Petróleo mexicano frena caídas y sube 21.73%, a 17.70 dólares por barril
menu-trigger
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Petróleo mexicano frena caídas y sube 21.73%, a 17.70 dólares por barril

COMPARTIR

···
menu-trigger

Petróleo mexicano frena caídas y sube 21.73%, a 17.70 dólares por barril

bulletEl alza del crudo mexicano sigue a la recuperación de los precios de los referentes en EU y Londres.

Redacción
19/03/2020
Al registrarte estás aceptando el aviso de privacidad y protección de datos. Puedes desuscribirte en cualquier momento.

El petróleo mexicano subió 21.73 por ciento, a 17.70 dólares por barril, de acuerdo con información de Petróleos Mexicanos (Pemex) dada a conocer este jueves.

Esto se da luego de que más temprano se informara que ayer tuvo una caída de 22.57 por ciento, a los 14.54 dólares por barril .

En los mercados internacionales, el precio del referencial internacional Brent cerró en 28.17 dólares por barril, un avance de 13.22 por ciento. En tanto que el estadounidense WTI llegó a los 23.81 dólares por barril, un alza de 23.81 por ciento.

El petróleo subió este jueves más que nunca en Nueva York cuando el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, dijo que podría involucrarse en el enfrentamiento entre Arabia Saudita y Rusia que ha sacudido los mercados de crudo.

Los futuros de Estados Unidos subieron 24 por ciento, la mayor cantidad desde que comenzaron las operaciones en 1983.

Los precios siguen bajando este año, y la caída se aceleró luego de una reunión fallida de la OPEP+ a principios de marzo, después de la cual los principales productores entraron en una batalla, comprometiéndose a bombear más, justo cuando la crisis del coronavirus aplasta la demanda.

Trump apuntó que estaba buscando un "punto medio" en el callejón sin salida.

"Es muy devastador para Rusia, porque toda la economía se basa en eso y tienen los precios más bajos en décadas", dijo. “Diría que es muy malo para Arabia Saudita. Pero están en una pelea, están en una pelea por el precio, están en una pelea por la producción. En el momento apropiado me involucraré ".

"La participación de Trump estaba destinada a suceder con la amenaza existente para la industria petrolera", dijo Walter Zimmermann, estratega técnico jefe de ICAP Technical Analysis. "Sin embargo, este rebote puede no tener futuro a menos que Arabia Saudita y Rusia dejen de excavar".

Anteriormente, Estados Unidos dijo que daría inicio a su compromiso de llenar su Reserva Estratégica de Petróleo comprando 30 millones de barriles de petróleo estadounidense.

También se están revelando signos de estrés debido a la caída del petróleo en Oriente Medio y otras partes del mundo. El petróleo canadiense está en un mínimo histórico y algunos campos del Mar del Norte se están volviendo poco rentables.

Mientras tanto, los responsables políticos de todo el mundo están tratando de fortalecer las economías contra el impacto de la pandemia de coronavirus.

Los sauditas ordenaron a la estatal Aramco que mantuviera la producción en un récord de 12.3 millones de barriles por día durante los próximos meses. Pero este jueves, en un movimiento sorpresivo, tanto el reino como Irak redujeron los descuentos en los costos de flete que dan a los clientes, elevando efectivamente los precios.

A pesar de la posibilidad de que EU intervenga en Riad y la batalla de precios de Moscú, se vislumbra el temor a la caída de la demanda por el virus. "No creo que esto haya terminado todavía", dijo Bart Melek, jefe de estrategia de materias primas de TD Securities. “Incluso si los sauditas cortan aquí, no importa mucho. Todavía tenemos algunos números de demanda muy malos debido al COVID-19. La demanda podría caer de 10 a 11 millones de barriles por día”.

La mayor oferta está afectando cada vez más la estructura del mercado petrolero. Los últimos seis meses del Brent fueron los más bajistas desde 2009, lo que indica un gran exceso. Como resultado, los comerciantes están considerando oportunidades lucrativas de almacenar petróleo en buques cisterna y esperan venderlo luego con ganancias.

Con la debilidad del precio del crudo cada vez más arraigada, los comerciantes están tratando cada vez más de evaluar el impacto en la producción estadounidense este año. Este jueves, un barril de petróleo Pérmico fue más barato que una comida en un restaurante de carnes en el corazón de la región central de Midland, una señal de que los productores están luchando para cubrir sus costos operativos.

Con información de Bloomberg