Monterrey

Acusan de fraude a familia Lobatón Bernard

Asegura litigante que se ha invertido en el proyecto 102 millones de pesos cuando el avance físico de la obra es de sólo de 39.8 millones de pesos.

El proyecto ejecutivo del Desarrollo Centro Ocampo, que incluye la tienda ancla Chinatown en el centro de Monterrey, lleva un retraso significativo que ha afectado la inversión original en el mismo, aunque sigue conforme a su diseño original y sin modificaciones, afirmó Fernando Castillo, representante legal de la empresa Desarrolladora Dragón Rojo.

Contrario a lo que representantes de la empresa Proyectos 9, socios en el fideicomiso constructor, han querido hacer ver ante la opinión pública, “no ha sido autorizado cambio alguno al proyecto enclavado en el cruce de Pino Suárez y Ocampo de la capital regiomontana”, aseguró Castillo quien compartió documentos en donde se acusa de fraude a socios de Proyectos 9.

Incluso, añadió el abogado, “las divergencias han obligado a entablar, desde 2020, una denuncia ante la Fiscalía General de Justicia de Nuevo León por administración fraudulenta y los que resulten contra accionistas y dueños de Proyectos 9, ante el incumplimiento de inversión en el proyecto inmobiliario”.

Ello, luego de que conforme a una evaluación preliminar, la Desarrolladora Dragón Rojo ha invertido a Desarrollo Centro Ocampo, 102 millones de pesos; mientras que el avance físico de la obra realizada por Proyectos 9, es sólo de 39.8 millones de pesos.

Afirmó que la versión de cambios por parte de Proyectos 9, “resultan carentes de veracidad y apartados de toda realidad, toda vez que el proyecto ejecutivo del Desarrollo Centro Ocampo, que forma parte del patrimonio del Fideicomiso de Administración, Inversión y Desarrollo Inmobiliario que se constituyó en la Institución de Crédito Scotiabank Inverlat el 04 de Septiembre de 2019 no ha sido autorizada modificación alguna por las partes del mismo y mucho menos por mis representadas”.

Lo anterior, prosiguió, “toda vez que a la fecha los representantes de la empresa desarrolladora Proyectos 9 han desviado recursos, en su beneficio personal, proporcionados por mis representadas, por el orden de 102 millones de pesos, lo que dio lugar a la presentación de una denuncia de índole penal en contra de dichos representantes de nombres José Aurelio Lobatón Bernard, David Ortega Fraire, Manuel Cano de Anda, y quien más resulte responsable por el delito de Administración Fraudulenta y los que resulten”.

ACUSAN DESVÍO DE RECURSOS DEL PROYECTO

Conforme a la querella interpuesta ante la Fiscalía nuevoleonesa, los demandados “dispusieron o emplearon de manera indebida recursos económicos aportados por Proyecto Dragón Rojo y Desarrolladora Dragón Rojo en el período comprendido del 20 de Diciembre de 2017 al 31 de octubre de 2019 para la construcción del área comercial del proyecto “Chinatown” en el desarrollo inmobiliario “Centro Ocampo” ubicado en Avenida Pino Suárez entre Ocampo e Hidalgo Centro de la Ciudad de Monterrey, Nuevo León, a cargo de Desarrollos Inmobiliarios Proyectos 9, de cuyos hechos se enteraron el 10 de Julio de 2020″.

De dichas acciones, consideró, “también pudieran llegar a constituir como resultado de la investigación, alteración de las condiciones del contrato de fideicomiso, suposición de operaciones o gastos inexistentes, o exagerando los reales, ocultación, retención o empleo indebido de valores o bienes, o a sabiendas realización de operaciones perjudiciales en agravio del patrimonio de las víctimas”.

Destacó también que “actualmente se integra la carpeta de investigación número 260/2020 ante la Unidad de Investigación número 4 Especializada en Delitos Patrimoniales de la Fiscalía General de Justicia del Estado, de la cual ya tienen conocimiento puesto que José Aurelio Lobaton Bernard fue citado el día 19 de Noviembre de 2020; Manuel Cano de Anda el día 20 de Noviembre de 2020 y David Ortega Freire el día 23 de Noviembre de 2020”.

En una fecha muy próxima, dicha Carpeta de Investigación será presentada al Juez de Control del Poder Judicial del Estado para proseguir así, la imputación de los querellados, añadió el litigante.

Se demuestra, afirmó Castillo, que “esa pretendida reconfiguración a la que aluden no es posible ni viable, ni mucho menos sería autorizada por parte de mis representadas por las razones expuestas”, concluyó.

Se buscó a representantes de Proyectos 9 para que hicieran alguna postura pero hasta el momento esto no ha sucedido.