¿Cómo hacerle para que tu quincena te rinda más en 2020?
menu-trigger
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

¿Cómo hacerle para que tu quincena te rinda más en 2020?

COMPARTIR

···
menu-trigger

¿Cómo hacerle para que tu quincena te rinda más en 2020?

bulletTener cuentas separadas para el pago de deudas y otra para tus gastos de todos los días puede ayudarte a mejorar el rendimiento de tu sueldo e, incluso, empezar a ahorrar algo.

AP
02/01/2020
Al registrarte estás aceptando el aviso de privacidad y protección de datos. Puedes desuscribirte en cualquier momento.

Hacer un presupuesto puede ser algo aburrido, pero hay maneras de hacerlo más fácil. Aquí ofrecemos unos consejos de cómo llevar un registro de tus ingresos y egresos para poder tener tiempo y dinero para hacer las cosas que te divierten más.

Hay un sinnúmero de técnicas de presupuesto disponible, pero una de ellas es particularmente eficaz y fácil de recordar: La proporción 50/30/20.

Para ello deben tomarse en cuenta los gastos como la hipoteca, la renta, los pagos del carro y las cuentas de electricidad, así como los gastos más variables como viajes o los servicios de streaming.

Pero, ¿cómo funciona esta estrategia? Tomas tus ingresos y de ellos no gastas más de 50 por ciento a gastos fijos, como la hipoteca; destinas 20 por ciento a ahorros y cancelar deudas, mientras que el 30 por ciento restante lo puedes usar para varios gastos.

Es además un alivio porque este método te permite gastar dinero en cosas que son importantes para ti, tu familia o tu estilo de vida.

Una vez que tienes idea de tus gastos, empieza a llevar un registro.

"Es bueno tener una cuenta para pagar las facturas y una para los gastos", dijo Katie Brewer, una asesora financiera que trabaja en Your Richest Life.

"Nada de hacer trampa, lo que hay es lo que hay", advirtió.

Brewer sugiere dividir ese dinero según los porcentajes tan pronto cae en tu cuenta bancaria.

Robert López, asesor financiero y fundador de la compañía de planificación financiera FP Guidance, aboga a favor de una estrategia similar. Si bien algunas personas prefieren tenerlo todo en una sola cuenta bancaria, él dice que tener cuentas separadas para cosas separadas puede servir de ayuda, especialmente si le pone nombre.

Por ejemplo, uno puede tener una cuenta y llamarla 'Fondos para la luna de miel', de tal manera que no sacará plata de allí, a diferencia de si tuviera una cuenta de ahorros sin nombre.

Sin embargo, no hay que parar allí. Hay métodos para asegurarse de que uno no está gastando el dinero de la hipoteca en servicios de lujo.

López recomienda obtener tarjetas de distintos colores para distintas cuentas bancarias, si es que el banco ofrece esa opción. De tal manera que, por ejemplo, la tarjeta que usas para hacer 'el super' sea roja, pero la que usas para ir al cine o al teatro es azul. Seguidamente puedes verificar con la app de tu banco para cerciorarte que estás gastando en las categorías apropiadas.

Recuerda que tener una categoría para tus antojos en el presupuesto no significa que tienes que irte de vacaciones costosas o de frenesí de compras sin razón. López recomienda usarlo como incentivo para adherirse a la práctica presupuestaria correcta.

"Si dedicas todo tu presupuesto a las necesidades básicas, más pagar deudas, más ahorros, nunca te vas a divertir y no lo vas a seguir", afirmó.

Tu presupuesto es algo que va evolucionando constantemente y habrá meses que gastarás más, meses que gastarás menos. Por ejemplo, gastarás más dinero comprando regalos en diciembre que en marzo.

Brewer recomienda usar una tarjeta de débito en vez de una de crédito para los gastos variables, de tal manera que puedas ser proactivo y no reactivo. Una vez que te acostumbres, puedes volver a usar la tarjeta de crédito.

También es útil usar dinero en efectivo. Por ejemplo, si llevas solo una cantidad específica en efectivo a un concierto, sabes que no podrás gastar de eso en las playeras del recuerdo o en comida o cervezas.

Cada quien debe encontrar su método. Según Brewer, hacer un presupuesto es una destreza personal que se va desarrollando con el tiempo.