro del sector eléctrico, sino para todos los mexicanos.

Finalmente, después de los avisos que había hecho la Poder Ejecutivo, el Presidente presenta a la Cámara de Diputados la Iniciativa de Reforma Constitucional en Materia Eléctrica. Desde inicios de la actual Administración federal se han propuesto y realizado varios cambios regulatorios en el sector eléctrico, incluso se presentó una Iniciativa de Reforma a la Ley de Industria Eléctrica (LIE), que ante una serie de amparos se concedieron suspensiones definitivas con efectos generales. Evidentemente, al no lograr su cometido con la iniciativa de reforma a la LIE, el Poder Ejecutivo decidió realizar una Iniciativa de Reforma en Materia Eléctrica con mayor alcance e impacto que cualquier cambio regulatorio en el sector eléctrico, propuesto en este sexenio. En caso de ser aprobada esta Iniciativa de Reforma la afectación no es solo para la industria dentro del sector eléctrico, sino para todos los mexicanos.

Con esta Iniciativa de Reforma se busca devolver el monopolio de la industria eléctrica a la CFE, otorgándole a su responsabilidad la generación, transmisión, distribución, comercialización, así como con la planeación y control del sector. El Decreto es muy claro en que el abastecimiento de energía eléctrica será de manera exclusiva del Estado, a través de la CFE. Esto conlleva a que dejen de existir los esquemas de compra de energía eléctrica de Autoabastecimiento y el Suministro Calificado, y todos los usuarios pasarán a ser suministrados por CFE. Al aprobarse esta Iniciativa de Reforma, miles de empresas perderán el derecho de continuar comprando energía eléctrica a precios competitivos que les permitan reducir sus costos de operación, así como de reducir sus emisiones de efecto invernadero al consumir energías limpias. Se estarán terminando contratos de suministro de energía eléctrica o PPAs (por sus siglas en inglés Power Purchase Agreements), para lo cual recomendamos a las empresas asesorarse en la negociación ante una posible terminación del contrato por una Cambio en Ley. Como consultores en compra de energía eléctrica, cada vez vemos más empresas interesadas en comprar energía limpia o renovable para la totalidad de su consumo. El motivo fundamental es que sus principales clientes se encuentran en una transición energética para la cual, en determinado tiempo, tanto sus empresas como sus proveedores deberán de contar con suministro de electricidad 100 por ciento limpio o renovable. A esto le podemos sumar que los Certificados de Energía Limpia son cancelados bajo esta Iniciativa de Reforma, mecanismo por el cual se buscaba la transición energética. Es claro que para las empresas establecidas en México no será posible cumplir con este requisito, por lo que los podría llevar a migrar sus operaciones a otro país o sumar un punto más para alejar la inversión en México.

Otro punto importante es la cancelación de los permisos de generación eléctrica otorgados y los contratos de compraventa de electricidad al sector privado a la entrada en vigor de la Reforma. El documento menciona que CFE estará comprando la energía a los generadores del sector privado, quienes tendrán que competir entre ellos, limitados al 46 por ciento del consumo del Sistema Eléctrico Nacional (SEN), el 54 por ciento restante será exclusivo de la generación de CFE. CFE estará estableciendo los modelos de contratos de adquisición de energía eléctrica y potencia generada por la industria privada. Al ser CFE el único cliente de los generadores privados y quien establecerá los modelos de contratos, no resulta un panorama muy alentador para los generadores existentes, por lo que o se atienen a las condiciones propuestas por CFE o a vender sus activos de generación. Para este último punto, lo más seguro es que el único interesado en comprarlos sea CFE. Muchas empresas de la industria en general cuentan con generación en sitio para el consumo propio de sus plantas, algunas de ellas inyectan excedentes a la SEN y otras no lo hacen. El panorama para estas empresas no es claro ya que solo se menciona que se cancelarán los permisos de generación otorgados a privados, sin dar más detalle sobre la futura operación de la generación en sitio, ya sea con permiso de generación o generación distribuida.

Para que sea aprobada esta Iniciativa de Reforma se requiere que dos terceras partes de la Cámara de Diputados y de la Cámara de Senadores voten a favor, y que la mayoría de los congresos locales de las entidades federativas aprueben dicha Iniciativa. Las repercusiones de aprobarse esta Iniciativa de Reforma son muy altas, tanto en lo económico, como en lo ambiental y social. Aún falta tiempo para conocer el destino de la Iniciativa, por lo que recomendamos a las empresas continuar con sus procesos de licitación y negociación de contratos de energía eléctrica, así como con los trámites que se encuentran realizando ante la CRE, CENACE y CFE.

Roberto Mercado

Roberto Mercado

Socio Consultor y Director Comercial de EPSCON, empresa especializada en asesoría a grandes y medianas empresas en compra de energía eléctrica y negociación de contratos de suministro de energía.

COLUMNAS ANTERIORES

Mónica Lenz: Burnout, la enfermedad silente de la pandemia
Fernando Reyes: ¿Olvidaste presentar tu declaración y te pusieron una multa? ¡Solicita su condonación!

Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad de quien firma esta columna de opinión y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.