Mis Finanzas

Te decimos cómo hacer un presupuesto personal en seis pasos

Para tener tranquilidad y seguridad económica, es recomendable hacer un presupuesto personal para financiar de mejor manera tus gastos.

Es muy común que en algunos meses suceda que los gastos se salgan fuera de control. A veces no tenemos planeado cuánto podemos gastar y a veces los gastos se nos pueden salir de las manos.

Es por situaciones como ésta por las que hacer un presupuesto personal nos podría dar seguridad y tranquilidad sobre nuestra posición económica. Sin embargo, para hacer una que sea eficiente es necesario conocer y poner en ella los factores importantes.

De acuerdo con el Nacional Monte de Piedad, el método más común para realizar un presupuesto personal es la directriz 50-20-30, ya que permite distribuir de manera ordenada los ingresos. Lo números que componen el nombre de método se deben a los siguientes porcentajes:

- 50 por ciento de los ingresos deben de ir dirigidos a los gastos esenciales como los de servicios de luz y agua, la alimentación, el transporte, la educación, los gastos médicos, etc.

- 20 por ciento de los ingresos deben destinarse a las metas financieras como los ahorros, inversiones y los gastos para ganar deudas.

- El 30 por ciento de los ingresos restantes son los que se deben de aplicar en los gastos flexibles, es decir, todo aquello que se compra pero que no es realmente necesario, como el cine, los restaurantes y los viajes.

Tomando estos porcentajes en cuenta, se tiene que hacer una plantilla para calcular un aproximado de los ingresos y egresos que se tiene por mes, para así llevar un registro más organizado y así evitar un mal manejo de los gastos.

A continuación, listamos los pasos que necesitas para hacer este registro:

1. Cuatro factores importantes

Primero se tienen que dividir los presupuestos en cuatro diferentes columnas: descripción, valor estimado, valor real y diferencia.

2. Los ingresos

Bajo la columna de 'Descripción', se tienen que colocar todos los ingresos que se reciben anualmente, como los salarios, alquileres, pensiones o trabajos por cuenta propia. Al comenzar cada mes, bajo la columna de 'Valores Estimados' se pone lo que se piensa que se va a recibir por cada uno de esos factores de ingreso. Ya que acabe el mes, bajo la columna de 'Valores Reales' se va a poner lo que de verdad se recibió por esos factores.

3. Los ahorros e inversiones

Debajo de los ingresos ya anotados en la columna de 'Descripción', se tienen que anotar también los factores que generan una salida de dinero destinada a los ahorros e inversiones. A su lado, en el valor estimado, se hace lo mismo que con los ingresos y se pone la cantidad que se espera pagar en el mes por esos ahorros e inversiones.

4. Las deudas

En la misma columna de descripción, se tienen que ingresar también todos aquellas salidas de dinero relativas a los pagos de deudas, como las hipotecas y los préstamos.

5. Los gastos

Es recomendable que tanto las deudas como los ahorros vayan un poco más separados de los gastos, ya que así se podrán mantener el hábito de ahorro y del pago de la deuda. De esta forma el gasto mensual, que es la parte central del presupuesto, se afrentará de manera más ordenada. Al igual que con los ingresos, los gastos también se deben de calcular con el valor estimativo y con el valor real.

Cada cifra la pones en su columna correspondiente. A gastos nos referimos a aquellos gastos que regularmente se hacen, como la educación, los alimentos, el combustible, el transporte, etc. Por ser una estimación, los gastos no van a ser exactos, pero nos van a dar una idea de cuánto dinero nos quedaría de los ingresos después de haber aplicado esos gastos regulares.

6. Evaluación

Por último, se realiza una evaluación en donde se comparan los ingresos con los egresos. Esto nos permitirá detectar inmediatamente si hay algo que no cuadra con la planificación inicial. La clave de todo esto es que cuando se haya visto el comportamiento del dinero, este se pueda financiar de mejor manera.

Si hacemos esta plantilla no sólo podremos visualizar nuestros gastos de mejor manera, si no que también se podrán mejorar las finanzas personales, y pagar todas las cuentas, dejándonos la libertad de usar el resto del dinero para diversión y otros intereses personales.