¿Qué está en juego si Trump pone fin al pacto nuclear con Irán?
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

¿Qué está en juego si Trump pone fin al pacto nuclear con Irán?

COMPARTIR

···

¿Qué está en juego si Trump pone fin al pacto nuclear con Irán?

Si se confirma la salida de Estados Unidos e Irán reanuda su programa nuclear, el riesgo de enfrentamiento entre ambas naciones podría aumentar.

Bloomberg Por Lin Noueihed y David Wainer
27/04/2018
Actualización 08/05/2018 - 11:15
Donald Trump
Al registrarte estás aceptando elaviso de privacidad y protección de datos. Puedes desuscribirte en cualquier momento.

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, tenía hasta el 12 de mayo para decidir si sobrevivía un acuerdo nuclear con Irán que ha estado por años en construcción, con consecuencias que probablemente se sentirán desde las zonas de guerra de Medio Oriente hasta los mercados petroleros.

Sin embargo, este martes el mandatario estadounidense le dijo a su par francés, Emmanuel Macron, que Estados Unidos se retirará del acuerdo nuclear con Irán, según reportó el New York Times, citando a una fuente que fue informada de la conversación.

La fuente mencionó que Washington se prepara para reimponer todas las sanciones que había levantado y que impondría otras penalidades, informó el diario.

Si esto se confirma, y Trump se niega a seguir dispensando la imposición de sanciones en virtud del acuerdo de seis naciones alcanzado en 2015, existe una amenaza real de que Irán también se aleje.

Las potencias europeas están luchando para persuadir a Trump para preservar el acuerdo.

Pero, en realidad ¿que está en juego si no se logra un acuerdo y Estados Unidos se retira? Aquí te lo decimos.

1. Mercados de petróleo

Una "reactivación" de las sanciones a Irán por parte de Estados Unidos casi con seguridad reduciría las exportaciones de petróleo de Irán, lo que ampliará aún más un mercado petrolero que ha visto subir los precios un 11 por ciento este año. Lo que es más incierto es exactamente cuánto caerían los envíos.

Una encuesta reciente de Bloomberg predijo que las exportaciones iraníes se reducirían en 500 mil barriles por día. Irán actualmente está enviando poco más de 2 millones de barriles por día. Más de la mitad se dirige a China e India, mientras que las naciones de la Unión Europea actualmente compran aproximadamente una cuarta parte.

Aunque Estados Unidos no compra petróleo iraní, eso podría no importar. Si las sanciones estadounidenses ponen a los bancos, compañías navieras, refinadores, aseguradoras y puertos en riesgo de perder acceso al sistema bancario mundial, tendrían poca opción más que terminar su relación con Irán. Mucho depende de si Trump ofrece exenciones.

2. Haciendo negocios

Una reanudación de las sanciones de Estados Unidos podría descarrilar decenas de miles de millones de dólares en negocios.

Si bien la salida de Estados Unidos no puede hacer que los acuerdos firmados sean ilegales, las nuevas sanciones harían riesgoso para las compañías internacionales continuar trabajando en Irán debido a posibles ramificaciones para sus negocios o transacciones bancarias con Estados Unidos.

No son solo las empresas involucradas en Irán las que están preocupadas. En privado, los líderes empresariales se preocupan cada vez más por el creciente riesgo de conflicto en la región si Irán reanuda el enriquecimiento de uranio en respuesta a la retirada estadounidense, y lo que eso podría significar para el comercio mundial.

3. Equilibro energético global

En el escenario internacional, los principales ganadores de la rectivación de las sanciones estadounidenses podrían ser otros dos signatarios del acuerdo: China y Rusia, cuya influencia se ha extendido gradualmente en Medio Oriente a medida que el país estadounidense ha reducido su participación.

Rusia ya está luchando, y ganando, en el mismo lado que Irán en el conflicto de Siria. Y los temores entre los inversores europeos y estadounidenses podrían augurar un nuevo auge para algunas empresas chinas, que ya son inversores importantes en Irán, donde han firmado acuerdos multimillonarios en los sectores del petróleo, la industria y el transporte.

4. Riesgos nucleares

El colapso del acuerdo podría obstaculizar los esfuerzos de desnuclearización, y no solo en Medio Oriente.

El ministro de Relaciones Exteriores de Irán, Mohammad Javad Zarif, advirtió esta semana que si Estados Unidos se retira, su país podría reanudar su programa nuclear.

Los funcionarios iraníes también han amenazado con abandonar el Tratado de No Proliferación si el acuerdo colapsa. Irán niega que su enriquecimiento de uranio tuviera como objetivo fabricar armas como ha acusado el mandatario estadounidense.

Corea del Norte, que sí tiene un arsenal nuclear, seguirá de cerca los acontecimientos. Abandonar un pacto que Estados Unidos ayudó a moldear podría socavar la credibilidad de la nación en la mesa de negociaciones, en un contexto en que busca la desnuclearización en la península de Corea.

El acuerdo de 2015 impone restricciones a Irán que le impiden fabricar una bomba, a cambio de la eliminación de la mayor parte de las sanciones estadounidenses e internacionales.

5. Dinámica política iraní

Un colapso del acuerdo nuclear sería un golpe para el presidente iraní Hassan Rouhani y los reformistas que abogaron por un acuerdo diplomático para el enfrentamiento nuclear que había dejado a Irán cada vez más aislado.

El acuerdo nuclear es un raro logro concreto para Rouhani, quien fue reelegido el año pasado pero se ha visto debilitado por las manifestaciones, una crisis monetaria y problemas en el sector bancario.

6. Riesgo de conflicto

Si el acuerdo colapsa e Irán reanuda su programa nuclear, el riesgo de enfrentamiento podría aumentar.

Los principales aliados en Medio Oriente de Washington - Israel y Arabia Saudita- están decididos a revertir la influencia iraní en su vecindario. Israel en el pasado ha amenazado con bombardear sitios nucleares iraníes para evitar que obtenga una capacidad armamentística.

El potencial para un conflicto más amplio se ve agravado por la guerra en Siria, que ya ha atraído a Irán, Hezbollah del Líbano, Rusia, Estados Unidos, Turquía e Israel.

7. Desafiar a EU

La cantidad de turbulencias, especialmente para las empresas, dependerá de cómo Irán y otras potencias respondan ante cualquier salida de Estados Unidos.

"Si los estadounidenses terminan por abandonar el acuerdo, pero el resto del mundo es capaz de decir ’nos apegamos a nuestro enfoque’, entonces esto podría no ser tan catastrófico para las inversiones en Irán", dijo Alex Vatanka, alto miembro del Instituto de Medio Oriente, en Washington.