Monterrey

Roberto Mercado: Explorando Oportunidades

Actualmente existe una gran variedad de suministradores de energía eléctrica en el Mercado Eléctrico Mayorista (MEM), que pueden proporcionar a los usuarios finales, tarifas que ofrecen un ahorro importante en sus costos de energía eléctrica. Estos suministradores o como se les denomina, Suministradores Calificados, cuentan con diferentes tipos de tarifas eléctricas que, dependiendo de la operación de cada centro de carga o planta, éstas pueden reflejar un mayor o menor ahorro para la empresa. Es por esto, que es importante realizar un análisis del perfil de consumo de cada uno de los centros de carga. Sin embargo, éste es tan solo uno de todos los factores que se deben considerar para la comprar de energía eléctrica.

Para quienes no estén tan familiarizados con la compra de energía eléctrica, les comento lo siguiente. La compra de energía es un tema primordialmente comercial, en el que a grandes rasgos se firma un contrato con otro suministrador y una vez que inicia el suministro de energía, en lugar de recibir una factura por parte de CFE Suministrador de Servicios Básicos (CFE SSB), el usuario recibe la factura del Suministrador Calificado por el consumo de energía, al precio pactado. El ahorro se obtiene de la diferencia entre las tarifas de CFE SSB y del nuevo Suministrador Calificado. Es importante mencionar que la calidad del suministro de energía eléctrica seguirá siendo la misma, ya que el suministro continuará dándose a través de las líneas de transmisión y/o distribución de CFE. Además de trámites que se tienen que realizar ante la Comisión Reguladora de Energía (CRE), Centro Nacional de Control de Energía y CFE Transmisión o CFE Distribución, también se tiene que realizar adecuaciones al sistema de medición de cada centro de carga, conforme a la regulación. El tiempo que se toma a partir de la firma del contrato al inicio de suministro de energía eléctrica puede ser de 6 a 12 meses. Hay algunos puntos del proceso de transición al MEM que se pueden ir adelantando antes de la firma de contrato, con el objetivo de reducir el tiempo para el inicio de suministro.

Son varios los factores que se deben considerar para elegir la mejor opción de suministro, como: plazo de contrato, tarifa, perfil de consumo, requisito de energía limpia, entre otros. Nosotros como consultores analizamos los consumos del o de los centros de carga del cliente y junto con nuestro conocimiento del mercado y los requerimientos del cliente, establecemos las bases de licitación. Con esto nos aseguramos de que obtendremos las ofertas más competitivas de acuerdo con las características y necesidades del cliente. El análisis de las tarifas resulta algo complejo debido a que son muy diferentes a las tarifas de CFE SSB y entre sí.

Es importante contar con el conocimiento y herramientas necesarias para analizar las diferentes tarifas e identificar los pros, contras y riesgos de cada una de ellas. Posteriormente viene la negociación del contrato, la cual es la parte más importante del proceso. No está de más decir, que hay que contar con el conocimiento y experiencia en negociación de contratos para obtener las condiciones más favorables para el cliente. Aconsejamos a las empresas que se apoyen en expertos que les puedan explicar completamente el contrato y que los apoye en la negociación, ya que para los suministradores esto es su día y día, por lo que cuentan con mayor poder de negociación.

Una empresa que factura mensualmente dos millones de pesos por consumo de energía eléctrica y firma un contrato de suministro con una vigencia de tres años, está negociando un contrato de setenta y dos millones de pesos. Para este mismo caso, actualmente esta empresa podría obtener un ahorro entre 2.4 a 7.2 millones de pesos anuales. Sin embargo, un mal análisis o una mala negociación de contrato podría llevar a la empresa a no obtener los resultados esperados y quedar desprotegidos ante eventualidades durante la vida del contrato.

Oportunidades para ahorrar en costos de electricidad las hay, pero está en cada empresa tomar la decisión de analizar las opciones de suministro que se encuentran disponibles, acompañados en el proceso por expertos.

El autor es socio y director comercial de EPSCON, firma que brinda asesoría en compra de energía eléctrica para empresa.



COLUMNAS ANTERIORES

Tendrá Femsa nuevo director general; asumirá Daniel Rodríguez el puesto en 2022
Alicia Galindo: La dependencia de la tecnología y el impacto global de la escasez de semiconductores

Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad de quien firma esta columna de opinión y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.