Mercados

Peso inicia Semana Santa 'con cautela' frente al dólar

La moneda mexicana se depreció 0.12% este lunes. Te contamos más detalles.

Este lunes, los mercados se preparan para una semana corta de operación, cuando la cautela sigue cautivando a los inversionistas. El peso se vio vulnerable de la negativa percepción de riesgo global en medio de un dólar ligeramente fuerte y cuando las acciones estadounidenses retrocedieron.

De acuerdo con datos del Banco de México, el peso se depreció 0.12 por ciento a 20.6230 unidades por dólar.

En ventanilla bancaria, el dólar se vende en 21.04 pesos, según Citibanamex.


El índice Bloomberg, que mide la fortaleza, del billete verde frente a una canasta de diez divisas, subió 0.27 por ciento, a mil 150 puntos.

El peso mexicano se sitúa como la tercera divisa más depreciada en la canasta amplia de monedas, siendo el peso chileno el que muestra una mayor depreciación de 1.24 por ciento seguida de la lira turca con 1.05 por ciento.

Los mercados accionarios apuntaron a una sesión mixta, inclinados a los negativos, con Europa al alza, pero con pérdidas en el S&P500, tasas de bonos gubernamentales a la baja y dólar con sesgo al alza, ante mayor cautela tras operaciones en bloque de Archegos Capital al cierre de la semana pasada que se debieron a problemas para cumplir con llamadas de margen, generando nerviosismo de pérdidas que podrían afectar a otras instituciones.

Por otra parte, hay una mayor percepción de riesgo sobre México, como consecuencia de la iniciativa de reforma a la Ley de Hidrocarburos, que de aprobarse, daría al Gobierno la posibilidad de suspender permisos en materia de hidrocarburos "para fin de garantizar los intereses de la Nación", incluyendo los permisos de importación, comercialización, almacenamiento, etcétera.

Asimismo, la reforma permitiría al Gobierno contratar a Pemex para operar las instalaciones que se encuentren bajo "la ocupación temporal, la intervención o la suspensión" prevista en la iniciativa.

La reforma incrementa la incertidumbre en el mercado energético de México y pone en riesgo la inversión privada en el sector, explicó Gabriela Siller, directora de análisis económico y financiero de Banco Base.