Monterrey

Roberto Mercado Baidón: México y el gas natural

Existe una alta dependencia a la importación de este combustible.

Para México, el gas natural es el combustible más importante para la generación de energía eléctrica y también es muy importante para su industria.

El 60 por ciento de la energía eléctrica en México se genera en base a gas natural. Además de tener un costo mucho menor al de otros combustibles fósiles, es el que menos emisiones contaminantes produce.

Existe una alta dependencia a la importación de este combustible, debido a la caída de la producción doméstica que se ha venido dando desde el 2010 y a los precios atractivos que ofrece Texas. Todo México se enteró y muchos los vivimos, en febrero de este año hubo una interrupción al suministro eléctrico que algunos lo vivieron horas y otros días.

Durante la noche del 14 y madrugada del 15 de febrero se desconectaron diversas centrales de generación eléctrica en el norte y noreste del País, debido a la falta de suministro de gas natural y otras por fallas en la infraestructura provocadas por el clima. Debido a las bajas temperaturas y alta demanda de consumo de gas natural y energía eléctrica en los Estados Unidos, el precio del gas natural se fue incrementando desde el viernes 12 de febrero (más de un 200 por ciento). Al subir el precio de dicho combustible, CFE decidió parar su compra. El precio del gas natural se encontraba alrededor de los 3 dólares por unidad (millón de BTU) y en días posteriores, este llegó a subir a más 200 dólares. Salieron de operación un total de 20 centrales de generación entre públicas y privadas, las cuales suman un total de 6 mil 591.5 MW de capacidad.

Este déficit de generación en el norte del País fue compensado con generación del sur, proveniente de centrales hidroeléctricas, de diésel y combustóleo principalmente. También aportaron centrales del norte, de las cuales dos plantas renovables entraron con mil 500 MW. En total, se compensó 6 mil 441 MW de capacidad el 15 de febrero, sin embargo, se mantuvieron cortes rotativos de energía eléctrica en algunos estados para conservar el balance de carga-generación.

Debido a esta situación, gran parte de la industria se vio afectada por la falta de suministro de energía eléctrica y de gas natural, insumos vitales para la operación de las fábricas. El Centro Nacional de Control del Gas Natural (Cenagas) y proveedores notificaron restricciones de suministro de gas natural a los usuarios industriales, en algunos casos hasta del 99 por ciento.

La mayor parte de la industria en el norte del País estuvo operando a baja carga durante varios días, lo que significó una gran pérdida económica para las empresas. Según datos de la Cámara de la Industria de Transformación de Nuevo León (Caintra), mantener detenida la operación de la Industria de manufactura de dicho estado, representa una pérdida de más de 7 mil 200 millones de pesos. CFE Internacional y CFEnergía presentaron el 15 de febrero un plan con cuatro acciones estratégicas de corto plazo para la mitigación de riesgos asociados al comportamiento de los precios del gas natural, los cuales fueron: incluir almacenamiento en la estrategia comercial y operativa de la empresa, garantizar el suministro de otros combustibles sustitutos para la generación, adquirir gas natural licuado para fines de flexibilidad operativa y organizar y ejecutar una amplia estrategia de cobertura financiera para garantizar precios de los combustibles.

Como se mencionó anteriormente, CFE dejó de comprar gas natural debido al alza en sus precios, el haber contado con una cobertura financiera o una cobertura por un mayor volumen se pudo haber reducido el impacto en los hogares e industria. La interrupción de suministro de electricidad, de la magnitud en la que se dio la más reciente, realmente se encuentra fuera del alcance de la industria manufacturera poder prevenir o disminuir el impacto en sus operaciones. Habrá acciones preventivas que se pueden realizar para disminuir el tiempo de paro en sus procesos, pero no cuando es por horas o días. Algunas empresas no tuvieron la interrupción de electricidad durante este evento, pero dependiendo de la tarifa que tienen con su suministrador, pudieron verse afectados por los altos costos de gas natural o no.

Es importante mencionar que existe variedad de tarifas en el Suministro Calificado muy atractivas que te permiten obtener un ahorro. Nosotros como consultores en compra de energía eléctrica, en licitaciones recientes estamos viendo tarifas que ofrecen un ahorro entre el 10 y el 30 por ciento contra las tarifas de CFE Suministro Básico. Por la parte del suministro de gas natural, muchas empresas duraron días con una reducción importante de su suministro. Las empresas pueden contar con almacenamiento del combustible en sitio, pero no será suficiente para su operación continua.

En el caso de los hogares, muchos quedaron horas o días sin suministro de electricidad y agua, en días de temperaturas muy bajas. Definitivamente, el suministro de gas natural es un tema de seguridad nacional y en el que el Gobierno deberá mejorar su planeación y acciones, para que un evento de este tipo no vuelva a ocurrir o que su impacto sea mínimo.

El autor es Director Comercial de EPSCON, consultora especializada en aprovisionamiento de energía.

COLUMNAS ANTERIORES

Tendrá Femsa nuevo director general; asumirá Daniel Rodríguez el puesto en 2022
Alicia Galindo: La dependencia de la tecnología y el impacto global de la escasez de semiconductores

Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad de quien firma esta columna de opinión y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.