Negociación de Fibra E será más fácil que con bonos del NAIM, según expertos
menu-trigger
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Negociación de Fibra E será más fácil que con bonos del NAIM, según expertos

COMPARTIR

···
menu-trigger

Negociación de Fibra E será más fácil que con bonos del NAIM, según expertos

bulletEn principio, la Fibra E se emitió bajo la legislación mexicana y aquí el gobierno tiene mucho apalancamiento en la negociación.

Clara Zepeda
11/12/2018
Actualización 11/12/2018 - 7:09
Al registrarte estás aceptando el aviso de privacidad y protección de datos. Puedes desuscribirte en cualquier momento.

La cancelación del NAIM está lejos de terminar para el gobierno federal, sin embargo, habrá negociaciones más sencillas que otras, aseguran especialistas.

La administración deberá ahora llegar a un acuerdo con los inversionistas de la Fibra E (FNAIM) para que los recursos levantados a través de ese instrumento en la Bolsa Mexicana de Valores se puedan usar para pagar los bonos emitidos en el extranjero

Según Rubén Domínguez, economista en jefe de GACS, Fibra E está dentro de la legislación mexicana y aquí el gobierno tiene mucho apalancamiento en la negociación, a diferencia de los bonos, que están bajo la legislación de Estados Unidos.

“Allá te demandan el incumplimiento y puede generar que se considere un default técnico. Aquí es diferente. Las negociaciones con los inversionistas serán un poco triviales, ya que estos no podrán hacer mucho, a menos que quieran una relación complicada con el nuevo gobierno”, dijo Domínguez.

“Siendo muy pragmáticos, los recursos que se levantaron de Fibra E sí lo pueden usar para el pago de bonos, destino que no era el pactado. Habrá mecanismos legales para lograrlo, pero sí pueden hacerlo. No es una decisión en automático. La verdad es que luego son términos muy técnicos y complicados”, aseveró Domínguez.

El pasado 26 de marzo se realizó la oferta de la FNAIM por un total de 300 millones de certificados bursátiles fiduciarios de inversión en energía e infraestructura (CBFEs), lo que equivalió a 30 mil millones de pesos. El 98.92 por ciento de la oferta se colocó en México y el 1.08 por ciento restante en los mercados extranjeros.

Según el prospecto de colocación de Fibra E (FNAIM), los riesgos más significativos son que “no se puede asegurar que los objetivos de inversión del Fideicomiso se cumplirán o que los tenedores recibirán rendimientos sobre su capital”. Asimismo, “los cambios en las leyes, reglamentos y decretos en México, así como a las políticas del gobierno de México podrían tener un impacto adverso en los resultados de las operaciones de AICM.”

Guillermo Barba, analista independiente de la Nueva Escuela Austriaca de Economía, describió que el Fideicomiso del Aeropuerto tiene en la “panza” los recursos de las emisiones de bonos y de la Fibra E.

“Arreglarse con los inversionistas de Fibra E es más sencillo que con los bonistas, por el tipo de inversionista, la exposición nacional y no internacional y la forma en la que fueron colocados (…) Lo que a mí me preocupa es si los recursos que tiene el Fideicomiso van a ser los suficientes para cumplir con los bonistas, a los que se les recompre y para pagarles a la Fibra E, el gobierno dice que sí alcanza. Esos recursos que se recaudaron ya fueron empleados en gran parte. Lo que ya se gastó, más lo que se le debe a los constructores, a los de Fibra E y bonos, de dónde van a salir los recursos”, sentenció Barba.

Para Sergio Chagoya, socio de Santamarina y Steta, a cargo del área de Infraestructura y Finanzas Públicas, legalmente se puede hacer una negociación en donde los recursos de la oferta de la Fibra no sean utilizados para los fines iniciales y darle una viabilidad a una negociación exitosa, en donde todas las partes queden ‘conformes’.

Placeholder block