Próximos reportes del 1T19 en México incluirán estas nuevas reglas financieras
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Próximos reportes del 1T19 en México incluirán estas nuevas reglas financieras

COMPARTIR

···

Próximos reportes del 1T19 en México incluirán estas nuevas reglas financieras

Omar Esquivel, socio auditor en Deloitte, explicó que las Normas Internacionales de Información Financiera 16 estarán integradas en los próximos documentos de las emisoras.

Rubén Rivera
15/04/2019
Actualización 15/04/2019 - 14:58
Al registrarte estás aceptando elaviso de privacidad y protección de datos. Puedes desuscribirte en cualquier momento.

Con la temporada de resultados del primer trimestre del año en puerta (1T19), las Normas Internacionales de Información Financiera 16, o NIIF 16, ya estarán integrados en la presentación de los próximos reportes de la emisoras del mercado mexicano, esto es en lo que concierne al arrendamiento.

“Con el objetivo de unificar criterios, ser más transparentes, alinearse con las tendencias globales y dar mayor certeza al público inversionista, se asumen nuevas reglas que se verán reflejadas en el balance de resultados”, explicó este lunes Omar Esquivel, socio auditor en Deloitte, durante un evento en la Bolsa Mexicana de Valores.

Esta nueva regulación se reflejará en la forma de presentar los contratos de arrendamiento, es decir, en aquellos por los que se transfieren a los arrendatarios el derecho a usar un activo por un periodo de tiempo determinado a cambio de una serie de pagos.

De este modo, en el activo se incluye el derecho de uso del bien, que se mide al costo de ese derecho, mientras que en el pasivo, los pagos que se tendrán que hacer de acuerdo con la vigencia del contrato de arrendamiento, en valor presente.

Esquivel detalló que a partir de este trimestre todos los contratos de arrendamiento se tendrán que reflejar en el balance de resultados, como activos y pasivos, situación que impactará el balance de resultados de las emisoras.

Este cambio tendrá efectos en los flujos de efectivo, así como en el EBITDA y en el gasto financiero.

A pesar de ello, Esquivel descartó que la modificación afecte realmente las valuaciones de las emisoras, aunque sí se prevé un incremento de los EBITDA.

“Una valuación que esté bien hecha no se debería mover porque seguiría valiendo lo mismo, son efectos contables en la presentación de cifras. Si tú estabas viendo una cifra y no estaban haciendo el ajuste, probablemente en los números parecería que sube”, comentó Esquivel.

Entre las empresas que mayores impactos verán por estos cambios serán las relacionadas con sectores como el retail, industrial y aerolíneas, que rentan distintos espacios físicos o material equipo para su operación.

Antes del uso de estos nuevos requerimientos contables, el arrendamiento se reflejaba de forma lineal y solo se reflejaba como un gasto.

Rafael Vázquez, subdirector de emisoras del Grupo Bolsa Mexicana de Valores explicó que los contratos de arrendamientos les sirven a las empresas para acceder a activos u obtener financiamiento.

Con la adopción de este enfoque, las empresas analizarán si les conviene comprar el bien o arrendarlo.

Ambos especialistas coincidieron en que las empresas están listas para los cambios, pero que enfrentarán retos importantes en materia financiera, operativa y comercial, para las que deberán clasificar cada uno de sus contratos de arrendamiento.