Trump agradece a Arabia por caída de precios del petróleo
menu-trigger
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Trump agradece a Arabia por caída de precios del petróleo

COMPARTIR

···
menu-trigger

Trump agradece a Arabia por caída de precios del petróleo

bulletEl presidente estadounidense escribió en su cuenta de Twitter que la baja en los precios del crudo son como un gran recorte de impuestos para EU y el mundo.

Reuters
21/11/2018
Actualización 21/11/2018 - 10:16
Al registrarte estás aceptando el aviso de privacidad y protección de datos. Puedes desuscribirte en cualquier momento.

El presidente de Estados Unidos elogió este miércoles a Arabia Saudita por ayudar a bajar los precios del crudo, en un momento en que sube la presión para imponer sanciones más duras sobre su aliado en Oriente Medio tras la muerte del periodista disidente Jamal Khashoggi.

En un tuit, Donald Trump dio las gracias a Riad por el reciente declive en los precios del petróleo e instó a un descenso mayor, comparándolo con un "gran recorte de impuestos" que podría impulsar a las economías de Estados Unidos y del mundo.

Trump ha cargado en numerosas ocasiones contra los precios altos del crudo, ha criticado a la OPEP por su producción y presionó a Arabia Saudita para actuar.

Los precios del petróleo subían más de un 1 por ciento este miércoles, pero llevan cayendo varias semanas.

"Los precios del crudo están bajando. ¡Genial! Como un gran Recorte de Impuestos para Estados Unidos y el Mundo. ¡Disfruten! ¡Gracias Arabia Saudita, pero bajemos más!", escribió Trump en Twitter.

Trump se comprometió el martes a seguir siendo un "socio firme" de Arabia Saudita, aunque el príncipe heredero Mohammed bin Salman haya podido tener conocimiento del plan para matar a Khashoggi el mes pasado.

La CIA cree que la muerte de Khashoggi fue ordenada directamente por Mohammed bin Salman, líder de facto del país, según fuentes conocedoras del asunto.

Pese a la presión de varios legisladores estadounidenses para endurecer las sanciones, Trump aseguró que no cancelará los acuerdos militares con el reino, indicando que sería una medida "tonta" que solo beneficiaría a Rusia y China, competidores de Estados Unidos en el mercado armamentístico.