Mis Finanzas

Así puedes librar la ‘cuesta de enero’ dando orden a tus finanzas

Este difícil periodo para la mayoría de los hogares puede ser enfrentado con un poco de planeación.

La mayoría de los mexicanos enfrentan la 'cuesta de enero' con los estragos que ha dejado la pandemia. Si bien este periodo será uno de los más duros para muchas familias, existen herramientas para enfrentar los gastos imprescindibles y obligatorios de los primeros meses del 2021, según especialistas.

El primer paso es calcular los ingresos que la familia tiene disponibles, mediante ahorros que hayan podido lograr y los salarios que perciban en enero. Después, hacer una suma de todos los gastos obligados, como son el pago de colegiaturas, servicios de agua, luz y teléfono, alimentación y transporte.

De esta forma, las familias podrán estimar si sus ingresos son suficientes para cubrir el gasto corriente o pensar en generar una nueva fuente de recursos o pedir un crédito con tasa de interés baja.


Pero si los ingresos fueran suficientes para cubrir ese gasto total o incluso llegaran a sobrar, las familias pueden considerarlos para los gastos que conviene pagar en enero por los descuentos que tienen, como es el recibo del predial y la tenencia. En el caso de predial hay descuentos del 10 por ciento si se paga durante enero, por ejemplo.

Asimismo, otro gasto que debe considerar en su presupuesto de los primeros meses del 2021 es el pago del seguro de su automóvil, la verificación y el pago de multas si llegara a tenerlas.

‘Cuesta’ atípica

Mario Di Costanzo, expresidente de la Condusef, destacó que la 'cuesta de enero' del 2021 es atípica respecto a otros años, ya que las perspectivas de empleo son inciertas por lo que en el consumo las familias deben buscar una nueva alternativa para generar ingresos extras, ser muy cuidadosas en su gasto y comprar solo lo que necesiten, así como liquidar las deudas que sean mas costosas.

"Deben evitar comprar los artículos que no sean necesarios y cubrir los gastos directos de manutención", mencionó.

El exfuncionario planteó que si las familias tienen una deuda en tarjeta y a la vez están pagando su crédito hipotecario pueden dar prioridad a la mensualidad de su casa habitación y acercarse al banco para reestructurar su plástico.

Y es que en algunos casos conviene tomar un crédito personal que ofrezca una tasa menor al de la tarjeta, para cubrir la deuda total de ese plástico.

"La sugerencia para las familias es que sean cuidadosas y austeras y que traten de generar un ahorro para imprevistos, que pueden relacionarse con salud y pérdida del empleo", mencionó.

Por otra parte, Di Costanzo advirtió que es necesario tener mucho cuidado al solicitar un crédito y verificar en el Sistema de Registro de Prestadores de Servicios Financieros (Sipres) de Condusef, que la entidad que otorga el crédito, sea una entidad financiera, y no un empresa que otorgue un 'crédito milagro'.

Este tipo de empresas intentan convencer a las familias de tomar el préstamo al ofrecerles no revisar el historial de crédito en el Buró, tasas bajas y pagos muy pequeños respecto al monto del financiamiento.

Luz María Silva, académica del ITAM, sugirió encontrar la forma de reducir todas las deudas o tratar de cubrir lo más que se pueda la más cara y mantener las otras pagando el mínimo, aunque no por mucho tiempo porque resulta muy costoso, ya que la tasa de interés de las tarjetas se aplica sobre el saldo total.