Brent y WTI recortan ganancias iniciales pero consiguen una sesión al alza
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Brent y WTI recortan ganancias iniciales pero consiguen una sesión al alza

COMPARTIR

···

Brent y WTI recortan ganancias iniciales pero consiguen una sesión al alza

Dados los niveles de volatilidad en los precios del último mes, un movimiento diario de 2 dólares no es otra cosa que una continuación de esa volatilidad, dijo un experto.

En 2018 el WTI se desplomó casi 25% y el Brent 19.5%, su primer año de pérdidas desde 2015 ante la preocupación por la elevada oferta y señales dispares sobre las sanciones de EU contra Irán.

02/01/2019
Actualización 02/01/2019 - 14:21
Al registrarte estás aceptando el aviso de privacidad y protección de datos. Puedes desuscribirte en cualquier momento.

Los precios del petróleo subieron con fuerza este miércoles, alcanzando un alza de 4 por ciento. Sin embargo, operadores dijeron que las preocupaciones sobre un mayor bombeo y la ansiedad por una desaceleración económica mantuvieron contenidos los avances.

El Brent ganaba 2.38 dólares, equivalentes a 4.4 por ciento, a 56.18 dólares el barril, tras venir desde 52.51 dólares. El West Texas Intermediate subía 2.09 dólares, igual a 4.56 por ciento, a 47.50 dólares por barril, su máximo nivel en la jornada, después de bajar hasta 44.35 dólares.

Al final del día ambos crudos, el WTI y el Brent, recortaron un poco sus ganancias y terminaron con sendas alzas de 1.13 y 1.11 dólares, o 2.49 y 2.06 por ciento, en cada caso, con un precio de cierre de 46.54 y 54.91 dólares por barril.

"Dados los niveles de volatilidad en los precios que hemos visto en el último mes, un movimiento diario de 2 dólares no es otra cosa que una continuación de esa volatilidad", dijo Gene McGillian, vicepresidente de investigación de mercado de Tradition Energy en Stamford, Connecticut.

Los futuros del petróleo se vieron impulsados por algunas ganancias en Wall Street, donde el índice Nasdaq pasó a terreno positivo tras su baja en el inicio de la rueda.

Reportes publicados este miércoles mostraron que la producción petrolera rusa alcanzó un máximo posterior a la era soviética en 2018 y que las exportaciones de crudo iraquí aumentaron en diciembre. El lunes, datos oficiales mostraron que la producción de petróleo estadounidense tocó un máximo histórico en octubre.

"Los augurios están lejos de ser alentadores", dijo Stephen Brennock, analista de PVM, sobre el panorama de precios para 2019, con base a la creciente producción de exportadores no OPEP y a la probabilidad de que crezcan más los inventarios. "La actual tendencia negativa se mantendrá en el corto plazo".

El barril cerró su primer año de pérdidas desde 2015 ante la creciente preocupación por el superávit y señales dispares sobre las sanciones de Estados Unidos contra Irán. En 2018 el WTI se desplomó casi un 25 por ciento, mientras que el Brent se hundió 19.5 por ciento.

Una mayor extracción de esquisto ha ayudado a Estados Unidos a convertirse en el mayor productor petrolero del mundo, por sobre de Arabia Saudita y Rusia. La producción de esos tres países se ha ubicado cerca de máximos.

Aumentando la preocupación por la economía una serie de índices de gerentes de compra para diciembre mostró declives o desaceleraciones en la actividad manufacturera en Asia.

China emitió el miércoles su primera serie de cuotas para la importación de crudo 2019. El volumen es inferior a las cuotas del año pasado, aunque se espera que los volúmenes suban más adelante en el año.