Rendimiento del Cete a 28 días sube a 8.3%, su mayor nivel en 13 años
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Rendimiento del Cete a 28 días sube a 8.3%, su mayor nivel en 13 años

COMPARTIR

···

Rendimiento del Cete a 28 días sube a 8.3%, su mayor nivel en 13 años

Los rendimientos del Cete a 28 y el bono a 30 años prácticamente se igualaron, situación que es una señal que apunta a un 'enfriamiento' en el crecimiento económico.

Esteban Rojas
05/06/2019
Actualización 05/06/2019 - 7:10
Al registrarte estás aceptando elaviso de privacidad y protección de datos. Puedes desuscribirte en cualquier momento.

En la subasta primaria de valores de deuda gubernamental se reportó un alza generalizada en instrumentos de deuda de corto plazo, particularmente en el Cete de 28 días, ante la exigencia de un mayor premio para su compra, debido a la mayor a versión al riesgo y a la expectativa en cuanto a la política monetaria que puede seguir el Banco de México (Banxico).

El rendimiento del Cete a plazo de 28 días registró un incremento de 25 puntos base que lo llevó a 8.30 por ciento, a un máximo no visto desde el 8 de diciembre del 2005, con base en información del Banco de México.

En tanto que los rendimientos de los Cetes a plazo de 91 y 182 días se ubicaron en 8.35 por ciento cada uno, lo cual implicó variaciones al alza de 10 y 9 puntos base.

La baja demanda en los instrumentos de corto plazo llevó a tener que dar un mayor premio para su compra.

Los Cetes de 28, 91 y 182 registraron una relación demanda a oferta de 1.78, 1.62 y 2.14 veces en cada caso, cifras que resultaron inferiores a las de 2.14, 2.26 y 2.27 veces anteriores, de acuerdo con el instituto central.

“En línea con nuestra expectativa, la demanda de los Cetes se vio deteriorada ante la combinación de un Banxico menos dovish y mayores riesgos geopolíticos (tensiones comerciales). Asimismo, la disminución de los recortes implícitos descontados en la curva de rendimientos ha resultado en mayores tasas de interés de corto plazo” sostiene los analistas de Banorte.

El alza en los rendimientos de corto plazo se da después del informe que sobre Inflación presentó el Banco de México, dado a conocer la semana pasada, y de la sorpresiva amenaza del Donald Trump de aplicar aranceles a las importaciones provenientes de México, a partir del próximo lunes, en dado caso de que no se llegue a un acuerdo antes de esa fecha en materia migratoria.

Mientras que en el horizonte de largo plazo, el Bono M de 30 años, con vencimiento en noviembre del 2047, fue colocado a una tasa de 8.36 por ciento, lo cual implicó una baja de 21 puntos base con respecto a la subasta anterior.

La razón de demanda a oferta se ubicó en 2.06 veces, mayor al 1.74 de la emisión previa, con base en datos de Banxico.

“Este instrumento observó una colocación favorecida por un respiro a activos locales en la sesión de hoy, impulsado por mejora en el apetito por riesgo a nivel global en un contexto donde los inversionistas reconocen una postura más flexible por parte de la Reserva Federal ante la escena comercial y otros factores de riesgo. Este contexto compensó el efecto de las amenazas comerciales de Estados Unidos y el incremento reciente en la prima de riesgo local” de acuerdo con analista de Banorte.

La combinación de un alza en los rendimientos de los instrumentos de deuda de corto plazo y la baja en la tasa del bono con un horizonte de vencimiento mayor, dio por resultado un aplanamiento en la curva de rendimientos, esto es una reducción en el diferencial entre ambas tasas.

El diferencial entre el rendimiento que paga el Cete 28 días con la del bono a 30 años, bajó a solamente 6 puntos base, en un nivel cercano a su mínimo histórico, al ubicar sus tasas en 8.30 y 8.36 por ciento, en cada caso.

La reducción en los diferenciales o en el aplanamiento de la curva, se interpreta en el mercado como una señal de menor crecimiento futuro.