Trump espera que precios de crudo bajen más y que Arabia no recorte producción
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Trump espera que precios de crudo bajen más y que Arabia no recorte producción

COMPARTIR

···

Trump espera que precios de crudo bajen más y que Arabia no recorte producción

La respuesta de Donald Trump es una reacción a la declaración de Arabia Saudita que dijo que la OPEP y sus aliados coincidieron en la necesidad de reducir el suministro de crudo en 2019 en 1 millón de barriles por día.

Reuters
12/11/2018
Al registrarte estás aceptando elaviso de privacidad y protección de datos. Puedes desuscribirte en cualquier momento.

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, dijo este lunes que espera que no haya recortes en la producción mundial de petróleo, después de que Arabia Saudita sostuvo que la OPEP estaba considerando bajar el bombeo citando una merma en la demanda.

"Ojalá Arabia Saudita y la OPEP no recorten la producción de petróleo. Los precios del crudo deberían estar mucho más bajos en base a la oferta", sostuvo Trump en Twitter.

Más temprano en el día, el ministro de Energía de Arabia Saudita, Khalid al-Falih, declaró que la Organización de Países Exportadores de Petróleo y sus aliados coincidieron en que un análisis técnico muestra la necesidad de reducir el suministro de crudo el próximo año en torno a 1 millón de barriles por día (bpd) desde los niveles de octubre para equilibrar el mercado.

En un evento de la industria celebrado en Abu Dabi, Falih dijo que la demanda de los clientes saudíes en diciembre caerá en más de medio millón de barriles comprado con noviembre y que hay consenso sobre la necesidad de impedir un aumento de los inventarios petroleros.

"Si todas las cosas permanecen iguales, y seguramente no lo harán ya que las cosas cambiarán, es un mercado dinámico, entonces el análisis técnico que vimos ayer (...) nos dice que habrá que reducir la oferta desde los niveles de octubre cerca de un millón de barriles", dijo Falih.

"El consenso es que debemos hacer lo que sea necesario para equilibrar el mercado. Si eso significa recortar los suministros en un millón (bpd), lo haremos", agregó.

Las sanciones estadounidenses contra Irán eliminaron menos petróleo del esperado, dijo Falih. Washington ha otorgado exenciones a los mayores compradores de Irán. "Las sanciones no eliminaron tanto del mercado como se anticipó", puntualizó.

La OPEP -encabezada por Arabia Saudita- y aliados incluido Rusia decidieron en junio relajar los recortes al bombeo vigentes desde enero de 2017, luego de la presión del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, para reducir los precios del petróleo y compensar las pérdidas de suministro iraní.

Desde entonces, los precios del petróleo han sufrido presión bajista debido al aumento de suministros, a pesar de las nuevas sanciones de Washington a Teherán. Las previsiones de un excedente de suministro en 2019 y una demanda en desaceleración también han afectado al mercado.

Falih aseguró que Arabia Saudita no se está preparando para un quiebre de la Organización de Países Exportadores de Petróleo y que el grupo seguirá siendo durante largo tiempo el banco central global para el petróleo.

El principal centro de análisis financiado por Riad ha estado estudiando los posibles efectos sobre los mercados petroleros de una ruptura de la OPEP, reportó el diario The Wall Street Journal el jueves, citando a personas conocedoras del asunto.

Falih dijo que el organismo solo estaba intentando "aplicar un pensamiento creativo" y analizar todos los escenarios, agregando que el liderazgo saudí "no tiene contemplado eliminar la OPEP". "La OPEP es esencial para la estabilidad de los mercados petroleros", precisó.

El domingo, Falih anunció que su país planea reducir sus suministros de crudo al exterior en 500 mil barriles diarios en diciembre, en momentos en que el país enfrenta perspectivas inciertas en su intento de persuadir a otros productores a acordar un recorte coordinado del bombeo.

En este orden de ideas, el presidente ejecutivo la firma rusa Lukoil, Vagit Alekperov, aseguró que no hay necesidad de recortar el bombeo de crudo en el 2019.

Rusia es parte de un grupo de productores dentro y fuera del bloque OPEP que han controlado la producción de crudo en los últimos dos años con el objetivo de equilibrar el mercado.

"No le veo el sentido a un recorte ... Hasta ahora no veo ninguna necesidad para esto", dijo a periodistas en Abu Dabi. Lukoil es una de una serie de petroleras rusas que han incrementado su producción desde que el acuerdo fue revertido en junio.

La producción promedio diaria de Rusia se ha estancado en 11.39 millones de barriles entre el 1 y el 11 de noviembre, dijo una fuente familiarizada con los datos del Ministerio de Energía, levemente por debajo del máximo de 30 años alcanzado en octubre de 11.41 millones de barriles.

El nivel de octubre fue alrededor de 460 mil barriles de petróleo diarios más alto que los 10 mil 947 millones de barriles que había acordado producir inicialmente. Las petroleras rusas apoyaron la decisión de junio de elevar la producción ya que muchos habían puesto proyectos en espera debido a los recortes.

Los precios del crudo llegaron a subir más del por ciento este lunes, para después retroceder y alejarse de anotar su mayor avance intradiario en un mes tras los comentarios del ministro saudí.

El barril del crudo Brent de Londres caía 0.41 por ciento, a 69.91 dólares, mientras que el WTI de Nueva York bajan 0.76 por ciento, para cotizarse en 59.74 dólares.